Cuidado con los problemas en los tendones

Suelen aparecer por debilidad en la musculatura y pueden obligarte a parar de correr si no te proteges bien.
runners.es -
Cuidado con los problemas en los tendones
Cuidado con los tendones

Los músculos que recorren la parte trasera del muslo doblan nuestras rodillas, estiran nuestras piernas, nos suben por cuestas y nos dan el impulso en la línea final, así que cuando están demasiado tirantes o flojos lo notamos en nuestro rendimiento. El siete por ciento de nuestros encuestados afirman haber tenido molestias de tendones en el año pasado.

¿QUIÉN CORRE EL RIESGO?

Los problemas en los tendones suelen aparecer porque estos músculos son débiles, a menudo por ser demasiado largos o demasiado cortos. Aunque parezca difícil de creer, aquellas personas con mucha flexibilidad son propensas a padecer problemas de tendones, porque sus músculos están excesivamente estirados y esto los hace vulnerables. En la otra cara de la moneda encontramos personas que apenas pueden tocar los dedos de los pies o que están sentados durante largos períodos de tiempo, éstos también corren riesgo. Los músculos cortos y tirantes están bajo mucha tensión. Otro factor posible es el desequilibrio muscular. Los cuádriceps de muchos atletas dominan los tendones de tal forma que favorecen las lesiones.

¿SE PUEDE SEGUIR CORRIENDO A PESAR DE PADECERLO?

Si el dolor aparece de repente y es fuerte y aparecen moratones en la zona, puede que tengas un desgarro, en cuyo caso necesitarás un largo reposo, a veces meses, antes de poder correr de nuevo. Si es menos grave o una lesión crónica de desgaste, normalmente no hay problema para seguir corriendo, pero te llevará algún tiempo hasta encontrarte de nuevo en la zona verde. Los problemas de tendones son un fastidio y su cura lleva tiempo. Correr a un ritmo suave suele ser menos molesto que intentar intervalos o repeticiones en cuesta. El ciclismo, correr en piscina y otras actividades acuáticas son una buena alternativa.

Publicidad

REHABILITACIÓN

Fortalecerás tus tendones con ejercicios como el curl (eleva la barra con ambas piernas y bájala lentamente con una pierna cada vez) y peso muerto con una pierna. Utiliza un rodillo de espuma para aliviar la tensión antes y después de cada carrera. En casos crónicos puede que sea necesario aplicar la técnica de masaje de tejido profundo.

PREVENIR RECAÍDAS

Fortalece tus piernas con el ejercicio del puente: Tumbado sobre tu espalda y con los pies apoyados en una silla o pelota grande de ejercicios, eleva las caderas, después levanta una pierna hacia el techo. Baja las caderas poco a poco hacia el suelo usando la pierna de apoyo. Vuelve a poner la pierna sobre la pelota y repite el ejercicio con la pierna contraria. También puede ser de gran ayuda para la circulación el utilizar medias de compresión durante o después de correr.

TRATAMIENTO DE ÉLITE

Cuando el campeón Martín Fiz sintió un tirón en un tendón se tomó el día siguiente de descanso y fue a visitar a su quiropráctico. “Mi pelvis estaba mal alineada provocando que mi tendón trabajara más”. “Me tomé un descanso los días siguientes y puse hielo en el tendón 4 veces al día y en una semana había mejorado”.

Publicidad

Indicios de Tirón: Cómo proceder

¡STOP!

Si al correr notas de repente un dolor agudo y fuerte, incluso puede que escuches un chasquido y la zona se puede amoratar.

PRECAUCIÓN

Si notas una molestia y tensión continuas que te fuerzan a bajar el ritmo de carrera y a acortar tu zancada.

ADELANTE

Si no notas dolor al hacer cuestas o velocidad, incluso después de largos períodos sentado. 

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...