Cómo afianzar la pérdida de peso

Después de años luchando, un corredor converso pierde 117 kilos y corre un maratón en 3:05.
Nick Weldon -
Cómo afianzar la pérdida de peso
Así se pierde peso definitivamente

Barry Brokaw siempre perdía peso de un modo sencillo. Pero mantenerlo era el problema. Este enfermero de 43 años de la localidad de Superior (Wisconsin, Estados Unidos) calcula que habrá perdido (y vuelto a ganar) varias veces a lo largo de su vida.

Brokaw comenzó a correr cuando fue reclutado para el ejército con 18 años y 90 kilos de peso, ya que tenía que pasar unas pruebas físicas en la doble milla (3,300 km). Un par de años después participó en el Grandma’s Marathon (con una marca de 5:28). No puede decirse que quedara encantado con la experiencia, para ser sinceros. Pero a lo largo de la siguiente década Brokaw enfocó el running como un método para perder calorías, así que se ataba las zapatillas cada vez que necesitaba perder peso. Hasta que llego el momento en el que no pudo evitar darse cuenta del resto de efectos.
 
En 2007 Brokaw ya era padre y notaba “una sensación maldita” cada vez que intentaba subir a su hija de cuatro años al tobogán. Se subió a la báscula y vio un mensaje de error. Calcula que pesaba 190 kilos, pero su báscula no estaba programada para mostrar cifras por encima de 180. Para recuperar el peso dejó de lado las cervezas y controló el tamaño de las porciones. En un par de años llegó a los 88 kilos (y a correr un medio maratón en 1:56).
 
Después de esa carrera dejó de correr (pero no de comer) y volvió a ganar 27 kilos. Pero esta vez tenía una determinación: “No se corre un maratón, se suben las manos y se termina”, pensó. “Tienes que pensar en ello como un estilo de vida”.
 
Así que Brokaw dejó de concentrarse en la báscula y se puso como objetivo un calendario de carreras, asegurándose de que nunca estaba vacío. Corre entre cinco y seis pruebas de larga distancia al año y pesa 72 kilos. En septiembre logró su mejor marca en maratón en el BQ.2 ChicagoLand Marathon, con 3:05. Incluso ha hecho de liebre del grupo de 1:40 en un medio maratón de Carolina del Norte.
 
Ahora Brokaw corre entre 80 y 120 kilómetros a la semana y confiesa que el running “es quien soy, de alguna manera.” Ese cambio en su mentalidad ha liberado a Brokaw del patrón yo-yo que le consumía. “Que un mal día no se convierta en una mala semana, ni una mala semana en un mal mes, ni un mal mes en un mal año”, comenta. “Levántate y empieza de cero”.
 
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...