Medias de compresión y running: ¿no corro más pero recupero mejor?

Te explicamos los resultados de la investigación del Dr. Juan del Coso con esta prenda tan utilizada por el runner de asfalto o montaña.
Ezequiel Bellido Verdú / Foto: Compressport -
Medias de compresión y running: ¿no corro más pero recupero mejor?
Medias de compresión: ¿no corro más pero recupero mejor?

Mucho tiempo ha pasado ya desde que Aselli, Pecquet o Wiseman –siglos 16 y 17- abrieron el camino de las medias de compresión, prenda muy utilizada por el corredor de hoy día. Los dos primeros, médico italiano y científico francés, dieron a conocer el sistema linfático. El tercero, inglés, fue de los pioneros en sugerir el uso de las técnicas de compresión, siendo el inventor de las primeras media de cuero acordonadas que podían ser comprimidas desde el mismo tobillo. Un siglo después, el uso de los vendajes se multiplicó por la creencia de que su uso era muy indicado para la recuperación de válvulas venosas. También se afirma que mismísimo médico griego Hipócrates, aconsejó el uso de estos vendajes de compresión para el tratamiento de los trastornos venosos, esto último en los siglos antes de la era de Cristo.

No deja de impresionar que por aquel entonces ya inquietara la idea de que la compresión era una buena terapia en el tratamiento de la insuficiencia venosa en los miembros inferiores. Hoy día se sabe que ayuda a que la sangre no se estanque y por tanto facilita el cambio de flujo de sangre del sistema venoso. Todo esto explica que las medias de compresión que conocemos hoy día estén especialmente indicadas para tod@s aquell@s que tengan mala circulación y por extensión estén en riesgo de sufrir una Trombosis –formación de un coágulo en un vaso sanguíneo que impida el paso de la sangre a otros tejidos-. Mujeres embarazadas o personas con piernas con venas varicosas son los usuarios más indicados de esta prenda.

El uso de las medias de compresión se ha extendido tanto que las podemos encontrar de diferentes tipos: preventivas, especiales, terapéuticas o anti-embólicas, estas últimas son específicas para la prevención de trombos y su compresión ronda los 20mmHG. Como dije al principio, muchos son los corredores que no salen a correr sin sus pantorrilleras, y lo hacen por una razón, la misma que defienden la mayoría de las marcas que las comercializan: te mantienen lejos de las contracturas, las lesiones y alivian o retardan la fatiga. La presión que ejerce el tejido sobre la pantorrilla estimula el retorno venoso y por consiguiente aumenta la velocidad de circulación de la sangre.

Dentro del ‘running’ uno de los sectores donde más se puede ver el uso de pantorrilleras es en el trail running y especialmente en las ultratrails. Pocos son los corremontañeros que hoy día no llevan estas medias que ya hace más de una década popularizó en esta disciplina el gran Raúl García Castán, Pentacampeón de España, Sub-Campeón del Mundo -2007- y de Europa -2008-. Aún así los argumentos que me trasmitió en su día no iban del todo por la línea que os comento:

Llevo estas medias por admiración a Julius Erwing –celebre jugador de basket de la NBA- y porque me protegen las piernas de roces con las hierbas y ramas de la montaña”.

La realidad es que en el presente muchos son los que dependen de sus medias de compresión y tienen claro que sin ellas sus músculos no rendirán al 100%. ¿Estamos ante una creencia real y fundada, o ante una moda pasajera o producto de temporada?

Hace casi 3 años, el equipo del Dr. Juan del Coso Garrigós, investigador y Doctor en Rendimiento Deportivo -ejerce como profesor en la madrileña Universidad Camilo José Cela- se puso manos a la obra a la hora de aportar luz a la pregunta anterior. Para ello, se valió del Maratón de Madrid y de una muestra de participantes. Unos corrieron con pantorrilleras de una marca –grupo experimental- y los otros simplemente con calcetines –grupo control- . Ambos grupos, de 17 corredores cada uno, corrieron la maratón a un ritmo similar, sobre 5 minutos/km, completando los 42km en 3:30 aproximadamente.  Los valores de la CK –creatina quinasa- y mioglobina en sangre –marcadores del daño muscular- fueron los encargados de desvelar un resultado final que fue algo inesperado.  La media del daño muscular recogido por el grupo control comparada con la del grupo experimental fue muy parecida por lo que el Dr. Del Coso concluyo diciendo que:

“Los resultados no han podido refrendar que las medias prevengan el daño muscular ya que las diferencias de daño muscular entre ambos grupos de corredores no son bastante significativas. Por tanto,  y con estos datos, no podemos decir que las medias de compresión tengan la efectividad que dicen que tienen, al menos cuando el corredor está en movimiento”.

Pero todo no fue negativo en este experimento, este investigador detectó algo positivo en el uso de la prenda de compresión:

 “El efecto positivo que pudimos encontrar estuvo en la recuperación ya que el día después del maratón la percepción de dolor de los corredores que utilizaron pantorrilleras era menor que los que no la utilizaron”.

Resumiendo: Parece ser que las prendas de compresión podrían ayudar en la recuperación pero no en el rendimiento.

Y es que el equipo de Del Coso no para trabajar. El otro día me adelantaba otro campo de investigación que parece muy interesante: las adaptaciones que produce en el calcáneo la carrera de resistencia. ¿Tendremos los corredores una mejor ‘calidad ósea’ que el resto de los mortales? En breve publicaremos algo al respecto.

Otros artículos relacionados:

-Dr. Juan del Coso: “A las bebidas isotónicas comerciales les faltan sales minerales”

 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...