Cristofer Clemente: "saber el ritmo, qué y cómo comer y beber, fue la clave del mundial"

Extensa entrevista con las claves del éxito del flamante medalla de plata en el pasado mundial de Trail Running en Penyagolosa.
Ezequiel Bellido / Foto: Diego de la Iglesia para Trail CyL -
Cristofer Clemente: "saber el ritmo, qué y cómo comer y beber, fue la clave del mundial"
Cristofer Clemente: "saber el ritmo, qué y cómo comer y beber, fue la clave del mundial"

Crístofer Clemente fue sin duda uno de los grandes protagonistas del Campeonato Mundial de Trail Running disputado el pasado sábado con motivo de los Penyagolosa Trails. El gomero se colgó por segunda vez consecutiva la medalla de plata –la primera la consiguió en 2017 en Italia y en una distancia de 50km-, un galardón que mereció al firmar una carrera de manual al recorrer los 85km y 5000+ del exigente trazado castellonense de la manera más inteligente posible y de ‘lo más de menos a más’ que se puede correr en una prueba de este tipo.

Tres días después del evento me dice que todavía le pesan un poco las piernas, aunque confiesa que ha terminado peor en otras carreras. En esta extensa entrevista nos cuenta cómo se gestó una increíble carrera en la que remontó hasta 71 puestos hasta llegar a meta en segunda posición:

Vista la carrera que te marcaste, ¿supongo que conocías donde ibas?

Por supuesto que sí. Estuve en Castellón a mediados de abril, y reconocí el trazado en tres días a razón de un tramo al día. Comencé de salida a Usseres –km 31-. Luego de Usseres a Vistabella –del km 31 al 62- y el último día de aquí a meta.

Confiesa ¿te gustó lo que viste?

Si te soy sincero, la primera mitad de carrera no me gustó mucho. Enseguida vi que esas sendas y pistas donde se podía correr mucho,  no se ajustaba a mis características como corredor. El segundo día ya cambió todo de color y me gustaron mucho los últimos 35 kilómetros. A partir del km 51 en Benafigos, la cosa ya se tensaba más para arriba, el terreno era más lento y más apto para mí. Sabía que si llegaba a ese punto con energía, mi ritmo trotón podía hacer mucho daño.

Por tanto, la carrera de manual que te marcaste, no fue fruto de la casualidad.

Para nada, claro que no fue fruto del azar. Como te he comentado, cuando vi el recorrido enseguida me di cuenta que quien llegara tocado a Benafigos lo pagaría caro. Lo tenía claro, muy estudiado con mi entrenador. La idea era el mínimo desgaste hasta allí y luego intentar no parar de correr a mi ritmo continuo. Lo planeamos así, y así salió.

Publicidad

Desde fuera se te veía con un protocolo de avituallamiento súper estricto que seguiste a rajatabla. A mi entender, junto al control del ritmo de carrera, otra de las claves del éxito.

Como dices, planteamos un protocolo muy estricto en el que me forcé a comer cada 35 minutos, incluso te diría que comí de más. Como anécdota te diré que me llegué a comer hasta 20 dátiles de los israelitas, de los grandes, acompañado de 4-5 barritas, 3 geles y medio litro de Energy Drink –bebida energética- en cada avituallamiento en los que teníamos asistencia.

Y por lo que vimos, a diferencia de Luis Alberto Hernando quien pareció estomacalmente hasta más allá de mitad de carrera, toda esta alimentación se sentó bien..

Sí, lo tenía muy bien entrenado. En mi tierra, La Gomera, hago simulaciones de este tipo, comiendo y bebiendo lo que me va bien. Con mi entrenador calculamos y sabemos muy bien la cantidad de líquido que pierdo cada hora para reponerla. Es fundamental entrenar esta variable para poder rendir al 100%  en un ultratrail.

Otra cosa que me gustó, es ver lo tranquilo que ibas en carrera y en los avituallamientos.

