Luis Alberto Hernando: “Cuando entreno ultras los disfruto, cuando los compito los sufro”

Entrevistamos a fondo al reciente y doble Campeón del Mundo de Ultra Skyrunning.
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Oriol Bastida -
Luis Alberto Hernando: “Cuando entreno ultras los disfruto, cuando los compito los sufro”
Luis Alberto Hernando: “Disfruto cuando entreno ultras y los sufro cuando los compito"

Dentro de los círculos del ‘running’ se suele decir que “lo más duro es entrenar cada día y que ponerse el dorsal debe ser un motivo de disfrute”. Un bonito argumento bastante bien aceptado por la mayoría de los mortales aman, corren y compiten en carreras por montaña pero que no se encuentran dentro de la selecta élite mundial como por ejemplo Luis Alberto Hernando. Así nos lo confiesa el de Adidas, recientemente coronado Campeón del Mundo de Ultra Skyrunning por la ISF –por segunda vez- el pasado sábado minutos antes de las 19:00 horas.

El burgalés volvió a brillar con fuerza y realizó una carrera excepcional para la que invirtió 12:53 minutos para dar cuenta de aproximadamente 102km y casi 7.000 metros de desnivel positivo-datos de su GPS Suunto-. De todo este tiempo su aparato informa que se pasó subiendo unas 8 horas y 10 minutos, bajando 4 horas y 19 minutos y sólo 23 minutos de llaneo. Y es que cuando uno se juega un Campeonato del Mundo se sufre, y esto implica desde que te duelan las piernas durante horas y horas, hasta apenas demorarte en los avituallamientos -tal como hizo en la Transvulcania donde un rapidísimo control por el Roque de los Muchachos le valió rebasar al líder de carrera y comerle la moral-. En esta Buff Epic Trail Aigüestortes, Hernando estuvo quieto muy poco rato, no llegó a los 5 minutos el tiempo que estuvo parado en los avituallamientos.

Muchos sabíamos que pese a que una caída en Zegama le dejó KO varias semanas y apenas le dejó entrenar decentemente hasta principios de este mes, el protagonista de esta entrevista era el favorito. Está hecho de otra pasta, es uno de los mejores competidores del mundo en carrera por montaña y con su bagaje de esta temporada algunos éramos conscientes de que si tenía paciencia y daba tiempo a que sus piernas se entonaran, no habría quien le tosiera. Al final así sucedió. Con 21km en las piernas iba en el grupo cabecero pero pasó 6º, con más de 42km iba 2º y con maratón y media ya encabezaba una carrera que ganó con amplia ventaja y de manera magistral.

Ya han pasado más de 72 horas desde su gesta y parece que no está tan tocado de piernas como en Transvulcania, sus sensaciones son bastantes buenas de cara a otro de los sus objetivos del año, el Ultra Trail del Mont Blanc –UTMB-. Este ya está a la vuelta de la esquina. 

Luis, ¿habrá o no habrá Ultra Trail del Mont Blanc 2016?

Sí, claro, habrá que ir ¿no? Quiero hacer esa carrera y espero que se me dé bien. Cierto es que cuando este sábado llevaba 50km y me puse a pensar que iba algo cascadillo y que en el UTMB me quedarían 100, pensé: “uff no sé yo si este año hay UTMB”. Pero ahora y en frío, claro que tengo ganas de ese carrerón.

¿Quizás sea tu año, no crees? Al menos así lo pensamos muchos que seguimos la actualidad y la evolución de los corredores top..

La verdad es que no sé qué decirte. Para ganar una carrera como el UTMB todo tiene que salir bien, incluso te diría que tienes que tener hasta suerte. Si sales a disputar y a medirte con esa carrera, siempre tendrás más papeletas de retirarte que los demás. Fíjate que el año pasado de los 10 primeros que pasaron por Courmayeur, creo que unos 6 no llegaron a Chamonix.

Y qué me dices de este fin de semana brutal..

Te digo que estoy feliz y que lo he celebrado y disfrutado mucho con toda mi gente y sobre todo con el fantástico equipo de apoyo que me ha hecho la carrera más fácil. Sin ellos hubiera sido imposible llegar a meta así.

¿Sois muchos, no, de cuánta gente hablamos?

Pues si no cuento mal, seremos unos 20. Todos son amigos, está Monrasín, Sergio Gimeno, mi mujer Nieves y mucha gente de Valencia, incluido José Antonio y su hermana de la Clínica Madrid de Utiel. En cada control eran 2 o 3 personas.

Cuéntame los detalles de tus avituallamientos..

Pues fue casi un calco del protocolo de la Transvulcania. Casi todo el tiempo iba rumiando gominolas de Isostar, cada 45 minutos me tomaba un gel aunque no apeteciera, siempre salía de los controles comiendo una barrita de cereales o Recovery de Isostar y a mitad de carrera me comí un sándwich de jamón york y queso.

¿Y de beber?

Iba tomando sales de Isostar y agua. En cada avituallamiento recogía 500ml de sales y 500ml de agua e iba bebiendo todo el tiempo.

