Al rico helado para el corredor y la corredora

Más que un simple dulce que puedes disfrutar en verano, con moderación, sin que te pese en carrera.
Yolanda Vázquez-Mazariego -
Al rico helado para el corredor y la corredora
Al rico helado para corredores

¿Quién ha dicho que el helado no es un alimento sano?

Olvídate de los viejos prejuicios y disfruta del helado este verano porque hay un hueco para poner este refrescante alimento en la alimentación de las personas corredoras. 

BUENAS EXCUSAS PARA COMER HELADOS... 

1. AYUDAN A TUS MÚSCULOS.

Los helados son ricos en proteínas. No sólo aportan grasas como siempre has pensado, recuerda que el ingrediente principal de los helados es la leche, que es una fuente de proteínas de alta calidad, con todos los aminoácidos esenciales, que te ayudan a reparar y mejorar la musculatura. 

2. TE MANTIENEN DE BUEN HUMOR Y EVITAN LA ANSIEDAD.

Los helados de leche son ricos en triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, el neurotransmisor antidepresivo que también favorece el sueño y equilibra el consumo de hidratos de carbono ayudándote a no comer entre horas.

3. MEJORAN TU SISTEMA DE DEFENSAS Y TE AYUDAN A QUEMAR GRASAS.

Ya que la leche es rica en el aminoácido lisina, que mejora la función inmunitaria, además de ayudar al transporte y absorción de calcio y participar en la síntesis de colágeno de tus articulaciones. La lisina junto a la metionina forma la carnitina, la sustancia quema-grasas que transporta las grasas a la mitocondria para que puedan ser utilizadas como energía y que te ayuda a perder peso y aumentar la resistencia.

4. MANTIENEN TUS HUESOS FUERTES.

El calcio de los helados lácteos ayuda a prevenir la osteoporosis. Una ración de 50g de helado te aporta casi el 30% de tus necesidades de calcio al día. Este calcio de la leche se absorbe fácilmente al combinarse con la lactosa, vitamina D y fósforo de la leche. Y aunque la lactosa está desprestigiada entre las personas corredoras por su relación con los problemas gástricos en la carrera, hay que tener en cuenta que a mayor cantidad de lactosa mejor es la absorción de calcio.

5. AYUDAN A PERDER GRASA. El calcio y algunas sustancias aún por aclarar de los lácteos como el CLA y los omega-3, parecen aumentar el metabolismo de las grasas en las personas con obesidad y sobrepeso. Si además haces ejercicio, que es el auténtico quema-grasas natural, te puedes permitir una pequeña porción de helado de postre cada día sin mala conciencia.

Publicidad

6. TE HIDRATAN.

Los helados de hielo y los sorbetes de frutas te aportan agua y minerales como el potasio y magnesio de las frutas que te ayudan a hidratarte y a recuperar los líquidos y sales perdidos durante el ejercicio.

7. ¡Y AÚN HAY MÁS!

Los helados de leche son una fuente de fósforo y vitaminas B2, D y A que complementan tu alimentación.

¡AL RICO HELADO DE CHOCOLATE CON ALMENDRAS!

Disfruta de las ventajas de los helados de chocolate con frutos secos. El cacao del chocolate y los frutos secos contienen grasas sanas que ayudan a mejorar los niveles de grasa en la sangre y aumentan el valor energético del helado. Además aportan fibra con efecto saciante que te ayuda a evitar los picoteos entre comidas.

¿SE PUEDE ADELGAZAR COMIENDO HELADOS?

La experta en nutrición Susana Monereo es jefa de la Sección de Endocrinología y Nutrición del Hospital de Getafe en Madrid y acaba de publicar el libro: ‘La dieta con helados’ (Amat editorial) donde explica cómo se puede adelgazar disfrutando de los helados y sin seguir dietas torturadoras. El truco está tener en cuenta las calorías que aportan para reducir en la misma cantidad los hidratos y las grasas de la dieta de ese día y si además corres, nuestro consejo Runner´s World es que ese día aumentes el ejercicio con 15 minutos más de carrera o añadas un par de series de alta intensidad o cambios de ritmo, entonces podrás compensar sin problemas las calorías extras del helado.

Consejos para que puedas disfrutar de los helados sin problemas

NO TE OLVIDES QUE SON ALIMENTOS CON UN ALTO VALOR CALÓRICO.

