Kilian Jornet:”Zegama me ha hecho sufrir pero esto es lo que me apasiona”

El maratón de montaña más famoso del mundo coronaba ayer y por octava vez al de Salomon.
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Javi Colmenero -
Kilian Jornet:”Zegama me ha hecho sufrir pero esto es lo que me apasiona”
Kilian Jornet:”He sufrido en Zegama pero esto es lo que me apasiona”

Tras su irregular encuentro del pasado año con el maratón Zegama-Aizkorri, una de las carreras por montaña del mundo por la que Kilian Jornet siente más amor, el de Salomon volvió a ser ayer domingo el Rey del que se conoce como el mejor y más prestigioso maratón de montaña del mundo. Además el gran protagonista de la prueba llegaba a la cita, según él: “No habiendo corrido mucho por estar centrado en la tentativa del Everest de este verano”.

La lluvia, el  barro y el frío protagonizaron esta edición 2016 y no fueron impedimento para que el mejor corredor de montaña del planeta hiciera suyo el segundo mejor crono de la historia de la prueba, parando el crono en 3:50:03.

“Lo que mejor me va es el barro y el frío, y esta es la esencia de Zegama, así que estoy contento que estas hayan sido las condiciones de este año. A pesar del mal tiempo la gente sale igualmente al monte a animar, y hay un ambiente increíble, donde se te pone la piel de gallina nada más salir de la plaza” comentaba tras la prueba el catalán quien con esta colecciona hasta 8 victorias en este maratón.

Sí amig@s, pese a las duras condiciones que implicaron el abandono de hasta 122 corredores, una cuarta parte de los participantes y varias decenas de ellos afectados por hiportermia, el señor Kilian se quedó a poco más de un minuto del récord de esta carrera que él posee desde 2014 con 3:48:38. Pero a diferencia de hace un par de años donde la rivalidad que tuvo fue fundamental para correr a una media cercana a los 5minutos 25 segundos en los 42km y 2.700 metros de desnivel positivo del trazado vasco, en esta edición Jornet corrió sin tanta competencia y tuvo que reinventarse al tiempo que aprovechar al máximo los ánimos del impresionante público que se congregó en el bello Parque Natural Aizkorri-Aratz .

Y es que pese a ser el gran favorito, y como en él es habitual, al de la Cerdaña no se le vio entre los corredores mejor situados antes de la partida. Fiel a su humilde carácter, Kilian dejaba que fueran las primeras cuestas del recorrido las que pusieran a cada uno en su lugar. En este sentido el gran animador de los primeros compases de carrera no fue otro que Aritz Egea. Al bravo corredor vasco le suele gustar poner desde el inicio un altísimo tren pero en esta ocasión –así como en alguna otra en pasadas ediciones- se tuvo que rendir a la superioridad de Kilian Jornet. A este le acompañó Marc Lauenstein, un excelente corredor con el que compartió cabeza de carrera hasta bien avanzada la misma.

Ya avancé en la previa que si este suizo de 36 primaveras llegaba fino a la cita podía aspirar a todo, y parece ser que sí, llego en plena forma. Sólo 9 minutos le sobraron en meta para volver a ganar al que ya consiguiera vencer en aquella Sierre Zinal de 2013. Aquel entonces consiguió algo que no está al alcance de muchos, venció a todo un Kilian y encima ganó esta mítica prueba.

El gran dominador de la historia de la Zegama –Aizkorri volvía a serlo y comenzó a poner la directa a partir de Sancti Espiritu, km 20. Su potente tren inferior empezó a hacer de las suyas y entre la dura subida al Aizkorri más el cresterío hasta el Aitxuri rompió la carrera al distanciarse en dos minutos del suizo. Este esfuerzo también le valió para situarse a 50 segundos del parcial de récord de 2014. Así, Jornet apretó más si cabe el acelerador en las siguientes secciones de descenso pero no logró incrementar la distancia con Lauenstein a su paso por Oltze, esta seguía rondando los 120 segundos.

