Emelie Forsberg: “A finales de abril mi objetivo será poder correr un minuto”

La gran corredora sueca nos cuenta sus progresos tras su grave lesión de rodilla.
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Emelie Forsberg -
Emelie Forsberg: “A finales de abril mi objetivo será poder correr un minuto”
Emelie Forsberg: “Mi objetivo será poder correr un minuto a finales de abril"

Hasta los corredores de montaña más entrenados y mejor capacitados del mundo se lesionan. Sin ir más lejos este año hemos tenido el ejemplo de grandes corredoras que llevan unos meses en el dique seco y que luchan cada día por mejorar sus condiciones físicas para ser competitivas en cuanto antes. Maite Maiora era víctima de su hombro así como de una fractura de estrés en el fémur –aquí os lo contábamos-, Laura Orgué se rompía el peroné debido a una caída esquiando, según comenta en su red social, a día de hoy ya se puede calzar aunque anda con muletas. El caso de la sueca Emelie Forsberg es quizás el más grave, rotura del ligamento cruzado de su rodilla, aquí dábamos explicación a su caso gracias al Dr. Manuel Villanueva.

Curiosamente son tres casos femeninos y de tres de las mejores trail runners del planeta. Hace unos meses volaban a zancadas o con sus esquíes montaña abajo, ahora en dos de los casos –Orgué y Forsberg- apenas pueden andar por si mismas.

Como os decía, el caso de Emelie es quizás el más complejo de todos. Se ha sometido a una operación para reparar un desgarro del ligamento cruzado de su rodilla a lo que hay que sumar una pequeña rotura de su menisco. Su recuperación implicará bastante tiempo y altas dosis de paciencia por su parte. Hablamos de al menos de entre 6 y 8 meses de recuperación, o lo que es lo mismo, quizás pasar esta temporada en blanco, algo muy duro para quien compite al más alto nivel y para quien sobre todo, ama la montaña. La sueca ha compartido  con los lectores de Runner’s World España sus sensaciones, emociones y evolución ante el reto de recuperarse. Sus avances y motivación por mejorar son notables y hace unos días la veíamos ya subida en su bici de carretera y movilizando sus miembros inferiores.

¿Han pasado dos meses de tu lesión, cómo estás y cómo te sientes ahora mismo?

No estoy mal aunque mentiría si dijera que me gusta estar así. Echo de menos entrenar y competir pero acepto donde estoy ahora e intento ver esto como una experiencia personal, al final es lo que es.

¿Cómo has afrontado esta ‘mala pata’, nunca mejor dicho?

No creo que haya sido mala suerte y no quiero ser pesimista, ni reducir mi vida a la lesión. En general me siento una persona con suerte y esto es lo que tengo que pensar. Estas cosas pasan y tuve mala suerte porque alguien golpeó mi esquí y eso es lo que me desestabilizó. Como te digo esto puede pasar en deporte de competición y como te decía antes estoy intentando sacar de esta experiencia la parte positiva.

¿Qué tipo de ejercicios y recuperación estás haciendo ahora mismo?

Estoy centrada al 100% para que mi ligamento se reconstruya y selle perfectamente. En este sentido estoy haciendo sesiones de bicicleta muy suave, sólo para movilizar la rodilla y ejercicios de fuerza y estiramientos muy suaves, todo esto unas 2-3 veces cada día. Cada semana hago un poco más en tiempo e intensidad pero soy consciente de que debe pasar mucho tiempo hasta que todo esté al 100%.

¿Cuándo crees que te podremos ver de nuevo competición, escuché por ahí que incluso en Transvulcania..?

Para nada, eso sería imposible. Además no tengo ni quiero tener ningún plan. Fíjate que a finales de abril mi objetivo será intentar correr un minuto y andar otro, eso es todo. No quiero estresarme ni tener prisa por competir, mi objetivo es hacer las cosas bien y conseguir estar estar sana y fuerte para correr de nuevo.

Rápido repaso a su evolución

Recordemos que Emelie se rompió el ligamento cruzado de su rodilla el pasado 5 de febrero y dos semanas después se sometió a la reconstrucción del mismo.

Según cuenta, tras la operación, los primeros días fueron muy duros, con mucho dolor, incluso estando acostada. Días después, todo fue algo mejor, y ya podía poner la pierna recta y no le molestaba al acostarse. Pronto se puso manos a la obra y comenzó a hacer ejercicios de extensión y flexión aunque según confiesa, “terminaba muy cansada ya que no podía estar tanto tiempo concentrada en el movimiento de la articulación y tras una operación el cuerpo me pedía descansar”.

Tras pasar una semana, ya podía doblar cómodamente la rodilla 90 grados y se movía con muletas. A los 11 días aproximadamente ya podía andar un poco sin muletas, eso sí, controlando y arrastrando el pie. Días después comienzó a incluir sesiones de Compex para tonificar cuádriceps.

Sobre las 2 semanas ya pudo subirse a la bici y movilizar la rodilla sin carga, esta ya no parecía estar tan hinchada. La idea es que el movimiento de la bicicleta también le ayudara a desalojar el líquido que le quedaba.

A día de hoy, ya han pasado casi dos meses de su operación y como os decía se la ha visto montada al aire libre en bici de carretera. Un buen avance que a la animará mucho para ir mejorando. Esperamos verla muy pronto correr, primero será durante un minuto, luego estoy seguro que durante muchos más..

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...