Nacho Martínez: “La Hipoxia Intermitente también puede ayudar al rendimiento del runner que no corra en altura”

10 respuestas que quizás no sepas de este método de entrenamiento que ahora está tan de moda.
Ezequiel Bellido / Foto: Lymbus -
Nacho Martínez: “La Hipoxia Intermitente también puede ayudar al rendimiento del runner que no corra en altura”
Nacho Martínez: “La Hipoxia Intermitente también puede ayudar al rendimiento del runner que no corra en altitud”

Kilian Jornet y Emelie Forsberg utilizaron la Hipoxia Interminente a la hora de aclimatarse a la altitud en tiempo récord y sin apenas salir de casa. Fue este año y con motivo de sus intentos al Cho –Oyu y Everest. No por ello es un método novedoso ya que se sabe de ella desde hace muchos años, siendo numerosos los deportistas que han utilizado este sistema de entrenamiento para preparar sus retos en altitud, así como para mejorar sus límites fisiológicos.

Nacho Martínez, asiduo colaborador de este portal, nos acerca a esta metodología a la cual puedes acceder con el programa de entrenamiento que ofrecen centros como Salud Deportiva en el Hospital Vithas-Nisa 9 de Octubre mediante su programa ialtitude, avalado por Fernando Lozano, ex – entrenador del conocido atleta Chema Martínez y uno de los pioneros de la Hipoxia Intermitente en España.

Brevemente, ¿en qué consiste la hipoxia intermitente?

El entrenamiento intermitente mediante altitud simulada, que comúnmente denominamos hipoxia intermitente, alterna intervalos en condiciones de hipoxia con intervalos en condiciones de normoxia.

¿A partir de qué altitud se podría considerar que entrenar con éste sistema podría ser beneficioso?

Depende del patrón de desaturación (SPO2) y FC con el que responde el deportista a la condición de hipoxia que le planteamos. Una diferencia clave con el entrenamiento en altitud real es que aquí podemos individualizar prácticamente al instante la presión parcial de oxígeno (es decir, la simulación de altura) en función de cómo responde cada deportista.

Publicidad

¿Podría tener beneficios en un corredor que no va a correr en altitud?

Por supuesto. Mediante el entrenamiento basado en hipoxia intermitente vamos a obtener beneficios que van mucho más allá de mejorar la aclimatación a la altura. Las más conocidas y estudiadas son las adaptaciones hematológicas (incremento de la hemoglobina en sangre), pero cada vez son más los estudios que apuntan en otras direcciones como la mejora del metabolismo lipídico (aspecto de gran relevancia en pruebas de ultra resistencia) o la mejora del equilibrio simpaticovagal y la recuperación entre sesiones en periodos de carga acentuada. No obstante, evidentemente se trata de una estrategia especialmente pertinente en aquellos deportistas que van a competir en alturas por encima de los 2000 metros o que tienen una respuesta poco adaptativa a la altura.

¿Todo el mundo puede acceder a ella?

Ante esta pregunta, es importante matizar que un aspecto fundamental del entrenamiento mediante hipoxia intermitente es la correcta planificación y supervisión de las sesiones. Nosotros en nuestra unidad de Salud Deportiva en el Hospital Vithas-Nisa 9 de Octubre trabajamos con la tecnología y el asesoramiento técnico de iAltitude, empresa sin duda referente en este sector. Hecha esta aclaración, el coste económico de realizar este entrenamiento es similar a realizarse un masaje de descarga semanal; así que sinceramente creo que es una tecnología bastante accesible.

En el video de Kilian Jornet y Emelie Forsberg, Testing Ourselves, pudimos ver que los dos entrenaban en su casa con una maquinaria aparentemente simple, ¿Es esto así? ¿Cuánto puede costar tener en tu casa un estos aparatos?

Desconozco el precio del equipamiento si se adquiere de manera independiente a un software y sobre todo al apoyo técnico de una empresa –en nuestro caso iAltitude-, pero tal y como te decía en la pregunta anterior desaconsejo completamente esta opción. Una planificación y sobre todo una supervisión inadecuada pueden ser muy contraproducentes no solo para el rendimiento sino también incluso para la salud.

Publicidad

¿El entrenamiento en hipoxia que realizó Kilian en su casa lo podría realizar a cualquier persona, siempre y cuando se personalice?

Lo puede realizar cualquier persona siempre y cuando lo haga con un equipamiento y una supervisión adecuados. Ese equipamiento y correcta supervisión permitirán una progresión que se iniciará, por ejemplo, en la mayor parte de los casos con un entrenamiento en hipoxia intermitente pero en condiciones de reposo (a diferencia de la mayor parte de imágenes del video de Kilian y Emelie donde combinan ejercicio e hipoxia).

Acláranos los beneficios de ejercitarse en altitud simulada y dormir a cierta altitud, ¿son los mismos? ¿Deben compaginarse estas dos acciones?

Son dos acciones diferentes y que generan adaptaciones diferentes. Pueden compaginarse, pero no es necesario dormir en altura para obtener los beneficios derivados del entrenamiento mediante hipoxia intermitente.

¿A partir de cuánto tiempo entrenando con hipoxia intermitente se pueden ver avances en el rendimiento en altura?

Es una pregunta difícil de responder porque existe una gran variabilidad individual tanto en la respuesta a la altura como en las adaptaciones que genera el entrenamiento en altitud simulada, aunque nuestra experiencia en el tiempo que llevamos trabajando con esta tecnología es que 8-12 semanas de entrenamiento suelen generar beneficios significativos.

Publicidad

Estamos ante un sistema que además de garantizar un mejor rendimiento en altitud, minimizaría los riesgos del conocido ‘mal de altura’, con edemas cerebrales y pulmonares etc.

Efectivamente existe una evidencia científica cada vez más sólida sobre los beneficios de este entrenamiento en relación a minimizar los efectos del Mal Agudo de Montaña.

Seguro que much@s de los que han visto el documento de Kilian, se habrán preguntando con qué % de oxígeno estaría pedaleando Kilian con esa máscara en la boca mientras hacía rodillo. ¿Podrías aproximarnos qué protocolo intuyes que podría haber seguido?

Desconozco el protocolo utilizado por Kilian; aunque habitualmente, tanto a nivel científico como en la práctica asistencial, se utilizan concentraciones de oxígeno que oscilan entre un 15 y un 9% (que simularían altitudes entre 2500 y 7000 metros aproximadamente). Por debajo de un 9% el cuerpo humano difícilmente genera adaptaciones.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...