Probamos la Nike Free RN Distance

Una zapatilla sin barreras, con gran amortiguación, flexibilidad y reactividad en la pisada.
Nerea Ruano -
Probamos la Nike Free RN Distance
Análisis de la Nike Free RN Distance

¡Libertad en tus pies para hacer kilómetros!  Es básicamente lo que la marca norteamericana Nike nos quiere transmitir a través de este nuevo modelo de zapatilla, las Free RN Distance.

Después de doce años en el mercado línea Nike Free mantiene su  misma filosofía que se inició tras un estudio de los atletas que corrían descalzos en la Universidad de Stanford, y desde entonces no ha dejado de evolucionar.

Una de las diferencias visuales que observamos con otros modelos Free es que es un poco más alta, tiene unos centímetros más de suela.

Y nada más calzarlas notamos una increíble amortiguación, esto es debido a su media suela con tecnología  Lunarlon que además refuerza la reactividad de la pisada (detalle que nos transmite  muy buenas sensaciones al desplazarnos);  las hendiduras hexagonales que apreciamos en la suela, nos aportan una flexibilidad espectacular, proporcionándonos el movimiento natural del pie.

Además la suavidad en la amortiguación nos la dá la estructura ligera de Phylon en la suela.

Todo ello encaminado a que podamos realizar más kilómetros con ellas,  de ahí que estemos ante una zapatilla indicada para aquellos días de series donde queremos sentir buenas sensaciones: el impulso firme del pie con el asfalto y rememorando  aquello de “se me van las piernas solas”, ¡qué seguridad y confianza nos dan estos entrenamientos! 

En el upper nos encontramos el innovador tejido Knit de una sola capa muy transpirable, con unos cordones integrados especiales que la marca llama cables Flywire para una gran sujeción ligera a la vez que permiten el movimiento natural del pie. Integra un talón anatómico realmente cómodo y “blando al tacto”, ¡el pie no tiene barreras en ninguna dirección!

 

Estamos antes una gran zapatilla y, mi recomendación personal, es que tal vez resulte demasiado agresivo pasar de unas zapatillas con un drop elevado a este tipo de zapatilla más cercana al minimalismo para hacer nuestras entrenamientos más largos.

Debemos hacerlo de manera gradual y así nos ayudará a aumentar  la fuerza del pie (tan imprescindible al correr y una gran olvidada habitualmente) simulando al comportamiento de  los pies al corres descalzos.

¡Aquí tenemos la clave, fortalece el pie para correr realmente rápido!

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...