Entrevista a Karl Egloff un día después de su récord del Aconcagua

El fantástico atleta ecuatoriano nos cuenta cómo mejoró el registro de Kilian Jornet.
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Karl Egloff -
Entrevista a Karl Egloff un día después de su récord del Aconcagua
Entrevistamos a Karl Egloff en su día post-record del Aconcagua

Ayer jueves 19 de Febrero y pocos minutos antes de las 22:00 de la noche en España, Karl Egloff llegaba a Honcores tras 11:52 horas de lucha contra el mismo, el crono y la montaña más alta de Sudamérica, El Aconcagua. Había rebajado en casi una hora el anterior récord que estaba en manos de Kilian Jornet, ni más ni menos.

Pocas horas después y sin apenas haber descansado debido a la excitación, Egloff, muy gentil, me atiende para proceder a una entrevista. Le prometo que será corta -siempre se dice- , él me responde que todavía está ‘golpeado’ pero muy muy contento. Suena bien y tranquilo, y comparte con Runner’s World muchos de los detalles de su desafío:

El Récord

“El tiempo total oficial del récord es de 11:52, el de ascenso 7:55 y el de descenso 3:57. Puntualizar que el tiempo de ascenso de Egloff es un récord oficial ya que el crono de Jorge Egocheaga, 7:52 no es oficial ya según los guardas del parque salió 2’5km más adelante, al lado de un puente, y sin permiso de estos”.

Tiempo en la cumbre

“Estuve unos 5 minutos haciendo fotos así como la foto oficial para reportar al parque la oficialidad del registro, algo obligatorio”.

La estrategia

“Sabía que donde realmente tuvo problemas Kilian fue desde los 5.500mts, Nido de Condores, hasta la cumbre, por lo que intenté llegar a este punto lo mejor posible. Sabía que el secreto del récord estaba en hacer muy bien desde allí hasta el top. En ningún momento tuve desfallecimiento, comí y me concentré muy bien en esa sección y puede coronar ampliando la ventaja hasta los 50 minutos. Para ello, también fui consciente de que no quería perder tiempo respecto a Kilian hasta los 4.300 mts de Plaza de Mulas y no corrí ni más rápido ni más lento. Sabía también el tiempo del español a los 5.500mts no era fácil y debía de avanzar de forma muy constante y sin bajones”.

El tramo más duro

“Para mi,fueron los 23km que te llevan a la salida del parque en el descenso. Son corredores, están llenos de piedras y arena y mis piernas ya no iban tan bien. Aún así puede bajar en 4 horas de la cumbre”.

Tiempos de paso

“Al llegar a Plaza de Mulas, 4.300mts, llevaba muy pocos minutos de ventaja sobre Kilian quien tardó 3:15, y como sabía que él descansó 15 minutos yo paré sólo 5 minutps. A los 5.500 de Nido de Condores llegué con el mismo tiempo que Jornet,-unas 5 horas-  eso significaba que había perdido mi diferencia subiendo más lento que él pero como te comentaba antes la estrategia funcionó y desde aquí hasta la cumbre mis prestaciones fueron mejores, yo tardé 2:55 y Kilian 3:45”.

Los días anteriores

“Muy nervioso, la noche antes apenas dormí, sólo daba vueltas en la cama y me puse a ver la tele. La aclimatación y trabajo de los días anteriores fueron muy buenos pero quizás me pasé cargando peso y salí con el hombro contracturado”.

Alimentación

“Antes del intento desayuné sólo fruta y bebidas hidratantes, nada sólido. En pleno esfuerzo me alimenté de bebidas con electrolitos y los geles, y en la parte alta bebí Red Bull. En el descenso tomé panela, como caramelos de azúcar no procesado así como una papilla de avena caliente. Tuve problemas estomacales en la parte alta de la carrera, esto es algo que sabía que podría pasar debido a lo acelerado que está el cuerpo, que pude resolver. En general me encontré fantástico y así me lo confirma el chequeo médico que me hicieron a la llegada. Eso sí, hoy me encuentro ‘golpeado’, apenas dormí por la todavía excitación”.

La meteo

“En el Aconcagua la meteorología es lo más definitivo, es cambiante y te puede costar la vida. Kilian sabe de esto pues tuvo problemas en su primer intento y tuvo que hacer un segundo. Hasta Plaza de Mulas pasé mucho frío pero a partir de aquí el cielo se abrió y salió un sol espectacular. En los campos altos, volvió el frío y el viento, con una temperatura de casi -25ºC en la cumbre. En la bajada el clima se estropeó y se puso a llover y nevar, algo que agradecí porque me refresco del sofocón y me hizo acelerar para escapar de las malas condiciones”.

Planes de futuro

“He entrenado casi 6 meses para este reto y ahora tocan obligaciones y tareas más familiares. A nivel local es posible que tenga algunos compromisos y porque no decirlo, sería estupendo tal como me dices, poder viajar a España y combinar alguna carrera con alguna conferencia o similar. Tu país es la meca del trail running y sería un honor estar por allá".

Para el próximo año, para este será difícil por falta de infraestructura, me estoy planteando realizar en modo speed climbing el Mckinley (Denali). Ese sería mi próximo reto”.

Agradecimientos

“Aprovecho para agradecer de corazón el apoyo, energía, hospitalidad y calidez que la gente argentina que me he encontrado en este reto me ha dado. Gracias mi familia y novia, a mi equipo en general que lo han dejado todo por mí para apoyarme hasta el último aliento. Agradecer al médico, guardas y patrulla del parque por su incondicional ayuda. Todo esto me ha hecho estar como en casa. También al propio Kilian Jornet, para mi es un orgullo que el mejor corredor de montaña del mundo me felicitara por mi registro".

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...