Superando algo llamado lesión: El testimonio de Maite Maiora

Una de las mejores trail runners del mundo comparte con nosotros su experiencia a la de superar consecutivamente dos graves lesiones.
Ezequiel Bellido Verdú / Foto:Iosu Juaristi -
Superando algo llamado lesión: El testimonio de Maite Maiora
Superar a la lesión: El testimonio de Maite Maiora

“El tema mental ha sido lo peor, lo más duro y lo más difícil. He pasado horas y días llorando y semanas amargada. Incluso entrenando con la bici durante dos horas me he pasado la mitad llorando. Días con nauseas, suspiros, deprimida y sin ilusión para nada. Días sin una sonrisa en mi cara..”..Este es sólo un extracto del testimonio de Maite Maiora y su vivencia a la hora de superar dos graves lesiones que le han sesgado esta temporada, al menos en parte.

El pasado mes de diciembre os poníamos al día de la situación que actualmente atraviesa la atleta vasca, una de las mejores corredoras del panorama nacional e internacional de trail running. Días antes de aquella publicación, la de La Sportiva era intervenida por segunda vez en el hombro, una operación inevitable para fijarle de nuevo los tornillo que le pusieron en la primera y que le estaban dando muchos problemas de luxaciones en ese miembro.

Curiosamente esa misma semana no pudo terminar su entrenamiento. Un fuerte dolor en la zona izquierda de su tren inferior le obligó a llegar a casa caminando. Casi un par de meses después, y cuando las sensaciones con el hombro ya eran bastante buenas le diagnosticaron una fractura por estrés en el femúr. Ahora se recupera de la misma con más optimismo que menos, pero las pasadas semanas fueron duras para ella. La de Mendaro aspiraba de nuevo a ser referente nacional y mundial esta temporada pero su situación es la que es y con los pies en el suelo no ha tenido más remedio que reconfigurar su agenda y esperar a la segunda parte de la temporada.  

A la Campeona de España de Carreras por Montaña FEDME 2015, le espera este año todo un Campeonato del Mundo de Trail Running, será en octubre, en Portugal, una oportunidad de mejorar el bronce obtenido la pasada campaña en Annecy en el mismo evento con sello IAU, y un buen objetivo con el cual motivarse mientras se repara su privilegiado ‘chasis’.

Publicidad

¿Cuánto hace que te operaste del hombro y como está siendo tu recuperación?

Me operé el 17 de diciembre pero la recuperación aunque satisfactoria está siendo más lenta de lo que hubiera querido y previsto pero sin ninguna complicación.

¿Cuánto te queda para estar al 100%?

El 100% cuesta mucho tiempo, conseguir la movilidad total meses. Para hacer una vida normal, trabajar y hacer trail running sin problemas está muy cerca.

Y ahora problemas con el fémur, ¿qué me cuentas de esto, vaya palo no?

Tengo una fractura por estrés, es una lesión bastante común en deportistas de élite, ultrafondistas etc. Me lo diagnosticaron hace unas semanas pero esto me lo hice en diciembre, unos pocos días antes del día de la operación del hombro.

Cuéntanos cómo fue la jugada, tengo entendido que lo que te marcó mucho fue perder un autobús por no poder correr ni un metro, una corredora como tú..

Pues algo de eso hay.  El 6 de diciembre corrí el maratón de asfalto de Málaga y acabé sin ningún problema. Los días posteriores seguí entrenando, no haciendo entrenamientos de intensidad pero salía en bicicleta o a correr. El día 14 de diciembre, no sé qué me pasó pero no pude llegar a casa corriendo, los 3 últimos kilómetros los tuve que hacer andando con el pie izquierdo a rastras y un dolor impresionante en toda la zona de la cadera de ese lado.  Pensamos que era una contractura fuerte en zona del psoas, ingle primero; un bloqueo del ilíaco y el sacro luego etc.

Iban pasando días, semanas, tratando la zona y aunque mi situación iba mejorando era muy lento y tenía una cojera inevitable. Imposible hablar de correr ya que también por el hombro debía evitar todas las situaciones de impacto.

El punto de inflexión estuvo al quedarme mirando cómo se me escapaba un autobús urbano por no poder correr ni 50 metros. Se me quedó cara de tonta y decidí que eso no podía seguir así. El pasado mes de febrero hablando con un amigo fisio de Manlleu –Barcelona- y enviándole un video con mi cojera al andar, me sugirió que posiblemente tendría una fractura de estrés. Acertó, las pruebas que me realicé después confirmaron su diagnóstico.

Publicidad

¿De cuánto tiempo hablamos hasta que puedas comenzar a entrenar de forma decente?

Cuando le pregunto al trauma de en cuanto tiempo se cura esto, él siempre me responde lo mismo: “tiempo indeterminado, cada persona y cada lesión necesita un tiempo diferente”.

