Probamos la Glycerine 13 de Brooks

Es el modelo con más amortiguación de toda la gama que tiene Brooks, perfecta para pisada neutra y horma ancha.
Nerea Ruano -
Probamos la Glycerine 13 de Brooks
Análisis de la Glycerine 13 de Brooks

Antes de comenzar mi particular análisis, he de reconoceros que era la primera vez en mi vida deportiva que me calzaba unas zapatillas de la casa Brooks, una de las marcas con mayores ventas en zapatillas de running en EEUU, pero que por unas circunstancias u otras aún no había tenido oportunidad de probar. 

La primera impresión nada más calzarme las zapatillas Glycerin 13 fue de una suavidad excepcional, de tener la sensación de que podría correr sin calcetines sin lastimarme los pies. Esto es debido al material 3D Fit Print del upper (malla que recubre la parte superior de las zapatillas) sin costuras. Además, nos cuenta la marca que, es más consistente que en modelos anteriores para evitar posibles roturas debido al uso diario.

Y es que es una zapatilla para salir a entrenar con ella todos los días, la mejor compañera para acumular kilómetros en rodajes largos por tierra o asfalto, indicada para corredoras a partir de 60kgs, con pisada neutra y horma ancha (lo que permite introducir plantillas correctoras, si las llevas, con facilidad).

Además,es el modelo con más amortiguación de toda la gama que tiene Brooks debido al sistema Super DNA presente en toda la media suela, ideal además para aquellas que pisamos de talón o medio pie, lo habitual en las largas distancias.

En ella también destacaría la tecnología principal de la suela, la denominada Ideal Pressure Zones, presente en determinadas zonas de la misma para mejorar la distribución de la presión con el objetivo de disminuir el daño articular y mejorar nuestra eficiencia en la pisada.

 

Y ahora es el momento de seguir acumulando kilómetros, sacando hueco de donde no lo tenemos entre nuestros quehaceres y obligaciones diarias, ¡además con esta amortiguación, estabilidad y suavidad todo es mucho más sencillo!