Esa fue otra de las claves. Saber a qué ritmo correr, qué comer y beber y cómo hacerlo, fue fundamental. Al llegar a los controles me pausaba, comía y bebía tranquilo, pese a que me dijeran que venga que tienes a más corredores a tiro. Para que te siente bien la comida es fundamental darle su tiempo a la hora de ingerirla, a mi me funciona. Una vez arranco, ya me pongo en modo carrera.

Sabemos que hiciste una gran remontada: del 72 en Borriol al 54 en la Bassa, km, luego el 42 en el km 31, el 27 en el km 41, el 13 a falta de 25 kilómetros, 5º en el km 62 y finalmente, 2ª en meta. ¿Cómo gestionaste mentalmente el saber que tenías a tantos rivales delante y que cada vez te quedaban menos kilómetros para alcanzarlos?

En todo momento me centré en mi carrera, en mi ritmo, que fuera constante y nada más. Nunca pensé si en el kilómetro tal iba a coger a este u otro corredor. Hice mi carrera y espere que las cosas cayeran por su propio peso.

Publicidad

Supongo que cuando tienes cerca a los británicos Albon y Evans, la situación se estresa mucho..

No te creas. Llegué a Vistabella ya muy cerca de ellos, creo que los llevaba a 30 segundos -1 minuto, y aunque me dijeron que me avituallara rápido para darles caza, yo me seguí tomando con calma e hice bien mis deberes en el control. Sabía que todavía quedaban más de 20km, eran duros y podían implicar 2h30’-3 horas de carrera. Tenía tiempo de sobra para si los tenía que coger, cogerles.

Por lo que veo, apenas pierdes energía pensando en la carrera que pueden estar haciendo o como pueden estar encontrándose los demás.

Así es, yo voy a lo mío, me concentro en un ritmo que pueda llevar, en comer y beber tal como he entrenado. En este sentido, te cuento una anécdota que me pasó en Borriol, km 8 y recién iniciada la prueba: desde el equipo español me pararon para preguntarme si iba bien, les dije que súper bien. Supongo que al verme tan lejos de la cabeza de carrera se preocuparon.

Detállame la lucha con Evans en los últimos kilómetros. ¿Hiciste un cambio de ritmo para soltarle?

Nunca cambié de ritmo, solo continué a mi ritmo y cayó por su propio peso. Lo que sí que pensé, es en no dejar de alimentarte por si acaso me aguantaba hasta el tramo final. Sabía que si no llegaba con energía me podía ganar al ser más rápido que yo.

Ya que en el pasado mundial de Italia te quedaste a un minuto de Luis Alberto, en esta ocasión, y una vez dejas al británico ¿qué hubieras hecho si te llevas a topar con Luis Alberto?

Como competición mundial que era, quizás lo hubiera pasado aunque no lo sé. Quien me conoce sabe que suele ser demasiado bueno en algunas carreras y a veces suelo hasta esperar. En el caso de Luis, no sé, quizás le hubiera ayudado siempre que su ritmo hubiera sido parecido al mío, aunque tengo claro que si esto no hubiera sido así, lo hubiera tenido que dejar porque me hubiera arriesgado a que los otros rivales nos cogieran por detrás. De todos modos te digo que tenía muy claro que lo que sucedió en el pasado mundial de Italia fue excepcional, que no me considero ningún súper corredor, que en esta cita había atletas muy buenos y que yo iba a hacer mi carrera. Quería demostrarme a mí mismo el nivel que tengo, sin pretensiones de medalla, sólo correr y dar mi mejor versión. Al final lo conseguí y encima volví a estar cerca de todo un Campeón como Luis.

Publicidad

Supongo  que algún día te veremos arriesgar desde el principio en un ultratrail.

Claro que sí, ya lo hice en la pasada edición de Ultra Pirineu donde decidimos salir a dar leña desde el principio para demostrar que también sabemos correr así. Me encontré muy fuerte aunque la lástima fue que me tuve que retirar en el km 74 de esta prueba, iba líder y estaba muy entero. Un problema en el tobillo que tuve en una bajada me obligó. No fue fácil pero mantuve la cabeza fría y decidí que así no podía seguir por riesgos mayores.

