¿A qué hora del día entreno?

¿Mañana, mediodía o noche? Existen buenas razones para cada uno
Jennifer Van Allen -
¿A qué hora del día entreno?
¿A qué hora del día entreno?

¿Cuál es la mejor hora del día para entrenar? Es fácil. ¡La mejor hora del día para entrenar es aquella hora en la que tengas más ganas de hacerlo!

Tanto si eres una persona madrugadora, noctámbula, o alguien que busca un hueco a mediodía en el trabajo, lo que más importa es bloquear un tiempo entre tú y tu entrenamiento.

 

MAÑANA. Por la mañana la temperatura de tu cuerpo y tu ritmo cardiaco están en sus niveles más bajos. Si te saltaste la cena la noche anterior, o comiste carbohidratos rápidos de digerir como el arroz, pan, o postres azucarados, tu gasolina se agotará, lo cual hará difícil que encuentres la energía para levantarte. Y si dormiste poco, ocho horas es lo ideal, tendrás más opciones de aporrear el botón del despertador que el de golpear la carretera.

Como hacerlo:

Come carbohidratos fáciles de digerir como brócoli, judías verdes o lentejas y pon tu cafetera a funcionar antes de despertarte. Apaga el ordenador y la televisión al menos 30 minutos de irte a la cama y baja las persianas al máximo, la ausencia de luz favorece la producción de melatonina, que te induce el sueño.

Coloca el despertador lejos de ti para que te tengas que levantar de la cama para apagarlo; y una vez que estés despierta, pon tu ropa de entrenamiento en una habitación iluminada: cuando la luz dé en tus ojos, se activa tu glándula pineal que para de producir melatonina, ayudándote a despertar.

 

MEDIODIA. El nivel de melatonina de tu cuerpo está en sus mínimos a mediodía, por lo que psicológicamente es cuando estás más en alerta. Mientras puede ser tentador seguir insistiendo en el trabajo, es tiempo de descanso. Y si no has comido, probablemente preferirás comer que entrenar.

Como hacerlo:

Calendariza tu entrenamiento como si fuera cualquier otra reunión, ponlo en tu lista de hacer, y táchalo después de haber cumplido la misión. Divide tu comida en dos: Come la mitad una hora antes de salir, y toma la parte que te queda después de hacerlo. No te estreses por perder tiempo de trabajo- está demostrado que el ejercicio aumenta la productividad.

 

TARDE. Cuando estás mentalmente y físicamente cansado al final del día, la dopamina, la sustancia química del cerebro que te da energía y te hace sentirte despierta, va a estar baja, así como el azúcar de tu sangre.

Como hacerlo:

Andar y correr eleva tu ritmo cardiaco y tu sistema nervioso, lo que te hará estar más en alerta. Prepárate, cámbiate en el trabajo y ve directamente al gimnasio o la pista. Mantén tu energía con un tentempié antes de salir a entrenar.

 

Finalmente, sin importar cuando elijas salir a sumar unos kilómetros, aquí hay un consejo que es posiblemente más efectivo que cualquier otro: Encuentra un compañero que comparta objetivos similares y quedar para entrenar. Es mucho más duro saltarte tu entrenamiento cuando sabes que alguien está contando contigo para ir. 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...