¡Márcate nuevos objetivos para el 2018!

Es hora de plantearte aquello que quieres mejorar para el año que viene
Jenessa Connor -
¡Márcate nuevos objetivos para el 2018!
¡Márcate nuevos objetivos para el 2018!

Cuando tu carrera diaria se convierte en una búsqueda hacia un objetivo más amplio, una búsqueda completa de algo más que cumplir tu entrenamiento o alcanzar un total semanal, de repente cada kilómetro tiene un onjetivo, y cada paso lo acerca. No solo estás corriendo, estás corriendo con un propósito.

¿Lista para empezar? Elige entre estos seis objetivos para convertirte en la corredora que deseas: más rápida, más fuerte, más dura, más segura… Comprométete a un objetivo ahora, y obtendrás las recompensas todo el año. No tienes nada que perder, y todo por ganar.

 

Mejora tu velocidad

Si siempre quisiste hacer marca personal en media maratón o limar algún segundo en tu kilómetro más rápido pero sientes que tu velocidad no te lo va a permitir, no te preocupes. Stephanie Schappert, corredora profesional en el New York Track Club de Nueva Jersey, dice que solo se necesita un poco de empuje para obtener grandes resultados, sin importar la distancia que corras.

Si actualmente entrenas de cuatro a cinco días a la semana, Schappert recomienda incorporar ejercicios como sprints, rectas rápidas en cuestas una o dos veces a la semana. Cronometra tus parciales para mejorar progresivamente tus ritmos; el mejor consejo es simple: "Intenta correr más rápido de lo habitual".

 

Publicidad

Entrena tu mente

¿Qué separa a los corredores que entrenan cuando no les apetece de los que encuentran excusas? Lo mismo que impulsa a un corredor a cruzar la línea de meta mucho después de conocer el “temido muro”, una combinación de perseverancia, resistencia y determinación. Y de acuerdo con Jonathan Fader, psicólogo deportivo en Sportstrata, no es una cualidad innata que algunos atletas tienen y otros no. Con un poco de acondicionamiento mental y práctica constante, cualquiera puede ganar agallas.

 

Publicidad

Pon tu core más fuerte

Tu técnica de carrera está directamente relacionada con la fortaleza de tu core, explica Rachel Cosgrove, entrenadora en New Hall, California. "Si nuestro core no está fuerte, usamos más energía porque no somos capaces de estabilizar nuestro cuerpo mientras damos el siguiente paso", dice. Ese drenaje de energía puede hacerte más lenta y hacer que el entrenamiento sea más duro.

Y debido a que un core débil puede forzar compensaciones de movimientos no naturales, también puede ser la causa de lesiones recurrentes.

La solución: hacer ejercicios que, como correr, requieran que estabilices tu core mientras mueves tus extremidades.

 

Publicidad

Aumenta tu resistencia

La mayoría de los corredores no comprenden del todo el concepto de resistencia, dice Chris Hinshaw, entrenador de resistencia en el Área de la Bahía de San Francisco. Los atletas de todos los niveles se acercan a él preguntándose por qué no han mejorado su marca en 5k o por qué les cuestan tanto los últimos kilómetros de una media maratón, a pesar de aumentar su kilometraje.

Todos tenemos un espectro completo de fibras musculares disponibles para trabajar, desde la más rápida de las fibras de contracción rápida hasta la más lenta, explica Hinshaw. Los corredores, dice, tienen una tendencia a entrenar en un "engranaje": o no les gustan los entrenos largos, por lo que se mantienen en distancias cortas, o se sienten más cómodos a un ritmo constante, por lo que nunca corren rápido. Como resultado, un tipo de fibra muscular a menudo permanece desentrenada y pasiva.

No importa tu distancia ideal, necesitas tener ambos tipos disponibles para correr, dice.

 

Publicidad

Aumenta tu tolerancia al frío

Los entrenamientos de invierno construyen la base para las carreras de verano. Pero eso también significa que te encontrarás frente a unos heladores kilómetros. Mientras que la motivación de algunos corredores se sumerge comprensiblemente en el termostato, otros te dirán que simplemente no pueden entrenar a bajas temperaturas. Eso es evitar la oportunidad, según Brian Mackenzie, fundador de una plataforma de entrenamiento de atletas.

"Es solo una reacción simpática adversa", dice Mackenzie sobre la típica locura de clima frío marcada por un corazón acelerado, respiraciones cortas y músculos tensos. Si no estás preparada física y mentalmente para el frío, tu sistema nervioso te dirá que huyas para obtener condiciones más cómodas. Introduce poco a poco entrenamientos a bajas temperaturas para aclimatar tu cuerpo.

 

Publicidad

Domina tu atención

"La atención plena es la calidad de estar en el momento presente, sin distracciones", explica Andy Puddicombe. Entre las listas de reproducción, los audiolibros, los poscastd y nuestros propios cerebros agitados, en ocasiones, dominamos el arte de la distracción.

Entrena en mindfulness, sin embargo, y te colocarás automáticamente por delante del resto. Puddicombe a menudo ve esta ventaja entre los atletas de élite. "La diferencia en el día de la carrera es su mentalidad", dice. "Algunas personas pueden incluso ser mejores que otras, pero simplemente no aportan la mentalidad correcta ese día, por lo que no funcionan tan bien".

Fuera de la carrera, la atención plena permite a los corredores aumentar la conciencia corporal, lo que fomenta una mejor postura y técnica. Incluso puede mejorar la recuperación, conducir a un sueño mejor o mantener la cabeza en su sitio cuando estás sin entrenar por lesión.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...