Se sabe que en menos de 3 meses no se cura. Yo afortunadamente me he enterado de la lesión cuando las ¾ partes de la misma se ha curado. Este último cuarto que me queda no sé cuánto tardará. Lo que sí sé es qué es lo que debo hacer y en eso estoy.

¿Cómo entrenas en estos momentos?

Ahora digo que soy ciclista, nadadora  y Bob Esponja, porque voy al gimnasio jajaja.. La verdad es que correr es el deporte que más me llena, pero también disfruto mucho con la bicicleta y sobre todo subiendo puertos.

Supongo que todo esto habré hecho que cambies tu calendario de este año..

Por supuesto, los planes han cambiado por completo. Aunque uno de mis objetivos fuertes está en octubre, que es el mundial de Trail Running en Portugal. Mucho se tendría que complicar la lesión para no poder entrenar y asistir en condiciones a esa carrera. Otro de mis objetivos era estar en el Campeonato de España de Trail Running por la RFEA que se va a celebrar el próximo fin de semana en El Reventón Trail, en La Palma, aquí será imposible que participe.

En la actualidad mi gran objetivo es curarme del fémur, recuperarme 100% del hombro y comenzar a trabajar.

¿Cómo es ahora mismo un día cualquiera en la vida de Maite Maiora y si estar lesionada ha cambiado mucho tu estilo de vida?

A día de hoy prácticamente todos los días son iguales. Dos días a la semana entreno por la mañana  y por la tarde, y dos días a la semana voy al fisio a tratar mi lesión del fémur. El domingo es el único día que descanso y la verdad es que me aburro muchísimo. Duermo hasta que mi cuerpo dice basta me suelo levantar entre las 8-9 de la mañana, hago mi entrenamiento, preparo la comida, como, hago la siesta o descanso un poquito viendo la tele, si me toca entrenar entreno, sino doy una vuelta, visito a mis padres, preparo la cena, ceno, veo la tele y a la cama.  ¡Cierto es que muchas veces tengo que mirar al reloj para saber en qué día del mes vivimos!

Si estuviera trabajando y sin lesión mi vida sería mucho más estresante y no tendría tanto tiempo para descansar. Los entrenamientos se diferenciarían en que saldría a correr cosa que ahora no puedo hacer, y con la bici saldría sólo el día que el plan de entrenamiento dijera “descanso en activo”. Ahora la utilizo como medio fundamental y me aplico la calidad montado en ella.

Publicidad

¿Cómo  has gestionado mentalmente el no poder estar haciendo lo que te gustaría y preparando todos los objetivos que te ilusionaban?

Uff… El tema mental ha sido lo peor, lo más duro y lo más difícil. He pasado horas y días llorando y semanas amargada. Incluso entrenando con la bici durante dos horas me he pasado la mitad llorando. Días con nauseas, suspiros, deprimida y sin ilusión para nada. Días sin una sonrisa en mi cara. A partir de aquí llego un punto en el que me di cuenta que esa actitud no me iba a ayudar para curarme.

Cierto es que ni mi familia, algunos amigos y la gente que me sigue y aprecia, no han fallado, les agradezco a todos hasta el infinito su apoyo –me ha sido imposible responder uno a uno todos los mensajes de ánimo recibidos-. Iosu, mi pareja, también ha sido un gran pilar, el siempre ve el vaso medio lleno y  ahí ha estado, al pie del cañón, intentado sacarme una sonrisa a toda costa y haciendo todo lo posible por ayudarme.

Un consejo que me gustaría dar a tod2s l@s lesionad@s que han tenido que aparcar momentáneamente sus objetivos e ilusiones deportivas es algo que todos sabemos pero que es difícil de ver cuando somos los implicados: el buen humor y el optimismo ayudan a curar y a que sea lo que sea se cure bien.

Lamentablemente algunas de las mejores corredoras de montaña del planeta os habéis lesionado de gravedad al mismo tiempo: tú, Laura Orgué, Emelie Forsberg..¿Mal de ojo, alguna mano negra? –es broma-

No había pensado en la mano negra, sí que me he dado cuenta de lo que dices pero creo que ha sido pura coincidencia. Al final tampoco paramos y seguimos y seguimos entrenando, si no es corriendo por montaña, en asfalto, en cross, sobre esquís, lo que nos pongan. Al final es normal que tengamos más posibilidades de caer lesionadas.

Con vosotras temporalmente fuera de escena, ¿a quién ves este año como principal favorita para llevarse la Copa del Mundo Sky de la ISF?

No he pensado en ninguna favorita, la verdad, ni he pensado. Todos los años salen corredoras nuevas buenas, ya se verá.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...