En la pasada Transgrancanaria, carrera en la que con más motivo podía haber salido mucho más tranquilo, también salí rápido y en cabeza. Luché con Pau Capell y el francés Collet hasta que pude y no hice una carrera de menos a más. Al final logré la tercera plaza en la carrera más larga en la que he competido.

¿Por qué cambiaste a una estrategia más valiente, justo en ultratrail tan largo y exigente como la Transgrancanaria y en el cual debutabas?

Como te digo, aunque uno tiene un estilo, este puede cambiar según las circunstancias. En este caso conocía bien el recorrido, la humedad y condiciones de carrera y me sentía muy bien. Por esto decidí salir valiente.

Además de tu calidad como corredor, inteligencia en la estrategia y capacidad de sufrimiento, sé que detrás de ti hay un gran entrenador.

Así es, se llama David Alcón, director técnico de la Federación Canaria de Triatlón, una persona que sabe mucho de los deportes de ultradistancia, muy metódico y meticuloso, que tiene muy en cuenta las variables de hidratación y alimentación en carrera, así como estudio del perfil, posible meteorología y humedad ambiente. Todo suma.

Publicidad

Tras dos medallas de plata en mundial ‘corto’ -50km-  y ahora ‘largo’ -85km- ¿en qué distancias te ves sacando más rendimiento?

Ahora mismo me veo mejor en distancias de 80-90km. Son carreras algo más lentas –aunque también se va rápido-. En ellas tengo la suerte de que puedo beber y comer casi lo que quiera, y esta sé que es una gran ventaja. En carreras de 40km y con corredores súper explosivos que con 500ml de líquido te hacen la carrera y no paran para nada, todo es más difícil y no me siento bien tan estresado. Hoy día se corre mucho en este tipo de distancias maratón y la estrategia a plantear es bien diferente de los 80-90km. Ya que me preguntas esto, te diré que a lo que ahora ya tengo bastante respecto son a las carreras más cortas, 20-25km. Hace unas semanas corrí una en las islas, fue una locura, un estrés, en la que no comí no bebí, no disfrute, en definitiva, no fui yo. ¡Creo que no me meteré más en estas carreras!

¿Cómo seguirá tu temporada 2018?

Mi gran objetivo es correr la CCC del UTMB, tengo una espinita clavada de la edición 2014 donde ganó Pau Bartoló. Me tuve que retirar en Champex yendo segundo y fue una pena. Creo que ahora soy un corredor mucho más hecho y el perfil y características de esta carrera me pueden ir muy bien.

Nota: Este fue el protocolo de avituallamiento de Crístofer Clemente en el pasado Campeonato del Mundo de Trail Running 2018 y algunos datos curiosos más:

-Borriol. Km 8'4: rellenar el softflask y beber un vaso agua (20''). Posición 72º

-Bassa. Km 22'6: rellenar el softflask y beber un vaso agua, gel, una barrita, 5 dátiles (40'').Posición 54º

-Useres. Km31'4: bebida energética (0,5L) y 5 dátiles (1:40''). Posición 42º

-Atzeneta. Km41'5: bebida energética (0,5L), 5 dátiles, una barrita (1:34''). Posición 27º

-Benafigos. Km 51'7: recargar agua, 5 dátiles (40''). Posición 13º

-Vistabella. Km 62'9: barrita, bebida energética (0,5L), coger dátiles (2'). Posición 5º

- Collao. Km 79'4: rellenar softflask y beber agua (1:34''). Posición 2º

- Meta: 8:46:19 , Posición 2º

Según su Suunto Spatan, estuvo casi 5h30’ corriendo en ascenso, casi 3 horas en descenso y tan solo 20’ en llano. Su velocidad media fue de 6’04’’/km y su kilómetro más rápido lo completó a 3’41’’/km.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...