Bálsamo para pies de Weleda

Soportan nuestro peso y los cuidamos muy poco. Nuestros pies se merecen más atención. El efecto refrescante y antiinflamatorio del bálsamo de pies de Weleda es una gran solución.
Sandra Juan -
Bálsamo para pies de Weleda
Cuida tus pies

¿Alguna vez has sentido que tus pies estaban hechos un desastre? Si eres runner sabrás de lo que te hablo. Esta semana he estado probando el bálsamo para pies de Weleda. La verdad, es que cuando recibí el producto tenía ciertas dudas al respecto. No sabía muy bien para que servía, y aún peor, no sabia si yo lo necesitaba.

Tanto en entrenamientos como en carreras no se me suelen cansar mucho los pies. Se me cansan otras partes del cuerpo como cuádriceps, gemelos, tobillos... Pero decidí probarlo y me he llevado una grata sorpresa. Os cuento.

He estado probando el bálsamo durante una semana y he notado una gran mejora en mis pies. No tanto en cuanto a cansancio, porque como os decía, no se me cansan demasiado pero sí mucho en cuanto a cuidado e hidratación.

Todas aquellas que corréis sabéis que los pies se deshidratan mucho, quedándose muchas veces secos. A veces también aparecen durezas que son incómodas y visualmente quedan horribles. El bálsamo de pies de Weleda ha hecho que todo esto desaparezca gracias al extracto de mirra que fortalece la piel y a la cera de abeja que alisa y deja la piel suave, sintiéndome ahora muy cómoda con ellos.

En mi experiencia también he ido más allá y lo he probado en los tobillos. Su efecto refrescante y antiinflamatorio gracias al extracto de caléndula hace que desaparezca el cansancio. Alivia mucho la zona, dejándola relajada y libre de cargas. Por otro lado, la absorción del bálsamo es muy buena, cosa muy rara en las cremas para pies. Lo más normal en dichas cremas es que sean muy densas y cuesta mucho extenderlas. Esta es todo lo contrario, permite extenderla de una forma muy rápida gracias a su ligera textura.

El aroma, bajo mi punto de vista, es muy intenso, huele a aceites esenciales y sobre todo a limón. Entiendo que el aroma va con la filosofía del producto, 100% natural. El único momento en que el producto huele es en el momento de la aplicación, luego el aroma queda muy suave casi incluso desapareciendo.

Otro de sus beneficios es que el bálsamo para pies de Weleda ayuda a que el pie transpire y actúa como desodorante, haciendo que desaparezca cualquier sudor que el pie pueda desprender. Un buen momento para aplicarlo es después de la ducha, con los pies todavía húmedos. La textura ligera permite extenderlo fácilmente, aunque es recomendable aplicarlo realizando un masaje. El efecto es mucho mayor. Gracias a su rápida absorción permite que puedas calzar tus pies al instante.

Mi recomendación es usarlo tras aplicar el aceite para masaje con árnica de Weleda que veíamos hace unos días. Siguiendo este ritual seguro que sientes mucho mejor tus piernas y tus pies. Después de tu entreno diario, te lo mereces!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...