Tenerife Bluetrail...desde la playa hasta el monte...

…y desde el monte hasta la playa, allá por el horizonte. No se trata de la muralla que imaginó Nicolás Guillén, sino de la Tenerife Bluetrail, cuya organización debió inspirarse en los versos del poeta cubano para confeccionar un recorrido con el que poder admirar la indiscutible belleza de la isla mientras practicamos una disciplina dura pero agradecida: el trail.
David Plaza -
Tenerife Bluetrail...desde la playa hasta el monte...
Tenerife Bluetrail...desde la playa hasta el monte...

¿Afortunadas las islas? No, afortunados somos los humanos que podemos disfrutar del privilegio de correr contemplando el mayor desnivel de España: por abajo, la inmensidad del Océano Atlántico; por arriba, la majestuosidad del volcán del Teide. Eso sucede en la Tenerife Bluetrail, una carrera que, para satisfacer los diferentes niveles de masoquismo, da a escoger entre 3 modalidades. La “Ultratrail” es la más dura, sobre todo por la hora de salida: las 3 a.m., en plena noche. Y lo más curioso, el lugar: desde el interior de un barco anclado en el Puerto de los Cristianos, ante la atenta mirada de algún incrédulo trasnochador. El punto más alto es el Parador de Turismo de las Cañadas, que coincide con el lugar de salida de la modalidad mediana: la “Trail”. Para los menos osados, como el arriba firmante y convaleciente, existe la “Mediatrail”, apta para cualquier corredor popular medianamente en forma, como la inmensa mayoría de los que estáis leyendo esto.

A regañadientes salimos de los autobuses que nos subieron hasta la zona de salida en el área de descanso de Pedro Gil, en la pista de Mamio. La noche cerrada y el frío nos recordaron los rigores de las alturas tinerfeñas. Mientras intentaba amanecer, pasamos el control de material (para la modalidad corta: cinturón, bidón, líquido y silbato, imagino que innecesario para los atletas de La Gomera). Tras los aplausos y las fotos de rigor, todos nos pusimos a correr en dirección al área recreativa de La Caldera, animados por una meritoria banda de música local, que tocaba con añejos instrumentos. Por pista y en bajada, el comienzo parece muy favorable. Seguimos bajando hacia Aguamansa, y a continuación ya nos metemos en vereda, pero literalmente. Continuas subidas, bajadas, cambios de terreno...sin ningún resquicio por el que se puedan asomar la rutina ni el aburrimiento.

Más adelante, ascendemos en dirección Chimoche por el camino del Guanche, y a continuación seguimos por el camino forestal que bordea el paraje llamado Los Órganos. En este tramo es estéticamente imposible correr sin detenerse a admirar y fotografiar el paisaje. Todo el Valle de la Orotava a nuestros pies, un pinar inabarcable y el Teide que, desde sus orgullosos 3.718 m. de altitud, parece querer contemplar la carrera sin ninguna nube que le moleste. Me acuerdo de los miles de aficionados que desgastamos el asfalto madrileño en las carreras populares y siento algo muy profundo que se podría resumir en una palabra: compasión.

Tras los 9 km. más bellos, probablemente, que he corrido jamás, llegamos hasta el Portillo del Topo, y empieza el descenso hasta el Llano de los Corrales. Las desentrenedas piernas ya notan cierto cansancio, y la bajada se hace bastante dura por la gran pendiente, pero el bosque es tan frondoso que los castaños hacen de freno, y evitan que lleguemos rodando hasta la mismísima playa. Todo este sinfín de sensaciones se ve frenado en seco por algo que nadie tenía ganas de que llegara nunca: la línea de meta, situada en Pinolere. Un pequeño y animado pueblo donde la abundancia de guachinches (tabernas típicas de esta zona) nos obligó a no poder comprobar la calidad del avituallamiento, de la que no dudamos.

GALERÍA de FOTOS

+ info: www.tenerifebluetrail.com

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...