El consejo: ¿debo beber mientras corro?

División de opiniones entre los expertos en la materia.
Hernán Silván -
El consejo: ¿debo beber mientras corro?
El consejo: ¿debo beber mientras corro?

Pregunta

¿Por qué ahora se dice tanto que tengamos cuidado y no bebamos mucha agua, cuando antes acostumbraban a echarnos la bronca a los corredores que apenas bebíamos en carrera? 

Respuesta

Parece ser que circula por ahí una entrevista radiofónica en la que un afamado presentador de las nocturnas ondas deportivas pregunta a un doctor sobre la necesidad de hidratarse convenientemente a la hora de hacer ejercicio físico. En un momento de la misma el médico saca a relucir un estudio realizado en un famoso maratón norteamericano según el cual se justifica que beber un exceso de líquido sin electrolitos, es decir, de agua sin más, puede ocasionar una dilución de la cantidad relativa de minerales que ya tenemos en el cuerpo, y que órganos como la fibra muscular cardiaca, que tanto necesitan un equilibrio mineral fino para funcionar correctamente, podrían verse afectados fatalmente. Yo no sé si esto, poco antes de que comience el buen tiempo, puede formar parte de una campaña para vender más bebidas con electrolitos (hecho que se va a producir con el aumento de la temperatura con o sin entrevista de por medio) o ha sido simplemente una casualidad, teniendo en cuenta que el estudio de marras fue publicado… en 2003. 

Pienso que es cierto que se necesita beber bastante líquido cuando corremos en verano, máxime teniendo en cuenta que la sensación de sed en el humano sucede bastante tiempo después del momento real de necesidad de líquido. Pero, como todo en la vida, el uso es bueno y el abuso una aberración. 

Cuando yo competía en los años ochenta, muchos laboratorios de dietética comenzaron a sacar bebidas electrolíticas. Algunos de de esos productos nos daban unas diarreas de muerte y otros tenían un sabor ciertamente repugnante (eran los comienzos de este tipo de complementos). Pero lo que muchos de nosotros no nos imaginábamos es que, al final, serían las archiconocidas marcas de refrescos gaseosos las que se llevaran el gato al agua en el sabroso mercado de las bebidas isotónicas. 

Dados sus oscuros intereses, no me creo nada. Mi consejo es que es muy importante beber cuando corramos, pero sin hincharnos. Después de más de treinta años de corredor mesetario tuve que aprender, en la época en que trabajaba como médico deportivo en Valencia, a beber pequeñas cantidades de agua durante el recorrido, incluso entrenando en rodaje. Esa maravilla para cualquier corredor que es el cauce antiguo del Turia está jalonado de fuentes donde es obligatoria la liturgia de beber cada cierto tiempo. 

Las condiciones de humedad y calor de la capital mediterránea así lo pedían. No beber en medio del entrenamiento, siguiendo la costumbre aprendida en Madrid, era sinónimo de “pájara”. Mi respuesta es: las modas pasan, el sentido común y el correr con cabeza perduran. 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...