Bonito encebollado, el plato favorito de Martín Fiz

Hoy cocina el jefe.
Martín Fiz -
Bonito encebollado, el plato favorito de Martín Fiz
Bonito encebollado, el plato favorito de Martín Fiz

Se nos podría haber ocurrido hacer un plato afrodisíaco y picantón, pero he preferido, que vosotros elijáis si degustar un bonito encebollado o almorzaros a un bonito  chicarrón/a del norte con txapela y todo. Decidid vosotros.

No soy persona que abuse de carne y de pescado, puedo pasar fácilmente meses sin catarlos, de verdad. Me he acostumbrado a las pastas y arroces… Me gustan y necesito de ellos para poder mover las piernas. Para mí hubiera sido más sencillo cocinar un plato de pasta con  cualquier condimentación, si no lo he hecho ha sido porque no dijérais que un maratoniano no sabe cocinar nada un poco más alegre que no sea algo de lo de todos los días, de eso que todos acostumbramos a prepararnos en “un momento”. De vez en cuando hay que correr riesgos y hoy me he lanzado a por el bonito encebollado.

Me gusta comer en casa. Odio comer sólo y si encima lo hago fuera de casa mucho peor. Mi debilidad es acompañar cada plato con una copa de vino y cuando digo “una copa” es porque suelo tener con la misma hasta el momento del postre. Hablando de postres, no soy golosón, aunque el queso con membrillo es una perdición. Dejo el dulce para antes y después de la competición o de un entrenamiento largo y exigente. Entonces es cuando el cuerpo y la mente me dice: hoy dulce. Un pastel de arroz es mi mejor opción.

Por último, un consejo: cuando una persona hace una actividad deportiva tan exigente, tiene que comer, tiene que estar fuerte. Si no se come no hay energía. Si supiérais los platos que se meten para el cuerpo los atletas de élite íbais a alucinar. Saben que lo van a necesitar y que lo van a quemar. Haced vosotros lo mismo.

¡Prepáralo!

INGREDIENTES (para tres personas):

- 750gr de bonito del Cantábrico.

- Dos cebollas.

- Tres dientes de ajo.

- Dos pimientos verdes.

- aceite de oliva virgen.

- sal.

PREPARACIÓN

Es fácil y sencillo. Limpiar el bonito y sacar los lomos. En una sartén echar un chorrito de aceite virgen de oliva, añadir la cebolla, pimientos y ajos. Dejar pochar a fuego lento. Trocear los lomos de bonito, sazonarlos y ponerlos en la sartén. Cuatro o cinco minutos por cada lado y listo para servir. No es conveniente despistarse con el tiempo ya que si te pasas, te arriesgas a que quede algo seco. Para finalizar, un chiste... Mejor que os lo cuente Arguiñano

TOQUE PERSONAL

Para disfrutar en la elaboración del plato y degustar el punto de sal, viene muy bien comer un trozo de queso acompañado de un sorbito de buen vino mientras estáis  cocinando.

 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...