Kilian vuelve a lo grande

Victoria en el Maratón del Mont Blanc tras una preciosa lucha con Stian Angermund.
Paula Gallego -
Kilian vuelve a lo grande
Kilian vuelve a lo grande

Kilian Jornet no tiene límites. Cada día que el corredor de Salomon se pone el dorsal (o se inventa un nuevo reto) acaba sorprendiéndonos. La empresa que afrontaba este fin de semana no era nada fácil, pues en el Mont Blanc Marathon se iban a dar cita algunos de los hombres más en forma del panorama mundial. Sobre todo destacaba la figura de Stian Angermund, reciente ganador de Zegama-Aizkorri con récord de la prueba incluido.

La carrera, que fue compara durante los primeros kilómetros, se empezó a decidir al paso por el ecuador de la misma. En el kilómetro 22 pasaron juntos Max King, Sage Canaday, Stian Angermund y, cómo no, Kilian Jornet. Poco después la lucha iba a ser de dos corredores, los que partían como grandes favoritos a llevarse al triunfo. Stian y Kilian. Kilian y Stian.

Era el kilómetro 28 y ambos rodaban con una fluidez despampanante, sin fisuras. Sabían que la victoria iba a ser muy cara, pues Kilian debía enfrentarse al hombre más en forma del mundo del trail y Stian debía hacer lo propio con el corredor más grande de la historia de este deporte.

Publicidad

La lucha siguió, en un mano a mano antológico, hasta pocos kilómetros antes de la prueba. De hecho, a través de las redes sociales de Salomon Running hemos podido ver cómo los dos corredores galopaban en paralelo a menos de cinco kilómetros de meta, en el último avituallamiento ubicado en La Flégère. Parecía que el duelo se lo iba a llevar el islandés, merced a su descomunal talento en las subidas (la carrera acababa tras 3 kilómetros de ascensión), pero la niebla que reinaba en la meta iba a proporcionarnos una sorpresa.

Sorpresa que no lo fue tanto teniendo en cuenta que quien apareció tras las nubes no era otro que Kilian Jornet, el hombre montaña. Aquel que es capaz de subir dos veces al Everest en una semana y plantarse menos de un mes después en Chamonix para reinar de nuevo en una carrera en la que, de hecho, tiene el récord del trazado. Esta vez estuvo lejos, pues cruzo la meta con 3h45:45, seguido por un tremendo Stian Angermund con 3h47:05. Max King completaba un pódium de muchísimo nivel con 3h50:49.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...