Entrevista a Eugeni Roselló en su regreso a The Spine Race

Uno de los ultratrails más duros del planeta espera el próximo 9 de enero al ultrafondista catalán.
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Eugeni Roselló -Häglofs -
Entrevista a Eugeni Roselló en su regreso a The Spine Race
Entrevista a Eugeni Roselló en su participación en The Spine Race

Eugeni Roselló vuelve a la carga con The Spine Race, una gran aventura trailera que la misma organización denomina como ‘el trail británico más brutal’ y el propio Eugeni Roselló catalogaba en 2013 como “más dura que el mismísimo Tor des Geants”. Ese mismo año y en su primera edición, el corredor catalán consiguió la famosa fórmula atribuida a Julio Cesar: veni, vidi, vici -llegar, ver y vencer-. Aquella victoria le colocó como uno de los corredores de referencia mundial en lo que  podríamos llamar ‘mega ultratrail’, carreras trazadas por montañas, bosques y entornos naturales y que se escapan de de la distancia de 100 millas.

Pero además, en el caso que nos ocupa, The Spine es algo más. Hablamos de recorrer en solitario y tan sólo con la ayuda del GPS, los más de 400 kilómetros y 12.000+ del  ‘Pennine Way’, un sendero que surca algunos de los más bellos parajes ingleses, por terreno difícil y desafiante, incluyendo lugares tan conocidos como: Peak District, Cheviots, Yorkshire Dales, Northumberland National Park y  finalizando en la frontera escocesa. Por si eso fuera poco a todo esto se une la autosuficiencia entre los escasísimos y distanciados controles de paso y las duras condiciones meteorológicas, con nieve y frío presentes en el recorrido.

El pasado mes de enero y en su tercera edición,  Roselló regresaba a la prueba inglesa con serias aspiraciones a la victoria pero una mala caída le apeó de la carrera. Ahora, a pocas semanas de otra edición de The Spine –comienza el 9 de enero de 2016- , charlamos de nuevo con Eugeni para que nos cuente como afronta este gran reto, sólo apto para fisiologías y mentes muy muy sufridas.

¿Por qué de nuevo The Spine?

Sencillo, primero me apetece de nuevo retomar esta carrera que gané en 2013 y en la que el año pasado me tuve que retirar. Segundo, será uno de los rodajes clave para afrontar mi gran objetivo del próximo año.

Eugeni, por partes: para los que no están en la onda, ¿qué te pasó el año pasado en The Spine?

Tras varias horas de carrera tuve que dejarlo por causas de fuerza mayo. Me caí en un agujero y me rompí varios ligamentos de la rodilla. Lástima, iba liderando la prueba con el que al final venció, el checo Pavel Paloncy.

Has estado esquiando mucho estas semanas, ¿es la rodilla la que te obliga a realizar entrenamientos más cruzados que antes?

La rodilla está bien, lo que pasa es que como el año pasado apenas pude esquiar debido al problema con la rodilla, este año tenía muchas ganas de coger los esquís.

Cómo será The Spine este año, ¿qué nos puedes contar?

Según me dice la gente de la organización se esperan grandes nevadas así que las condiciones de carrera serán duras y recordaremos la carrera del 2013.

¿Qué implica esto para ti, será más difícil, lo prefieres, cómo lo ves?

Esta es una carrera que casi siempre se ha corriendo en estas condiciones así que no será ni más difícil ni más fácil. Cuando te vas a The Spine ya sabes a lo que vas y por tanto no te viene de nuevo. Lo único es que este año la organización se ha puesto más dura con el material obligatorio por lo que por ejemplo hay que llevar un saco de dormir y unas prendas que sean más cálidas y que protejan más.

¿Eso implicará que tendrás que cargar con más peso, de cuanto hablamos?

Hablamos de aproximadamente unos 6kg de mochila, lo que ya venía cargando estos años atrás. Gracias a la tecnología y mejoras de las marcas que me patrocinan, vestimenta y zapatilla de Häglofs y mochila de Ultimate Direction, puedo llevar mejor material con menos peso.

¿Y sobre las zapatillas, calzarás algo especial para la nieve?

Llevaré un prototipo que está confeccionando Häglofs que se caracterizan por tener una suela con tacos más separados para que la zapatilla tenga la capacidad de desalojar la nieve o el barro y no se te quede pegado.

¿Y con la comida, seguirás tirando de Turrons Vicens?

Sí claro –risas-, ¡ y de sanos sandwiches entre check point y check point!

Por cierto, de estos hay bien pocos, tan sólo cinco..