Más detalles del Campeón, por ejemplo tus zapatillas y mochila

Salí a correr con las Adidas Raven, sabía que para una carrera así de larga y con esas características, ese era el modelo. Además también tenía claro que no me las iba a cambiar. La mochila era de la marca Arch Max, la misma con la que corrí en Transvulcania.

Fuiste muy constante en todo el recorrido, muchos se pensarán que lo conocías al dedillo pero no es así..

Si te digo la verdad tan sólo reconocí 5km de los más de 100 que tiene. Llegamos el lunes por la noche y pese a que me gusta mucho saber lo máximo posible de los recorridos pos los que voy a competir, esta vez fue imposible. Quedaban pocos días para la carrera y tenía claro que la última semana no debía castigarme entrenando. Hice unas series el martes y reconocí un poco desde Boí hasta Taüll así como la llegada a meta de Barruera.

¿Qué me dices de tu lesión en la mano, piensas que te ha ido hasta bien estar parado para competir más fresco que nunca?

Ni yo lo sé, tampoco mi hermano –quien me entrena- sabe qué es lo mejor para correr un ultra, si llegar descansado y falto de entreno y llegar muy entrenado y quizás pasado de rosco. Lo único que sé es que no poder entrenar después de Zegama como me hubiera gustado me ha dado unas ganas de pelea que no veas. Si compites 2-3 semanas antes de una ultra importante, siempre vas a salir más amansado y en las carreras largas hay que ir con todo, si no al mínimo problema es posible que quieras tirar la toalla.

¿Y tú eres de los que aunque vayas muerto no tiras la toalla?

Para mis salir a entrenar una ultratrail es un premio, un disfrute, por el contrario el día de la carrera y cuando salgo a competir, sé que posiblemente toque sufrir, así es la competición. Conmigo no va esa frase que dice que “lo duro es entrenar un ultra y que el día de carrera es un premio”. Para mí es todo lo contrario, entrenar los ultras para mí es como salir a la montaña, muchas horas a ritmos bajos y sin entrenos agónicos ni fraccionados. Disfruto mucho, todo lo contrario que entrenar un kilómetro vertical, por ejemplo. En las carreras no voy pensando en disfrutar, en disputar, en sufrir etc. Eso sí, es posible que aunque vayas ya muy tocado, si te ves ganador sí que llegas a disfrutar al final, y más el tercer tiempo con todo el equipo de apoyo.

Ahora que estamos con el cansancio etc ¿donde acabaste peor en Transvulcania o en la Buff Epic Trail?

Sin dudarlo que en la Transvulcania. Allí el terreno te deja correr más y afrontar la larga bajada que tiene desde el Roque hasta Tazacorte dándolo todo y en una sección donde se decide la carrera es lo que te deja molida  En la Buff Epic he terminado bastante mejor, el terreno no te dejaba ir tan rápido además de que a falta de 20-25km ya tenía cierta ventaja que me permitió bajar más tranquilo y sin forzar

Teniendo en cuenta que para ser el mejor del mundo tienes que hacerlo todo bien, bajar, subir y llanear, ¿crees que en tu caso marcas la diferencia bajando?

Creo que no marco diferencias en ningún campo, lo que creo es que voy bastante compensando y aguanto mejor las repetidas transiciones: subir, bajar, subir y bajar…No creo que destaque sobre nadie en ningún campo en concreto pues hay que gente que sube o baja mejor que yo. Posiblemente el secreto está en llegar más entero a la segunda o tercera subida o bajada y que las piernas respondan mejor que las de los demás. Lo que sí que te digo es que a una bajada o a una subida más de uno me funde.

¿Tendría aquí importante lo magistralmente que utilizas los bastones?

Es muy posible. Ten en cuenta que subiendo desalojo mucho mis cuádriceps tirando de bastones con el tren superior por lo que cuando sumas unas cuantas subidas y bajadas, seguramente vaya más aliviado de piernas.

Me ha dicho un pajarito que mientras estabas lesionado de la mano te montaste un sistema para entrenar el brazo malo y así que no llegará débil a la Buff Epic, cuenta..

Tras la operación no quise arriesgar a salir a la calle o al monte a correr, una mala caída y se hubiera ido todo al traste. Por este motivo entrené mucho indoor y además de sesiones aeróbicas de rodillo con la bicicleta, me monté un contrapeso con cuerdas y una pesa para trabajar el tren superior de ese miembro para poder llegar a esta carrera con el brazo bien fuerte. Ahora mismo la mano ya la tengo al 100% y se comportó perfectamente en carrera.

Para acabar, además del UTMB supongo que tendrás ganas del otro mundial de la IAAF en Portugal, pero dime ¿irás a Ultra Pirineu?

Si he aprendido algo es que quien mucho abarca poco aprieta por lo que si se quiere rendir en UTMB a finales de agosto y estar bien en ese mundial en octubre, correr Ultra Pirineu  a finales de septiembre y a un mes de Portugal podría ser un error, por tanto este año descarto Ultra Pirineu.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...