Deja atrás la obsesión por correr rápido

Resiste la tentación de aumentar el ritmo con estos consejos de psicólogía deportiva.
runners.es -
Deja atrás la obsesión por correr rápido
No tan rápido

En el mundo del corredor hay muchas excusas, desde las que te impulsan a hacer lo que no debes en un momento dado, hasta las que te impiden, por 'voluntad' propia hacer lo que te toca. A continuación os damos tres excusas y sus soluciones para que no incrementes, constantemente, tu velocidad. 

LA EXCUSA

Correr despacio es aburrido.

LA SOLUCIÓN

Entretén a tu cerebro. Escucha música, un podcast o un libro en audio. También puedes centrarte en buscar nuevos detalles por rutas frecuentes.

LA EXCUSA

La gente pensará que soy lento.

LA SOLUCIÓN

Supéralo. “Corres para ti mismo, no para otros”. Si no puedes soportarlo, cambia de ruta o busca momentos sin gente.

LA EXCUSA

Tengo que pasarles.

LA SOLUCIÓN

Supera la competitividad corriendo en la cinta. O céntrate en correr a tu ritmo pese a quien pese, es la mejor práctica para el día de la competición.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...