Así es, son sólo 5 ‘bases de vida’ para 430 km y están más o menos a 60-70km el uno del otro. El más largo queda a 90km por lo que hay que estar bien mentalizado a correr muchas horas con lo puesto.

Por tanto, nadie te puede ayudar una vez dan la salida..

Eso es, te vales de ti mismo, de lo que llevas encima y de lo que dejas y haya en cada uno de los pasos de control. Además esta vez viajo sólo.

¿Cómo llevas tu inglés?

Pues bastante mal. El año pasado sabía más palabras para defenderme, ya veremos este año –risas-.

¿Y la orientación, era con tracks y GPS?

Sí, yo llevaré a mi fiel compañero TwoNav así como otro de emergencia, un Suunto Ambit Peak. Curiosamente y aunque haya pasado un par de veces por las secciones del principio,  creo que me acordaré bien poco, siempre está cubierto de nieve y así es imposible.

Sé que hace unos meses te sometiste a una mejora en tu pisada por graves problemas que tenías en los pies cuando corrías, ¿cuéntanos qué te pasaba?

Tengo los pies muy cavos –mucho puente- y desde hace muchísimo corro con muchísimos dolor por el reducido del apoyo. En la mayoría de carreras y entrenamientos tengo que pararme y quitarme la zapatilla durante un par de minutos para aliviar el adormecimiento y dolor de los dedos. Gracias al trabajo con el Dr. Martín Rueda lo hemos aliviado un poco con unas plantillas específicas que me amortiguan más. El problema todavía no está resuelto pero ha mejorado bastante.

Y ya metidos en carrera, ¿qué opinas sobre la doble victoria y rendimiento del Pavel Paloncy los dos últimos años, 2014 y 2015?

Paloncy prácticamente se dedica a correr este tipo de carreras así como raids de aventura y a viajar, se podría decir que este es su trabajo. Aún así el checo es un crack y domina muy bien este tipo de carreras tan largas.

Si no recuerdo mal la organización le otorgó este año un tiempo de 81:34 horas. Teniendo en cuenta que tú ganaste con 124 horas en 2013 y en 2014 él invirtió unas 110 horas, algo no cuadra, ¿verdad?

Dos cosas sobre esto que dices: en 2013 yo tuve la mala suerte de perderme más de 12 horas, de no ser por esto hubiera podido conseguir un mejor crono. Por otra parte, el tiempazo de Pavel de este año no se cuenta como record ya que les tuvieron dos veces neutralizados -entre  6 y 7 horas- y aprovecharon para dormir. Te podrás imaginar cómo corrían después de haber descansado tanto..

¿Cómo vas a jugar tus cartas en la próxima edición que comienza el 9 de Enero de 2016?

Ya sabes que me gusta ser observador en carrera y fijarme en cómo funcionan los corredores con los que comparto kilómetros. Intentaré ser conservador y reservar lo máximo posible para tener piernas y energía para el final.

¿Cómo funcionarás con las paradas, eres de los que prefiere parar poco sacrificando descanso y ritmo o de los que para mucho tiempo para luego estar más fresco y poder ir más rápido?

En estas carreras donde gestionar sueño y descanso es tan decisivo, uno debe conocerse bien y hacer lo que mejor le sienta. En mi caso y ya de por sí soy una persona de poco dormir, en mi día a día funciono bien con 6 horas de sueño. Si a esto le sumas que me meto bastante en carrera y soy nerviosete, el resultado es que me cuesta bastante dormir en una prueba como The Spine por lo que no paro mucho tiempo en los check points.

¿Digo yo que cuanto más tiempo se para más cuesta arrancar, no?

Por norma genera es así, es lo que me ocurre a mí. Todo lo contrario que lo que le pasa a mi amigo y compañero de fatigas Joel Jaile. Mi experiencia con él es que es capaz de dormirse enseguida cuando paramos en carrera, ¡toda una ventaja!

¿Tienes una idea de las horas totales que crees que dormirás en las 4-5 días que puede durar la carrera?

Tengo claro que la primera noche no dormiré, o al menos no lo intentaré. Los siguientes días sí que tengo pensado intentarlo pero no creo que lo logre más de una o como mucho un par de horas por día o cada dos días.

Para finalizar, ¿vas bien de apoyos para la próxima temporada?

La verdad es que no me puedo quejar. Tengo marcas que están ayudando mucho y la suerte de estar dentro del Team Häglofs –Goretex. También me apoyan: Ultimate Direction con la mochila, Twonav y Suunto con el GPS, CEBE con las gafas, Turrons Vicens con sus turrones y dos instituciones que me ayudan con los gastos de los viajes: Diputación de Lérida y Ayuntamiento de la Vall Fosca.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...