Desayuno para tus articulaciones

Protege tu bien más preciado como corredor desde la mesa.
Pablo Vázquez -
Desayuno para tus articulaciones
Desayuno para tus articulaciones

"Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo". Seguro que has escuchado cómo te lo decían tu abuelos, padres o, incluso, ahora eres tú quien se lo dice a tus hijos. Una vez más, no estaban equivocados nuestros mayores cuando pronunciaban estas palabras. La primera comida del día ha de ser la más abundante por muchas razones: te aporta una gran energía para afrontar el día, incrementa tu rendimiento intelectual, ayuda a reducir el consumo de grasa...

Uno de esos productos estrella de nuestros desayunos es, como no podía ser de otra forma, el cacao. Además, no lo es por casualidad. Se trata de un alimento lleno de vitaminas y minerales, con propiedades antioxidantes, polifenoles y flavonoides, escudos protectores frente a la acción de los radicales libres y el envejecimiento prematuro. No obstante, los runners siempre hemos sido tan exigentes con lo que nos llevamos a la boca como con cada uno de nuestros entrenamientos y competiciones. Necesitamos llegar un poco más allá. Por ello, productos como Collmar Cao son una gran elección para nuestros desayunos, gracias a su producción a base de cacao ecológico desgrasado, colágeno marino hidrolizado, magnesio, vitamina C, DHA y calcio. En definitiva, un desayuno sabroso para tu paladar y tus articulaciones.

¿Cómo puedo tomar Collmar Cao?

¡EXPERIMENTA!

Leche de vaca: el sabor del cacao predomina sobre la leche, con su ligero amargor característico, lleno de aromas en cada sorbo. Puedes corregir ese pequeño sabor amargo con un poco de azúcar, edulcorante o stevia.

Leche de vaca sin lactosa: una opción similar a la anterior, apta para intolerantes a la lactosa, en la que el sabor amargo, característica intrínseca del cacao más puro, predomina sobre la leche. Cuando lo tomas, la sensación que evoca en tu paladar es similar a cuando pruebas un pedacito de chocolate negro de alta pureza. También puedes corregir ese pequeño amargor con azúcar, edulcorante o stevia.

Leche de soja: una de las mayores sorpresas obtenidas tras las diferentes pruebas realizadas, ya que su sabor se aproxima en gran medida al de nuestros típicos desayunos con leche y productos a base de cacao. Ensalza ligeramente el sabor del cacao, muy agradable y similar al de los batidos de chocolate. En nuestras pruebas lo tomamos sin edulcorar, pero para los amantes de lo dulce, el azúcar, los edulcorantes y la stevia siempre son una buena opción.

Leche de avena: la combinación entre la leche de avena y Collmar Cao es menos contundente, aunque su sabor es agradable, con un ligero amargor que puede ser corregido con cualquier tipo de edulcorante del mercado. Se trata de una buena opción para aquellos que no disfruten de los sabores más intensos.

Leche de almendras: como bien dice el dicho, para gustos los colores, pero en las pruebas ha sido el menos votado. La almendra se apodera de todo el sabor y potencia el amargor del cacao, corregido ligeramente con edulcorantes.

LOS TRUCOS

Si eres de los que odian los grumos, un grupo en el que no se encuentra quien se escribe al otro lado del ordenador, tenemos dos soluciones perfectas para que no deje ni uno:

1. Si deseas tomarte tu leche con Collmar Cao bien fresquita, la mejor opción es que eches en el vaso los dos cacitos de producto con unas gotas de leche o agua para diluir antes el cacao. Una vez lo hayas diluido bien, vierte el resto de la leche y remueve. ¡Quedará perfecto!

2. También puedes calentar la leche, lo que permitirá que se diluya a la perfección y no deje ni un sólo grumo. 

Puedes comprar Collmar Cao aquí.