Cómo lidiar con una compañera de entrenamientos “negativa”

No dejes que las palabras negativas y la desgana arruinen tus kilómetros
Susan Paul -
Cómo lidiar con una compañera de entrenamientos “negativa”
Cómo lidiar con una compañera de entrenamientos “negativa”

Cristina pregunta: Mi compañero de entrenamiento se queja antes de cada carrera. Nada más vernos por la mañana comienzan las excusas tan pronto como sale de su coche. Que si no ha dormido bien, que si le duele la espalda, que si lleva una mala semana en el trabajo, y así sucesivamente. Esto implica comenzar el entreno con un matiz negativo. ¿Cómo puedo manejarlo? 

Como se suele decir, la mejor defensa es un buen ataque, por lo que tu compañera de entrenamientos podría estar preparándose a sí misma (y a ti) para un mal resultado en en caso de no poder frente a lo establecido para ese día en el plan.

Un diálogo negativo es por lo general una forma de ansiedad. Los corredores tienden a utilizar esta táctica como un mecanismo de defensa en caso de que el resultado no sea el esperado. Sucede más a menudo antes de una carrera, pero es obvio que también puede ocurrir antes de un entrenamiento.

Independientemente de sus razones, esta conversación negativa es desagradable. Ya sea intencional o no, todo el mundo se desinfla cuando no para de habar o escuchar cosas poco motivadoras. Lo que es más, el diálogo interno puede realmente afectar a tu rendimiento, mientras que la motivación positiva puede aumentarlo. A la hora de afrontar una carrera no solo debes centrarte en tu forma física, también debes enfocarla de forma positiva para obtener un buen resultado.

 

Es importante tener en cuenta que los compañeros que entrenan juntos no progresan a la misma velocidad, incluso haciendo el mismo plan de entreno, por lo que mientras que las dos podéis haber comenzado en el mismo punto, vuestra condición física ahora será diferente en cuanto a la distancia, ritmo o ambas.

Tal vez tu compañera no se siente segura de su capacidad, y es muy fácil desinflarse cuando vea que no puede seguir tu ritmo.

Si esto sigue así, es el momento de tener una conversación de corazón a corazón. Se honesta y coméntale que escuchar sus comentarios negativos antes de salir a correr no te sienta bien, a la vez que estás preocupada por ella y quieres que esté motivada y con ganas.

 

Cuando compañeros de entrenamiento se encuentran en caminos divergentes, una opción es unirse a un nuevo grupo de corredores. Un grupo más grande puede proporcionar la oportunidad de encontrar otros compañeros de entrenamiento adecuado.

Otra opción es cambiar tu horario de entrenamiento para acomodar las necesidades de ambas. Por ejemplo, la corredora más rápida puede unirse con su amiga en días fáciles de entreno.

O, si quieres correr más tiempo que ella, sal tu primero y ella se puede unir después para completar el entreno. Esto puede ser una buena manera de aumentar tu kilometraje de una manera suave y disfrutar de compañía al mismo tiempo.

 

El punto es encontrar un punto en común que os haga felices a las dos.

 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...