El consejo: ¿Qué hago con ese pinzamiento en el nervio ciático?

Nuestro médico te da todas las claves de esta lesión.
Hernán Silván -
El consejo: ¿Qué hago con ese pinzamiento en el nervio ciático?
El consejo: ¿Qué hago con ese pinzamiento en el nervio ciático?

Pregunta

Sufro un pinzamiento en el nervio ciático que me impide correr con normalidad. La sensación es como si tuviera una compresión muscular que llega al nervio y no pasa del muslo. Me he hecho todo tipo de pruebas (resonancias, electromiografías, ecografía de los isquiotibiales), pero en ninguna de ellas se observa problema alguno. No sé hacia dónde ir, ni cómo debo tratar el problema. ¿Qué me aconsejas?

Respuesta

Muchas veces hemos tratado en esta tribuna los síndromes compresivos de origen muscular, en especial los relativos a las compresiones que ejercen los músculos rotadores de la cadera. El más popular origen de “falsa ciática” es la compresión de este potente nervio a su salida por los laterales del hueso sacro hacia la zona glútea. Ello condiciona la existencia de un fuerte dolor a la presión en la zona central del glúteo mayor que, incluso, puede irradiar muslo abajo, y digo muslo porque nunca llega más allá de la parte posterior de la rodilla, esto es , que no baja a la pierna o al pie como lo hacen las verdaderas ciáticas de origen discal. Se denomina “síndrome del piramidal” a la compresión que uno de estos músculos rotadores, el piriforme o piramidal de la pelvis, ejerce sobre el gran nervio ciático, y es una situación clínica bastante frecuente en corredores. Este tipo de dolencias, los médicos de cabecera las verán menos y los traumatólogos no deportivos podrán tener dificultad para identificarlas como tal. 

Mi consejo siempre es el mismo: un buen terapeuta manual debe aplicar la correspondiente manipulación pélvica del hueso sacro (en mis cursos de Terapia Manual veo que muchos dicen hacerla bien -médicos o fisioterapeutas son mis dos únicos tipos de alumnos- pero pocos lo consiguen) y después se debe realizar una correcta enseñanza de los ejercicios de estiramiento al corredor (muchos atletas dicen estirar bien este músculo, pero pocos matizan y completan bien este estiramiento, es relativamente fácil equivocarte con otros rotadores como glúteo medio, mayor o menor). 

Respecto a las pruebas complementarias todas van a salir negativas. El buen médico no es el que interpreta pruebas auxiliares y de ahí deduce qué tiene el paciente, más bien se trata de que, en primer lugar, explore y se tome su tiempo buscando síntomas y signos clínicos que junto al interrogatorio al paciente van a orientarle por dónde van los tiros. Luego, y sólo en caso de duda, que pida esas pruebas. Por desgracia para tí, estimado corredor, este síndrome compresivo que padeces y que se diagnostica con las manos te lo han diagnosticado con los ojos. El tratamiento también es con las manos y no con fármacos. 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...