Probamos en el gimnasio las Nike Air Zoom Strong

Para correr bien y evitar lesiones hay que entrenar en el gimnasio y hoy hemos probado una zapatilla de training.
Nerea Ruano -
Probamos en el gimnasio las Nike Air Zoom Strong
Probamos en el gimnasio las Nike Air Zoom Strong

<

div class="column">

El pasado jueves, 13 de octubre, asistíamos Mónica Martínez y yo, como representantes de Runner’s World Woman a a la presentación que Nike Women hizo de su última zapatilla de training para este otoño, la Nike Air Zoom Strong.

Alejandro de Diego, un especialista de producto de la marca nos contó las novedades de esta zapatilla y después pudimos disfrutar de un completo y duro a la vez que divertido entrenamiento guiado por la Nike trainer, Sara Carmona, y la nueva aplicación Nike +Training Club.

Os comienzo contando algo muy importante de esta zapatilla, es exclusiva para mujer, no existe su homóloga para los deportistas masculinos, por lo que tomad nota, ¡hecha solo para nosotras!

Estamos ante unas zapatillas de training, ¿y os preguntaréis qué es training exactamente? Pues básicamente son los entrenamientos que hacemos en el gimnasio o en cualquier otro espacio, orientados a fortalecer nuestros músculos, con pesas y máquinas o con el peso de nuestro cuerpo, en ejercicios individuales o en circuitos donde incluimos una parte aeróbica como por ejemplo correr en cinta, subir escaleras... las variantes son infinitas.

Por ello tienen unas características muy marcadas y diferenciadas respecto a las zapatillas para correr ,ya que básicamente el movimiento circular constante de la carrera no lo tenemos y en cambio tenemos desplazamientos laterales y en ocasiones, más bruscos.
Las zapatillas de training tienen materiales en la parte superior más resistentes, una pieza en la zona exterior del metatarso que actúa de placa estabilizadora para los cambios de dirección, el material de la mediasuela tiene una amortiguación más firme y la suela exterior con patrones muy diferenciados a las de running que tiene líneas transversales y horizontales para guiar la pisada, y en cambio las de training tienen formas triangulares o hexagonales para favorecer la tracción multidireccional.

Para Nike es la primera zapatilla de training con el collar en el tobillo más elevado de lo habitual, inspirado en la experiencia de una jugadora americana de la marca, de material de neopreno elástico que nos aporta una sujeción personalizada.

Posee dos cintas anchas elásticas: una cubre la zona del talón y la otra, la del metatarso para proteger los cordones y que no nos molesten.

El upper está compuesto por dos capas: la primera capa es una malla fina transpirable, más abierta en las zonas de mayor sudoración como la lengüeta y los dedos. La otra capa, que es la que nosotras vemos, está hecha de un material flexible y duradero.

Y la mediasuela está compuesta por una única unidad de Nike zoom, la amortiguación más utilizada de la marca, que nos aporta mucha reactividad, ya que no sólo hay aire si no también encontramos filamentos transversales de naylon (los vemos por el efecto traslúcido de la suela que además es de goma reciclada).

Ahora sólo nos queda calzárnoslas y poner nuestros músculos a tono y bien fuertes, ¡es la clave para poder correr bien, evitar lesiones y mejorar nuestros ritmos! 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...