Tener las caderas débiles puede ser un grano en el culo si corres

Un estudio relaciona la debilidad de los músculos estabilizadores en sujetos con lesión de los tendones del glúteo.
Cindy Kuzma -
Tener las caderas débiles puede ser un grano en el culo si corres
Caderas débiles = Lesión en el Culo

Tener unos fuertes abductores de cadera - músculos estabilizadores situados a ambos lados de tu pelvis - no te asegura piropos en el gimnasio. Pero un nuevo estudio sugiere además de que te permitirán correr sin lesiones.

Un grupo de investigadores australiano realizó mediciones de la fuerza en la cadera en 50 sujetos con tendinopatía glútea (una lesión en el tendón que conecta los músculos del glúteo con el hueso de la cadera), y 50 sujetos sin lesión. Los lesionados mostraban debilidad en sus abductores de cadera, un grupo muscular encargado de estabilizar la pelvis mientras avanzas.

Aunque los síntomas de los participantes del estudio sólo se daban en una cadera, la debilidad muscular se manifestó en ambas, según la investigadora jefe Kim Allison, miembro del departamiento de fisioterapia de la Universidad de Melbourne. Sus resultados se publicaron en el boletín Medicine & Science in Sports & Exercise.

Dado que el estudio sólo se fijaba en un único momento, los investigadores no pueden asegurar si la debilidad fue la causa o el resultado de la lesión del tendón. Pero Allison comentó que es posible que primero viniera la debilidad, provocando que la pelvis descendiera, cambiara de posición y añadiera tensión a los tejidos circundantes.

Publicidad

Después de muchas zancadas, este patrón “acaba comprimiendo los tendones del glúteo contra el trocánter mayor, la protuberancia ósea al lado de la cadera en la que se insertan los tendones”, comentó a Runner’s World en un correo. A lo largo del tiempo, el rozamiento desgasta el tendón, lo que causa dolor y acaba por lesionarlo completamente.

Entre los síntomas de la tendinopatía glútea se incluye el dolor de cadera al caminar o subir escaleras, así como un punto doloroso en el hueso de la cadera. Si los estás sufriendo, acude a un médico para que te diagnostique y te recomiende el tratamiento adecuado. “Una vez afecta al tendón, hay que tener en cuenta la cantidad y el tiempo de carga de los ejercicios de fortalecimiento”, según Allison.

En el caso de los corredores no lesionados, el estudio afianza la teoría de que unas caderas, glúteos y abdominales fuertes mantiene a la pelvis alineada de modo correcto, con lo que la carga se distribuye hacia las rodillas y tobillos, comentó Allison. Una buena rutina de fortalecimiento de caderas endurecerá tus estabilizadores.

Publicidad
Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...