Crónica del Kilómetro Vertical del Ultra Tour des 4 Massifs

Se celebró el jueves 20 de agosto.
Álex Pérez (@elpiscolabis) -
Crónica del Kilómetro Vertical del Ultra Tour des 4 Massifs
Crónica del Kilómetro Vertical del Ultra Tour des 4 Massifs

En el marco de la Ultra-tour des 4 Massifs (Ut4M) de Grenoble se celebró el jueves 20 de agosto la Ut4M Kilomètre Vertical, una exigente y explosiva prueba en la que las fuerzas deben emplearse a fondo para ascender un gran desnivel en en muy poco recorrido.

A las 9 de la mañana se dio la salida de la carrera. Desde Riopéroux (Oisans) hasta Chamrousse-Arselle (Belledonne),  En apenas tres vertiginosos kilómetros se ha ascendido desde los 500 a los 1500 metros de altitud, atravesando un frondoso bosque por un camino balizado, a veces escarpado y directo, a veces zigzagueante. Salvo por algún que otro falso llano, el trazado no ha dejado de poner a prueba en ningún momento a las esforzadas piernas y corazones de los participantes. 

Los corredores (unos 60, de entre ellos unas 10 mujeres) han salido de forma escalonada, para así evitar aglomeraciones en los habituales “cuellos de botella” que presentan este tipo de pruebas, y que pueden dificultar la buena marcha de la carrera para los más rápidos

El participante más joven era Jacquet Matthieu, de 18 años. El más veterano Francisco Fontcuberta, de 55 años.

Los primeros corredores clasificados han sido:

  1. Julien Chorier, 38´50´´
  2. Thomas Pueyo, 38´56´´
  3. Nicolas Hairon, 39´33´´ 

Las primeras corredoras clasificadas han sido:

  1. Christel Dewalle, 39´29´´
  2. Corinne Favre, 44´08´´
  3. Sae Tsukagoshi, 55´36´´

Hay que observar que Christel Dewalle, la primera mujer en cruzar la línea de meta, ha sido la 3ª en la clasificación absoluta. Indiscutiblemente, el nivel de las chicas skyrunning es muy alto en Francia. Y en España también. El caso de Núria Picas y su hegemonía en las ultras de nuestro país, y su elevado nivel competitivo (equiparable a los mejores corredores de categoría masculina) es un ejemplo que correr por montaña es un deporte donde las mujeres pueden ser extraordinariamente competitivas. A raíz de este hecho me he preguntado muchas veces si en el trailrunning llegará el día en el que mujeres y hombres se midan las fuerzas en competición sin categorizar su condición sexual. El tiempo dirá.

No han habido incidentes, aún de lo escarpado y exigente del trazado. Los equipos de asistencia médica no han tenido que atender a ningún participante accidentado. Siempre es una alegría que no haya que remarcar ningún hecho negativo.

El día ha sido meteorológicamente muy bueno, ideal para una carrera de estas características. El cielo despejado y una temperatura fresca, sobre los 15ºC a primera hora de la mañana, previamente a la salida, y alrededor de los 20ºC, ya en el punto de llegada, a 1500 m de altitud. Un cielo prácticamente despejado ha posibilitado que los participantes corrieran muy cómodamente, y que los aficionados que animaban no hayan pasado calor y hayan podido disfrutar de unas vistas extraordinarias. 

Los aficionados franceses son muy apasionados cuando animan a sus deportistas. Al grito de allez, allez! aplaudían y gritaban alentando insistentemente a los corredores cuando subían a Chamrousse-Arselle. Unos divertidos y animadores multicolores hacían sonar sus bocinas en los metros previos a la llegada, donde se acumulaba una multitud de personas. 

En un pequeño prado, una banda de música amenizaba la zona de descanso y avituallamiento, más allá de la zona de llegada, donde los corredores (y sus acompañantes) se rehacían del gran esfuerzo que supone participar en una carrera de este tipo.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...