Aprende a gestionar tu carrera para mejorar en los 10k

Es momento de aprender otros registros como corredor y aprender más de ti y tu gestión frente al esfuerzo. La meta no es solo batir tu marca en cada carrera, sino seguir disfrutando del entrenamiento y mantenerte en forma.
Sonia Bejarano. Foto: Félix Sánchez -
Aprende a gestionar tu carrera para mejorar en los 10k
Aprende a gestionar tu carrera para mejorar en los 10k

La mayoría de los corredores que empiezan se sienten motivados en sus primeras carreras. Cada una marca un nuevo hito, un nuevo record y una meta que alcanzan que antes pensaban inimaginable. Correr 5 ó 6 km sin parar fue una proeza en los comienzos y el salto a los 10km lo haces con la ilusión propia de la novedad y la sensación de reto continuo. Esta sensación durará bastante pues en cada carrera, debido a tu mejora física resultado de tu disciplina entrenando, irás batiendo tus registros casi sin esforzarte. Al principio estas mejoras se reflejarán en rebajas de varios minutos a tu registro de 10Km, sin embargo, poco a poco, algunos corredores empiezan a desilusionarse porque empiezan a ver que las mejoras ya no se producen en cada carrera y cuando se producen es por pocos segundos acompañada además de una sensación de que cada vez debes esforzarte más para conseguirlo.

En este momento, puede que lleves ya dos años corriendo, y las mejoras se seguirán produciendo, sin embargo, ya no son tan plausibles como antaño y algunos corredores se sienten estancados. Es momento de aprender otros registros como corredor y aprender más de ti y tu gestión frente al esfuerzo. La meta no es solo batir tu marca en cada carrera (eso sería imposible), sino seguir disfrutando del entrenamiento y mantenerte en forma. Por ello, si quieres mantener la motivación y seguir mejorando en tu 10km (antes de pasar a otras distancias), prueba con estos consejos:

1.Prepárate para una carrera que te motive. Cuanta mayor es la experiencia y bagaje deportivo de un corredor, más difícilmente se consiguen las mejoras. Muchos de los atletas de élite, que obviamente entrenan para mejorar,  consiguen mantenerse en su mejor nivel temporada tras temporada, lo que significa un éxito. No te gastes psicológicamente en cada competición por no bajar tu marca, elige algunas carreras de 10km que te motiven especialmente (de 2 a 4 carreras), y planifica tu preparación para llegar a esas citas en tu mejor momento de forma. La idea es que en esas carreras si intentes batir tus registros, el resto de carreras pueden servirte para aprender de ti y conseguir otras capacidades como corredor.

2.Competiciones solo con dorsal. Los entrenamientos sirven para ponerte en forma. No es buena idea hacer cada entrenamiento por encima de tu ritmo. De vez en cuando no pasa nada si tu grupo “te aprieta un poco las tuercas” pero de manera continuada llegarás a las competiciones demasiado fatigado física y mentalmente.

3.Conocer el recorrido de la prueba. Si quieres batir tu marca deberías echar un ojo al mapa y al perfil que facilita la organización. Si el perfil es duro, ya sabes que tendrás que modificar tu objetivo, pues los desniveles no te ayudarán a conseguir mejorar el tiempo final. A veces, a pesar de los desniveles positivos muchos corredores mejoran marca pero eso solo indica que su anterior registro estaba muy por encima de lo que en realidad el deportista vale.

4.Valorar las condiciones meteorológicas. A veces, nos preparamos para una carrera donde queremos hacer marca, el perfil acompaña y nuestro estado de forma es óptimo, sin embargo el día no es apropiado, como por ejemplo, una ola de calor. En estos casos, donde las condiciones meteorológicas puedan tener consecuencia en nuestra salud, tendremos que bajar nuestro nivel de exigencia, al fin y al cabo, nos gusta mejorar como al que más pero nuestro sustento no depende de nuestro rendimiento en esa prueba. Córrela, disfrútala y exígete pero con cabeza. Busca otros objetivos factibles. Todos conocemos casos dramáticos de pruebas donde corredores son atendidos por equipos médicos por el alto nivel de exigencia entregado.

5.Descanso días previos. Antes de una carrera que hemos cuidado con especial interés es importante respetar los días previos de descanso. No pasa nada porque no te machaques la semana de la prueba. Es mejor llegar descansados y con ganas. El mayor hándicap con el que me encuentro es la falta de confianza de los corredores. Necesitan probarse a toda costa y al bajarles la carga, se sienten tan descansado que un rodaje de 45´que debería ser fácil lo convierten en un ritmo controlado. Controla tu cabeza y tus ganas y como en el punto superior; las competiciones solo con dorsal puesto.

6.Gestión de la carrera. Es momento de que empieces a definir una estrategia o plan de competición. En función del objetivo principal deberás marcarte tus propias metas intermedias que te ayuden a conseguir el reto final. También tendrás que tener en cuenta tus propias capacidades y tu estilo de correr (hay corredores que se sienten más cómodos corriendo en progresión, otros a ritmo constante y los hay que salen a demasiado rápido y luego pagan los excesos). Si quieres hacer marca, deberás decidir de antemano el ritmo al que debes pasar por cada km y ser estricto en el paso. Todos los segundos que ganes al principio pueden pasarte factura al final así que lo mejor es no arriesgar hasta pasar el 50% de la prueba.

7.Analiza tus competiciones. Valora de manera objetiva tu puesta en escena y no te dejes llevar por el resultado final. La ayuda del gps te puede servir para ver cómo has gestionado cada kilómetro y saber si te excediste en algún punto que pagaste posteriormente o si saliste demasiado conservador. Aprende de cada experiencia.

Cada carrera será diferente y en cada carrera aprenderás algo más de ti. No tengas miedo a probar nuevas estrategias, cuantos más recursos tengas mayor capacidad de decisión y respuesta  encontrarás en la propia competición.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...