¿Eres de los que te cuidas a tope y te lesionas a menudo?

La respuesta podría estar en tus dientes, existe relación entre la salud bucodental y la propensión a lesionarse.
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Runner's World -
¿Eres de los que te cuidas a tope y te lesionas a menudo?
¿Te cuidas a tope y te lesionas a menudo?

Quizás alguna vez te hayas encontrado en esta tesitura: llevas un plan de entreno personalizado, mimas a tope su recuperación y descanso, estudias tu estrategia de carrera así como los recursos psicológicos para no fallar en momentos de debilidad, estás con la motivación a tope y además cuidas al milímetro tu alimentación. Todo parece bajo control pero en cambio, algo falla..otra vez lesionado.

¿Desde cuándo no vas al dentista? ¿cuidas y mimas tu boca al igual que tu puesta a punto como runner? ¿Sabías que desde ya hace mucho los profesionales de la salud bucal saben de buena tinta la relación que hay entre la salud bucodental y la propensión a las lesiones deportivas? Si no lo sabías te lo explicamos:

La placa bacteriana es la culpable de que se forme y adhiera a nuestros dientes una película incolora y pegajosa que se compone de bacterias y azúcares. Estos son los responsables de que se produzca la temida caries así como posibles enfermedades de las encías. Las bacterias se forman constantemente en tu boca y crecen gracias los residuos de tu dieta y saliva. Como hemos dicho, las caries no solo afecta a tus dientes sino también pueden llegar a dañar tus encías. Esto provoca, además de su inflamación y sangrado, que las bacterias pasen a tu torrente sanguíneo, con posibles y fatales consecuencias  a nivel muscular, articular e incluso cardiovascular.

Hoy día está más que comprobado que tener caries puede facilitar la tendencia a padecer una lesión, agravarla si ya la padeces o alargar el tiempo de recuperación de la misma. Es una lástima que muchos corredores tarden meses -en el mejor de los casos- o años en encontrar el foco de su problema. Y es que si no estás al loro  es muy complicado que establezcas una relación entre problemas de boca y mayor riesgo a caer lesionado.

¿Qué puedes hacer  para no lesionarte?

Ni tú ni nadie está libre de sufrir una molestia o lesión articular o muscular. En este sentido a las ya conocidas y genéricas medidas que como runner ya sabrás para no caer o agravar una lesión, podríamos añadir algunas más que tengan que ver con lo que estamos hablando:

-Lo ideal sería que te cepillaras los dientes tras cada comida, pero irás bien si eres capaz de hacerlo un par de veces al día.

-Visita al dentista al menos una vez al año. 

-El uso del hilo dental es ideal ya que te ayudará a retirar la placa bacteriana que se queda entre los dientes, lugar donde apenas llega el cepillo.

-Intenta limitar el consumo de azúcares y especialmente los que sean pegajosos.

¡Si comes dulces, cepíllate los dientes enseguida!

Seguro que cuando eras niño tu madre o abuela te daba el toque cuando te pasabas con los dulces o el azúcar, no iban nada desencaminadas. Estos son alimentos denominados cariogénicos – que causan caries- ya que contienen hidratos de carbono que fermentan. La jugada está en que al estar en contacto con los microorganismos de la boca pueden provocar una disminución del PH de la saliva a un nivel ácido, invitando al proceso de caries. Bebidas con azúcar, los dulces en general y los productos de repostería son los ideales para complicarte tu vida deportiva. Lástima que sean los que más te pide el cuerpo tras un buen rodaje. Si eres de los que no puede pasar sin el bollo para merendar o tras el entrenamiento, debes saber que la media hora posterior a la ingesta de ese dulce es decisiva para cuidarte los dientes así que corre un poco más y ve a cepillártelos..

Por el contrario, están los alimentos cariostáticos o los que podríamos denominar, beneficiosos para tu higiene bucal. Las verduras, proteínas en general (carne, huevos y pescado) y grasas estarían dentro de este grupo de alimentos.

Con todo esto no estamos desvelando grandes secretos respecto a la correcta alimentación del runner que debe estar basada en: Hidratos de carbono a poder ser integrales, proteínas y grasas en la proporción adecuada -más del 50% de los primeros si practicamos modalidades de resistencia- , frutas, verduras, reducción de alimentos cariogénicos  así como un inmediato cepillado tras al menos dos de las tres principales comidas del día. Estas pautas debería ser suficientes para tener una boca y dientes sanos, ahorrar dinero en cuanto a la reparación de caries y mantenerse alejado lejos de las lesiones.

¡Y mucho ojito en estas fechas con todo el despliegue de dulces que hay encima de la mesa!

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...