Era la hora de subir al Andraitz, punto donde sólo los más fuertes mantienen el tipo. Kilian aprovechaba ese ascenso y el posterior descenso para ampliar la renta sobre su perseguidor, en Moano había aumentado de 2 a 7 minutos. Conocedor de sus sensaciones y de lo que le quedaba, Jornet echó el resto a sabiendas de que por segundos todavía estaba en tiempos de récord, y así fue hasta los tres últimos kilómetros. Finalmente su crono en meta se paró a poco más de un minuto de su plusmarca pero como he dicho anteriormente consiguiendo la 2ª mejor marca de la historia de la carrera y su octava victoria en Zegama –2007,2008,2010,2011,2012,2013,2014 y ayer la del 2016-.

Por su parte, Marc Lauenstein llegó a meta en 2ª posición tras 3:59:22, a más de 9 minutos del vencedor y con 43 segundos de diferencia sobre un fantástico Luis Alberto Hernando, finalmente tercero. El de Adidas estuvo casi toda la prueba en puestos de podio aunque distanciado en varios minutos del dúo de cabeza. La subida al Andraitz fue determinante para que el burgalés le recortara bastante distancia al suizo y le pusiera gran presión en la última hora de carrera, algo que este supo gestionar.

Otra gran actuación fue la de Manuel Merillas quien pese a llegar corto de forma debido a una lesión, realizó una inteligente carrera al coronar el 7º en Aitxuri y realizar una espléndida segunda parte de carrera que le aupó a acariciar el podio. Finalmente se quedó a menos de 30 segundos de Hernando.

Madura carrera de una ‘veinteañera’ llamada Yngvild Kaspersen

Entre las chicas la prueba comenzaba como se preveía, con Azara García de los Salmones, la gran favorita, tirando de todas sus rivales. La cántabra conseguía distanciarse de todas ellas y especialmente de Megan Kimmel, superándola en casi 2 minutos en su paso por Aratz. Casi una hora más tarde, la americana apretaba a Azara a su paso por Aizkorri y se le ponía a la par. La llegada al Aitxuri puso el punto de inflexión a la disputa por la corona femenina. Una fuerte hipotermia dejaba fuera de combate a la hasta entonces líder y la obliga a retirarse. En ese momento era Kimmel quien capitaneaba la prueba con 6 y 7 minutos de diferencia sobre Yngvild Kaspersen y la veterana Oihana Kortazar, respectivamente. Pero la llegada a Oltze puso de manifiesto que Kaspersen iba recuperando terreno respecto a la líder y en este punto tan sólo 2 minutos la separaba de la de Silverton. Media hora más tarde, y a su paso por Andraitz, Yngvild  ya superaba a Kimmel en dos minutos y parecía tener suficientes piernas como para seguir aumentando su distancia. Los siguientes kilómetros sólo hicieron que confirmar lo anterior y esta joven corredora de tan sólo 20 años conseguía llegar a Zegama en primera posición y llevándose la chapela de vencedora a su Noruega natal. Megan Kimmel era 2ª a 9 minutos de la vencedora y una sólida y regular Oihana Kortazar se volvía a subir al cajón llegando 3ª tras 5:07 minutos de esfuerzo.

“Estoy muy contenta. He disfrutado mucho del recorrido, del ambiente, así como de la meteorología, ha sido perfecta para mí”, confesaba una feliz Kaspersen.

Pese a haber ganado en 2015 una prueba de Copa del Mundo SKY en Hong Kong, su inexperiencia en carreras tan potentes y consistentes como Zegama-Aizkorri me frenaron a colocar a Yngvild Kaspersen entre las aspirantes al podio, pero me equivoqué. La de Salomon puede ser muy joven en edad pero ayer domingo demostró varias cosas en Zegama: ser madura, una gran estratega, estar muy en forma, ser capaz de correr a las mil maravillas con una meteorología muy adversa y llevarse con el barro vasco a las mil maravillas. ¿Quizás estemos ante la Kilian Jornet en versión femenina?

También mención especial a Maite Maiora, una brava entre las bravas. La gran corredora vasca reaparecía en su terreno tras varios meses de inactividad por una doble lesión. Su bagaje del fin de semana espectacular: vencedora en el Kilómetro Vertical disputado el viernes, y 5º en el Maratón a 12 minutos del podio. ¡Cuidado con la de Mendaro que viene fuerte!

Aquí las clasificaciones del Maratón Zegama-Aizkorri y del Kilómetro Vertical .

 

 

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...