Un estudio demuestra que la dieta mediterránea reduce el riesgo de sufrir cáncer de mama

La investigación ha sido llevada a cabo por Instituto Carlos III en colaboración con la AECC y el Geicam.
Javier Fonseca -
Un estudio demuestra que la dieta mediterránea reduce el riesgo de sufrir cáncer de mama
Dile adiós al cáncer de mama con la dieta mediterránea

Según un reciente estudio de un grupo de investigadores españoles, del que se ha hecho eco el diario El Mundo, la dieta mediterránea, esa de la que tanto presumimos de cara al exterior, con su aceite de oliva, sus verduras y sus frutas, se encentra vinculada con el descenso del riesgo de cáncer de mama. Una investigación que sitúa esa caída en un 30% de la probabilidad de que aparezcan tumores en las mamas. Igual que en el running, cada día perdido es un día que no vuelve, y supone un retroceso importante con la consiguiente pérdida de la primera de miles de batallas contra el cáncer.

Para la elaboración del estudio, y sus correspondientes conclusiones, los investigadores realizaron una muestra de 1.017 mujeres sanas y 1.017 mujeres que habían sido diagnosticadas con un cáncer de mama. Las 2.034 mujeres de encuestadas fueron preguntadas por el tipo de alimentación que habían llevado a cabo durante los cinco años inmediatamente anteriores. Una vez obtenidas todas las respuestas, los expertos establecieron tres tipos de patrones dietéticos: el primer grupo se caracterizaba por el alto consumo de grasas, carne procesada, dulces y bebidas calóricas forman el primer grupo; el segundo optaba más por alimentos bajos en grasas, frutas, verduras y zumos; el tercero fue la mediterránea, conformada a base de aceite de oliva, pescado, verduras, frutas, legumbres, patatas, zumos y bebidas calóricas.

Finalmente, las conclusiones vertidas por los investigadores fueron que las mujeres que englobadas en el primer grupo, el patrón de dieta occidental, tenían un 45% de más probabilidades de padecer cáncer de mama. Unos datos que chocan, y mucho, con los comentados anteriormente para la dieta mediterránea, que reduce en un 30% la posibilidad de padecer esta enfermedad. Un dato curioso es el que reflejan los resultados del patrón de dieta prudente, baja en grasas, que no reflejó un descenso en la probabilidad de padecer cáncer de mama.

Todos los interesados en leer el reciente estudio, realizado por investigadores del Instituto Carlos III, financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer y promovido por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama, pueden leerlo en la revista ‘British Journal of Cancer’.

Así que ya lo sabéis, dieta mediterránea para el ‘buche’ y running para las piernas y el cuerpo. ¡Un día más tarde es un día perdido!

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...