Los helados de crema y de leche, tienen un valor energético de entre 110 y 384 kcal por 100 g que puede aumentar si les pones coberturas, frutos secos, pasteles, nata, etc. Escoge por normal general porciones pequeñas de helados de sabores sencillos para tomar entre 5 y 7 días a la semana si no tienes problemas de sobrepeso y entrenas fuerte y a diario, pero ten en cuenta que debes reducir la cantidad de hidratos y grasas en la dieta para equilibrar tu alimentación. Si quieres perder peso opta por los helados de agua de dieta, con frutas y sorbetes naturales sin alcohol que tienen un menor valor energético de entre 68 y 138 kcal/100g. 

CUIDA LA CADENA DEL FRÍO.

Al contener leche y huevos son un medio de cultivo para bacterias que pueden provocar diarreas y salmonelosis, por eso es muy importante que se mantengan siempre congelados hasta el momento de consumir. 

Publicidad

EL HELADO PUEDE PRODUCIR DOLOR DE CABEZA

Generalmente a las personas con tendencia a la migraña o con sensibilidad extrema al frío. La causa parece que está en que al ser un alimento que se toma muy frío provoca la estimulación del nervio trigémino, uno de los doce pares craneales cuyas terminaciones pasan por la parte posterior del paladar. Si te ha ocurrido antes sólo tienes que tomar pequeñas porciones de helado en la boca y para que se deshagan rápidamente evitar que lleguen a tocar el fondo del paladar. 

EVITA LOS HELADOS DE MALA CALIDAD.

Hay muchas clases de helados y debes comprobar la composición y los ingredientes en la etiqueta de los helados. Los más sanos son los que se hacen con leche, huevos, frutas, yogur, frutos secos, chocolate y no contienen conservantes ni colorantes u otros ingredientes poco naturales. Escoge siempre helados artesanos, caseros o helados con ingredientes naturales para asegurarte que no te dan ‘gato helado por liebre’. 

RECUERDA QUE SON ALIMENTOS RICOS EN GRASAS DE ORIGEN ANIMAL, Y TAMBIÉN PUEDEN TENER GRASAS HIDROGENADAS.

Evita este tipo de grasas porque están relacionadas con los problemas cardiovasculares y la obesidad. En lo posible evita los helados con huevo o con grasas vegetales de coco o palma y toma helados con leche desnatada si tienes problemas de colesterol o tienes riesgo cardiovascular. 

INTENTA REDUCIR EL APORTE DE AZÚCARES O HIDRATOS DE CARBONO SENCILLOS.

Generalmente los helados son muy dulces porque se les añade más cantidad de azúcares (lactosa, sacarosa, jarabe de glucosa, dextrosa, azúcar invertido, etc), porque el frío disminuye la percepción de los sabores. Si tienes problemas de sobrepeso, diabetes o síndrome metabólico, puedes tomar sorbetes naturales sin azúcar o helados sin azúcar o endulzados con miel y frutas, tampoco conviene abusar de los edulcorantes.

Nada mejor que hacer tu propio helado casero

Es tan fácil como sano y además al hacerlo en casa tienes la seguridad de que los ingredientes son los que has escogido y puedes reducir la cantidad de grasas y azúcares. Existen maquinas especiales para hacer helados que te facilitan la tarea pero con una batidora puedes hacer helados de calidad en casa. Esta es la receta especial RW para que disfrutes de un helado de alta velocidad típico de nuestra tierra:

RECETA DE HELADO DE LECHE MERENGADA

• Un litro de leche semidesnatada.

• Dos claras de huevo.

• Una corteza de canela.

• La piel de un limón ecológico.

• 3 cucharadas de miel o azúcar.

Hierve la leche junto a la canela y la piel del limón y cuando empiece a burbujear baja la temperatura al mínimo hasta que vuelva a subir de nuevo, repite el proceso 3 veces. Mientras se enfría la leche añade la miel o el azúcar y guarda en la nevera hasta que enfríe bien. Bate las claras de huevo a punto de nieve y mezcla con cuidado. Guarda en el congelador 1 hora sin que se llegue a congelar y bate con batidora, vuelve a colocar en el congelador y vuelve a batir antes de servir. Decora con canela molida.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...