Karl Egloff: "Mañana a las 6:00 a.m voy a por el récord de Kilian Jornet al Aconcagua"

El crack ecuatoriano se enfrenta a la plusmarca de 12:49 horas que estableció el mejor corredor de montaña del planeta.
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Karl Egloff -
Karl Egloff: "Mañana a las 6:00 a.m voy a por el récord de Kilian Jornet al Aconcagua"
Karl Egloff intentará batir mañana el récord de Kilian Jornet al Aconcagua

No es la primera vez que Karl Egloff se enfrenta a una alta montaña. Es guía de montaña y está acostumbrado. Tampoco es la primera ocasión en la que intentará mejorar una plusmarca mundial en lo que él denomina, ‘Speed Climbing’. En Agosto del pasado año ya mejoró por 32 minutos la que establecía Kilian Jornet, mejor corredor de montaña del planeta, en el Kilimanjaro, cumbre más alta de África.

Egloff está especialmente motivado y emocionado. Es la cumbre de su continente y le haría especial ilusión obtener el mejor de los registros. Sabe que no será fácil pero hace pocos días hacía cumbre con unos clientes, también ha realizado entrenamientos en altura y corriendo, además de ser una persona que nació hace 33 años en Quito, la capital de Ecuador, a casi 3.000 metros sobre el mar.

Mañana jueves 19 de Febrero será el gran día y Karl Egloff lo sabe. Partirá a las 6:00 a.m, hora local en Argentina, las 10.00 a.m en España  El gran atleta ecuatoriano partirá desde Honcores, a 2900 metros rumbo a la cumbre máxima del Aconcagua, con sus 6.962 metros sobre el nivel del mar.

Se enfrentará a la misma ruta que Kilian Jornet, por lo intentará superar los poco más de 4.000 metros de desnivel positivo, de los cuáles casi 2.000 se le harán durísimos. Recordemos que a partir de los cinco kilómetros de altura el oxígeno disponible se acerca a la mitad del que se tiene al nivel del mar. Egloff es muy consciente de esto y así nos lo hizo saber en este artículo publicado hace unas semanas en Runners.es. En distancia lineal serán aproximadamente 60 los kilómetros que recorra, 30 de ida y 30 de vuelta, eso sí, a todo lo que le den sus piernas corazón y cabeza.

Contará con un equipo de apoyo formado por reconocidos alpinistas compatriotas y que conocen muy bien los Andes, sus nombres: Nicolás Miranda e Iván Herrera. Ellos serán quienes le brinden su ayuda en los campos de altura teniendo preparado material apropiado para el frío -posiblemente a partir de los 6.000 metros la temperatura comience a ser de -10-15 bajo cero y en la cumbre sobre los -20ºC- así como también se encargarán de tener alimento preparado y de controlar su salud.  Adriana, su chica, le estará esperando desde el campo base y le enviará toda su energía positiva. Hace un par de días que esta mujer también coronaba la considerada montaña más alta de la tierra sin contar con las montañas de la cordillera del Himalaya.

Respecto al material, Mammut y Explorer, dos de sus principales esponsors, serán los encargado de hacer que Karl vista ligero y de forma apropiada para soportar los microclimas existentes en la ruta: Mamut –Explorer t-shirt térmicos y de manga larga, shorts e indumentaria de Compressport y dos pares de zapatillas, unos para correr en terrenos de aproximación y las otras para utilizar en altitud. El intento de récord de Egloff tendrá el certificado del Parque Provincial Aconcagua así como el apoyo logístico del equipo de seguridad y rescate de alta montaña de esta entidad. Sin ir más lejos, y según me comenta el mismo protagonista:

“Hoy miércoles, un día antes del intento, tengo una reunión con los responsables de la certificación de mi intento para que me entreguen un ítem con el cual me tendré que fotografiar en la ruta y en la cumbre y mostrárselos a ellos a mi llegada”.

Respecto a mi pregunta de a qué hora tiene previsto llegar a la cima, recordemos que Kilian Jornet llegó a las 16:00 hora local y tras 9 horas de esfuerzo, Karl me contesta:

“Mi hora de llegada arriba es incierta, no quiero crear expectativas con eso, hay que ser muy respetuoso con la alta montaña”.

Eso sí, Jornet tan sólo necesito 3:49 para dar cuenta de los restantes 30km y 4.000 metros de desnivel negativo, un gran registro. Sabemos que Egloff también es un gran bajador y ya en el Kilimanjaro le robó al español 5 minutos en el descenso, así como 26 en el ascenso.

Este guía de montaña, licenciado en administración de empresas en Zurich, con dominio de 4 idiomas y con una privilegiada genética y constitución física: 87 ml/kg/min de VO2 max, 193 ppm en esfuerzo máximo y 38 en reposo, 9% de grasa y 63kg para 175cm de altura, me confiesa que:

“Mi vida cambio cuando a los 15 años mi padre me dejó ascender hasta el top del Cotopaxi de 5897metros de altura. Un año después mi madre moría de cáncer y me pidió que no me dedicara a subir montañas. No cumplí con su deseo pero cuando hago un ascenso me siento más cerca de ella”.

Curiosamente ahora es él quien tiene el récord de este volcán ecuatoriano, del Kilimanjaro y quién sabe si muy pronto el del Aconcagua. En unas horas lo sabremos..

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...