¿Qué alternativas sanas hay a los geles de glucosa?

Elige opciones sanas y digestivas.
Pamela Nisevich -
¿Qué alternativas sanas hay a los geles de glucosa?
Alternativas a los geles

Si quieres competir en maratón (o media) sin estamparte contra el famoso muro tendrás que comer algo durante el recorrido. Pero pregúntale a cualquier corredor cómo tiene pensado realizar el aporte de hidratos durante la carrera (la mejor manera de abastecer a los músculos) y te dirán la palabra mágica con una mueca: "gel". Esa es la verdad: a la mayor parte de los corredores no les gusta la mezcla pastosa y dulzona en la garganta, ni tampoco tener que pasarla con largas cantidades de agua. Claro que hay especímenes a los que les encantan los geles, y muchísima gente que, aunque no los aprecie, los tolera y considera imprescindibles para correr largas distancias.

Para evitarlos muchos corredores optan por las gominolas, las tabletas y las grageas. Parece que hay una tendencia a tomar algo que se parezca a "comida de verdad" durante las tiradas largas. Como amantes de la dieta sana, los runners tratan de evitar los azúcares simples, pero hay que tener en cuenta que los músculos necesitan una mezcla de hidratos simples, como la maltodextrina y la fructosa, y muchos geles deportivos se diseñaron para ser fáciles de digerir y llevar.

¿Podemos imaginar un sustituto sano para los geles que no pese una barbaridad o trastorne nuestro sistema digestivo obligándonos a parar para ir al baño? Sí, siempre que sea rica en carbohidratos y baja en proteína y grasas (adiós a los frutos secos). Adiós a los alimentos ricos en fibra. Cada uno es como es, pero, como punto de partida, busca las que contengan menos de 3-5 gramos de fibra por ración y observa cómo lo tolera tu estómago. Hay a quien le va bien, y hay quien tiene que buscar rápidamente un escondite entre los arbustos para evacuar.

Y, por supuesto, fácil de transportar. La pasta, desgraciadamente, no lo es. Piensa en que por cada hora de carrera necesitas entre 30 y 60 gramos de carbohidratos, así que una vez que encuentres la opción correcta tendrás que aumentar la cantidad hasta cumplir con las necesidades básicas. Si aún así te quedas corto siempre puedes tomar algo de bebida isotónica o una gominola de hidratos. ¿Vamos con la lista de la compra?

- 2 galletas rellenas de higo - 198 calorías, 40 gramos de hidratos
- 1 caja pequeña de pasas - 123 calorías, 33 gramos de hidratos
- 1/2 taza de puré de patata - 125 calorías, 29 gramos de hidratos, 4 gramos de fibra. (Para transportar, mételo en una bolsa de plástico con cierre y haz un agujero en una esquina cuando quieras comértelo).
- 1 manzana mediana pelada y troceada - 77 calorías, 21 gramos de hidratos, 2 gramos de fibra.
- 30 gramos de pan tostado - 128 calorías, 19 gramos de hidratos.
- 30 gramos de pretzels - 108 calorías, 23 gramos de hidratos. (Si sudas muy salado, coge la versión con mayor sal).
- 1 plátano grande - 121 calorías, 31 gramos de hidratos (congélala la noche anterior y llévala en tu cinturón de hidratación o en un camelback. Aunque se va a poner de un color muy raro, no se quedará demasiado aplastado al tomarlo. También puedes triturarlo y llevarlo como el puré de patata).
 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...