¿Cuál pudo ser la clave de Kilian Jornet para ganar y batir el récord de la Hardrock 100?

Analizamos su forma de correr,parciales entre tramos y tiempo empleado en los avituallamientos..
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Alexis Berg -
¿Cuál pudo ser la clave de Kilian Jornet para ganar y batir el récord de la Hardrock 100?
¿Cuál pudo ser la clave de Kilian Jornet para ganar con récord la Hardrock 100?

Poca ‘chicha’ tendría esta noticia si sólo me refiera en ella a la victoria conseguida por Kilian Jornet este fin de semana en la Hardrock 100. Esto seguro que ya lo sabéis: segundo triunfo y segundo récord consecutivo en uno de los míticos y exigentes trazados americanos que en este caso, surca las montañas de San Juan, estado de Colorado. El menú: 100 millas, 10.000 metros de desnivel positivo y altitud, mucha altitud – hasta 13 veces por encima de los 3.000 metros con un máximo top de 4.200 metros-.

Si en 2014 Jornet mejoraba en 42 minutos el mejor crono que desde 2008 tenía Kyle Skaggs en uno de los sentidos del circuito –sabéis que el recorrido de esta prueba se afronta cada año en un sentido distinto- , este año ha hecho lo propio destrozando el tiempo que tenía Sebastien Chaigneau de 24:25:50, rebajándolo en casi una hora: 23:28:10. Concretamente en 2014 los descensos eran más largos y progresivos y los ascensos más cortos y duros, este año todo lo contrario. De este modo, Kilian coleccionaba este sábado los dos mejores registros en la historia de esta reconocida carrera.

Pero, ¿cómo lo hizo?

Lo hizo como sabe, como nos tiene acostumbrados cuando corre carreras de larga distancia, es decir, corriendo todo el tiempo a un ritmo regular, no dejándose llevar por nada ni por nadie y compartiendo la primera parte de carrera con otros corredores, algo fundamental para mantenerse distraído en un viaje que para él fue de casi un día de duración –mucho más para los demás-. En resumen, Kilian puso en marcha uno de sus recursos más acentuados, el sentido común y el alto conocimiento que tiene de sí mismo y de sus capacidades.

Claro está que lo del sentido común lo podría decir cualquier a no ser que se argumente un poco:

¿Os habéis fijado en los tiempos parciales entre tramo y tramo así como el tiempo de relax que se toma Kilian en cada uno de los controles de paso?

Si sumamos todo el tiempo que la estrella de Salomon estuvo parada en los avituallamientos, el resultado es una cifra aproximada de 54 minutos. Su primer ‘stop’ lo ejecutó pasadas las 25 millas, duró un minuto y fue el más corto de todos. Posteriormente su media empleada en reponerse entre tramos fue aproximadamente de 5-6 minutos, necesitando una parada de 10 minutos en Telluride, a falta de unas 27 millas para el final. No descansó en Putnam, última estación, a sabiendas de que le quedaba poco más de una hora para finalizar. Esta última es una maniobra que hace la mayoría de corredores que se juegan posiciones de privilegio-. Hasta aquí sólo son datos, pero…

..¿Y si  comparamos el tiempo de ‘recovery’ de Jornet y el que invirtieron sus rivales más directos?

Si analizamos las cifras de Mike Foote y Adam Campbell, segundo y tercero respectivamente en meta con 25:45:13 y 26:49:22 –más de 2 horas y más de 3 horas que Kilian, respectivamente- y con quienes Jornet compartió algunos momentos de carrera, tenemos que el americano paró 42 minutos y el canadiense tan sólo 17. ¿Os sorprende? Quizás impacta que Campbell optara por dedicar tan poco tiempo a desestresarse del esfuerzo entre sección y sección, casi 40 minutos menos que el español. Ahondando en el tema, la cuestión está clara: Jornet sabía perfectamente que podía permitirse el lujo de parar más tiempo en los controles porque era mucho más rápido y eficiente cuando estaba en movimiento. Esto también lo sabían sus contrincantes que optaron por la estrategia de recortar sus tiempos de relax ya que en plena montaña era casi imposible soplarle un minuto al campeón. Para prueba un botón, quien lo intentó murió en el intento: si le echáis un ojo al lap de aproximadamente 7-8 millas que consiguió Mike Foote entre las millas 41-48 –distancia de carrera aproximada-, veréis que el americano le recortó sobre 14 minutos a Jornet en un tramo de aproximadamente 13km, es decir que los datos parecen indicar que corrió hasta un minuto por kilómetro más rápido que Kilian. Pero bien es sabido que en larga distancia este tipo de ‘caballitos’ no suelen ser nada productivos –más bien al contrario- y Foote pagó inmediatamente su osadía. Pese a llegar al siguiente check point a tan sólo un minuto de Jornet, Mike tuvo que parar hasta 20 minutos para recuperarse del esfuerzo. A Kilian le bastó con cuatro minutos para reemprender la marcha. Unos kilómetros más adelante ya le sacaba casi media hora al corredor de The North Face.

¿Estrategia premeditada o más bien lo contrario?

Seguro que todos pensáis lo mismo que yo: más bien lo segundo, su forma natural de correr. A todos nos gustaría tener esa aparentemente sencilla ‘receta’ para poder aplicarla en carreras de este tipo. Kilian es Kilian, y solamente hay uno…

Te recomendamos

La premiada Ride de Saucony, llega ahora con ISOFIT, mejora el ajuste y la amortiguac...

Vuelven las míticas 890v6 de New Balance, unas zapatillas versátiles y equilibradas q...

La práctica deportiva siempre se asocia a este tipo de dolores, pero has de saber que...

Cambia tu relación con la ciudad con la Yamaha NMax...