El corazón de Karl Egloff latió a 142 pulsaciones el día del record del Aconcagua

¿Quieres saber los parámetros que arrojó el Suunto del ‘speed climber’ en el momento de su plusmarca mundial?
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Karl Egloff -
El corazón de Karl Egloff latió a 142 pulsaciones el día del record del Aconcagua
El récord del Aconcagua de Egloff a 142 pulsaciones por minuto

Ni una más ni una menos, 142 son las pulsaciones medias que le hicieron falta a Karl Egloff para subir y bajar del Aconcagua en el tiempo más rápido de la historia de esta montaña, recordemos que paró el crono en las 11:52 minutos. Este es el parámetro principal que el pasado 19 de Febrero, día de esta gesta, arrojó el dispositivo Suunto del que ahora es el ‘speed climber’ de moda. Es muy posible que a bote pronto os pueda parecer que el corazón de este atleta latió relativamente poco para conseguir un récord tan mayúsculo como este y por tanto no se esforzara tanto como pensabais. Pero si tenéis en cuenta que esta cifra representa un 73% de su frecuencia cardiaca máxima -193ppm-, que la altitud es un factor determinante y con ella no puedes jugar una pasada de rosca y que pasó casi 12 horas a estas pulsaciones, el protagonista cumplió perfectamente con su cometido, a saber, dosificarse lo máximo posible.

“Uno de los secretos de la larga distancia es saber dosificarse y más si hay altitud por medio, en este sentido creo que conseguí el objetivo. Me propuse no sobrepasar las 150ppm por encima de los 5.500 metros y eso me ayudó mucho a no tener bajones en la parte más decisiva y a sacar toda mi renta respecto al crono de Kilian Jornet. Creo que el crono conseguido es mejorable y hay muchas cosas que se podrían pulir”, me confesaba Egloff.

En este sentido las máximas pulsaciones alcanzadas por el ecuatoriano-suizo en este récord las registró pasadas las 3 horas de reto y tras su primera parada importante, exactamente fueron 162ppm. En ese momento corría a ritmo por buen terreno sobre los 4.000 metros de altitud e intentaba no distanciarse mucho de los parciales de referencia, los marcados en su día por Jornet.

Una vez tocó el top del Aconcagua y descendió de las secciones más comprometidas, su corazón comenzó a latir con mayor frecuencia sobrepasando las 150ppm entre la 9ª y la 10ª hora. En los últimos tramos, el de Mammut se mantuvo en sus pulsaciones medias -corriendo sobre las 135-145ppm- se estaba dosificando a la perfección.

“Las últimas dos horas de actividad en las que completé algo más de 20km de terreno muy corrible se me hicieron muy largas y fueron durísimas e intenté marcarme cortos objetivos para ir deshaciendo el recorrido”.

Otros parámetros curiosos de esta ‘máquina de las alturas’ el día de su récord fueron:

-Quemó más de 7.000 calorías.

-Su velocidad media fue de 5’5km/ hora.

-Cada minuto avanzó a razón de 68 zancadas de media.

Y ya puestos en datos de este calibre, recordar su altísimo consumo máximo de oxígeno, 87 ml /kg/ min, sólo al alcance de los mejores atletas del mundo en deportes de resistencia, así como su fisionomía, 63kg de peso para 175cm de altura con un porcentaje de grasa corporal bastante bajo, un 9%. En reposo su corazón late a 38ppm.

Además de estos privilegiados números, no podemos pasar por alto su gran experiencia y adaptación a la altitud, quizás su mayor ventaja respecto a otros corredores. Su explicación está en su precocidad en la ascensión de altas cimas y en la cantidad de veces que ya ha estado en esos lugares donde el oxígeno que se necesita para respirar se reduce a la mitad. Recordemos que con escasos 15 años se encaramaba hasta los casi 6.000 metros de la cumbre del Cotopaxi y que ahora mismo su currículum arroja más de 250 ascensiones a montañas de más de 5.000 metros así como más de 30 picos de más de 6.000.

Según Egloff: “El rendimiento y las prestaciones del corredor de speed climbing todavía están por descubrir en las altas montañas”.

Si quieres saber más del récord, recuerda que 12 horas después de su gesta le hicimos esta entrevista.

 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...