Analizamos las OAKLEY RADAR PACE

Oakley da un paso más allá, lanza sus primeras smart glasses.
Nerea Ruano -
Analizamos las OAKLEY RADAR PACE
¡Tus gafas te entrenan!

¡Se acabó el salir a entrenar solo! Las nuevas Radar Pace monitorizan tu actividad física; incluyen un sistema de entrenamiento activado por voz, que en base a una serie de parámetros que introduces con tus datos personales y objetivos, te crea un plan de entrenamiento basado en tus necesidades.

Después de probarlas durante varias semanas comprobamos que la gafa es, como casi todos los modelos de la marca estadounidense, cómoda, confortable y ligera aunque sí es verdad que al llevar cascos la hace un poco más pesada que otras de la marca.

El sistema de colocación y sujeción de los cascos es sencillo y aunque pudiera parecer débil no lo es, se ajusta perfectamente Además lleva diferentes almohadillas que se adaptan mejor a la forma de tu oído. 

Lo primero que debes hacer es descargar en tu smartphone la aplicación “Radar Pace” y asociar el teléfono a las gafas, es muy sencillo.

En base a estos datos, la aplicación te puede hacer tu propio plan de entrenamiento o puedes elegir simplemente salir a rodar.

Si le pides que te haga un plan personalizado te pedirá datos como para qué quieres entrenar y cuántos días puedes entrenar a la semana. Y tienes la opción de seleccionar si quieres que te vaya dando mensajes de ritmo, potencia, de frecuencia cardiaca… o desactivarlas directamente. 

Desde mi punto de vista es que cuando tienes activados los mensajes se hace un poco pesado, lo ideal es desactivarlo e ir preguntando a la voz de “ok radar, ¿cuál es mi ritmo?” o “ok radar, ¿cuál es mi frecuencia cardiaca?”… y las gafas te irán dando la información.

Y mi conclusión es que las Oakley Radar Pace, gracias a los múltiples sensores que tiene: acelerómetro, giroscopio, barómetro y sensores de proximidad y de humedad ; son un magnífico aparato para ayudarte a entrenar y no estar mirando constantemente el reloj.

El reconocimiento de voz es muy bueno ya que responde a casi cualquier pregunta que se haga en relación al entrenamiento pudiendo establecer una comunicaciñon bilateral, pero aún le quedan por perfeccionar mediciones como el ritmo y las distancias. Un progreso maravilloso además sería que fuera autónoma ya que hoy por hoy debe ir conectada al teléfono. 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...