Rachid El Morabity sigue siendo el Rey del Desierto

El marroquí se lleva su 6ª victoria en el Marathon des Sables con un dominio aplastante.
Ezequiel Bellido / Foto: Cymbaly V Campagnie para MDS -
Rachid El Morabity sigue siendo el Rey del Desierto
Rachid El Morabity sigue siendo el Rey del Desierto

En 2011 Rachid El Morabity escribía por primera vez su nombre en lo más alto del Marathon des Sables –MSD-, tenía 29 años y ya apuntaba maneras para correr a 12-13 km/hora de media por encima de la arena del desierto y bajo condiciones de calor. Tuvieron que pasar 3 años para que volviera a ganar esta carrera que no ha dejado de monopolizar hasta día de hoy. Las ediciones 2014, 15, 16, 17 y esta del 2018 que acababa hoy sábado 14 de abril, las ha hecho suyas y llevan su impronta

Tras dejar ganar por unos segundos los 30km iniciales de la primera de las etapas a su hermano Mohamed –quien al final quedaría 2º de la general-  las cuatro restantes fueron cayendo del lado de este dominador de las arenas. Rachid daba cuenta de los casi 40km del 2º ‘round’ en 3h04’, corriendo a casi 13km/h de media. Lo mismo hacía con los casi 32km del tercer asalto, ganando a su hermano por un minuto y corriendo a más de 12km/h de media. Como estaba cantado, el mayor mordisco para afianzarse como ganador de esta MDS 2018, lo daba en la etapa reina, 86km que se zampó en 8h12’. Desde el inicio salió en cabeza y avanzó a 10’5km/h pese a las altas temperaturas y a una tormenta de arena que le azotó en los últimos compases de carrera.

Pero en la última de las etapas cronometradas y de distancia maratón –realmente la última se ha disputado hoy sábado sobre 7’7km pero no es puntuable al tener carácter solidario- el mayor de los Morabity se comportó como un humano, llegando a meta en 4ª posición a 8 minutos del ganador Abdelkader El Mouaziz –quien posee una estratosférica marca en maratón de asfalto de 2h06’ en  2002-. Compatriota y compañero de equipo de Rachid, El Mouaziz es otro de los clásicos de esta carrera que siempre está delante pero que en esta edición, y pese a estar posicionado en plaza de podio, sucumbió en la etapa de 86km y perdió opciones, consiguiendo una 4ª plaza final a 10 minutos de Merile Robert. El francés se hizo finalmente con la 3ª plaza, principalmente por su alto rendimiento en la etapa más larga.

Entre las chicas, superioridad final de Magdalena Boulet quien se impuso tras 25h11’ a la danesa Bouchra Eriksen, 26h36’ y a la británica Gemma Game, con 27 horas clavadas en el crono. Increiblemente, la americana Boulet no ganó ninguna de las 3 primeras etapas, siendo adelantada en cada una ellas aunque por pocos minutos por Natalia Sedykn, a priori favorita para la victoria final. La rusa cometió un error y fue penalizada con una hora por no llevar en orden el material obligatorio. Su afán por recuperar esta tara hizo que se vaciara los 3 primeros días, perdiendo más de 2 horas en la 4ª etapa de 86km y perdiendo todas las opciones para estar en el podio final.

Mención especial a los corredores españoles que estuvieron en liza. Un aplicado y regular Alex Flaguela consiguió una meritoria 7ª plaza final. En chicas, 12ª posición para Sonia Calvo.

Tan solo 16 abandonos en la categoría femenina que implican un 91% de finishers –acabaron 159 de las 175 participantes, y 64 retiradas entre los hombres, implicando un 92% de éxito –acaban 775 de 839- son las cifras de este MDS 2018.

Pese al alto coste de la inscripción, más de 3.000€, todavía son much@s l@s que quieren ponerse a prueba en esta aventura que no debe de dejar indiferentes a los que logran doblegarla.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...