5 errores que cometes al lavar tu ropa de deporte

Desde ignorar las etiquetas de las prendas a usar la secadora, estos errores pueden causar estragos importantes en tu ropa deportiva
Blane Bachelor -
5 errores que cometes al lavar tu ropa de deporte
Stop a las bacterias en la ropa de deporte

Después de llegar a casa de una carrera larga, lo habitual es quitarte la ropa sudorosa y tirarla al cesto y, en ocasiones, se queda ahí durante algunos días antes de lavarla.

Pero este es sólo uno de los múltiples errores que podrías estar haciendo cuando se trata de cuidar tu ropa de entreno. Con el tiempo, estos fallos pueden causar daños en las prendas, especialmente en las realizadas con materiales específicos deportivos.

Hemos preguntado a varios profesionales de la limpieza y el lavado para que compartieran sus conocimientos sobre los errores comunes al lavar este tipo de ropa, y cómo solucionarlos.

 

Error 1: No revisar la etiqueta con las indicaciones de cuidado de la prenda

Los fabricantes indican cierta información crítica en esa etiqueta minúscula, así que debes siempre leerla antes de lavar la prenda por primera vez. "Muchas de ellas tienen advertencias: no utilice secadora, no use lejía… así que siempre es importante comprobarlas primero, porque estas equipaciones no son baratas", dice Melissa Maker, experta en limpieza.

Maker también recomienda prestar especial atención a lo que dice la etiqueta en cuanto a la temperatura de lavado y, en caso de duda, lavar en frío. "Este tipo de tejidos no están muy indicados para el agua caliente, por lo que debilitará muchas de las fibras de nylon o látex", dice.

 

Publicidad

Error 2: Dejar pasar 3 días antes de lavar la ropa sucia

En el ambiente cerrado y oscuro de la cesta, las bacterias que causan los malos olores en la ropa pueden florecer, adhiriéndose los olores en la tela. Pero la verdadera culpable, dice la científica Karen Welch, es la humedad de su sudor. "La humedad promueve el crecimiento microbiano", dice. "Y cuanto más crecen, más olores producen".

Según Lindsey Boyd, cofundadora de una línea de detergentes y productos de limpieza respetuosos con el medio ambiente de la ciudad de Nueva York, dejar la ropa mojada en un cesto es una de las peores cosas que puedes hacer, y con el tiempo, los olores serán mucho más difíciles de salir "

Boyd recomienda una solución preventiva simple: airea esta ropa inmediatamente después de correr. "Una vez que esté seca, ponla en el cesto y lávala cuando puedas", dice. Los pocos minutos adicionales que se tarda en colgar la ropa al llegar, te ayudará a mantenerla libre de olores a largo plazo.

 

Publicidad

Error 3: No usar detergente específico para ropa deportiva

En los últimos años, los fabricantes de detergentes han introducido productos específicamente diseñados para ropa deportiva. Y no es sólo un truco de ventas, los expertos en limpieza dicen que estos productos pueden combatir eficazmente los olores y las manchas, como las perennes debajo de las axilas, mediante el uso de enzimas en su fórmula.

"Al igual que lo que hacen los geles en nuestros cuerpos, que eliminan sustancias como el aceite corporal y el sudor", dice Boyd. "Es muy importante que utilices un detergente que esté destinado a tratar estos olores y manchas".

Cualquiera que sea la marca que elijas, resiste el impulso de agregar detergente extra para combatir los malos olores. "Todo lo que hará será dejar más residuos en los tejidos", explica Drew Westervelt. "Estos residuos se convierten en fuentes de alimento para bacterias y moho que crean olor.

Los expertos también señalan que si bien el uso de detergentes específicos para deportes puede ayudar a reducir el olor que se acumula con el tiempo, es posible que tengas que hacer algo más. El corredor de Boston, Jon Salas, afirma que usando una mezcla de un cuarto de taza de bicarbonato de soda y una taza de vinagre puede ser muy eficaz al combinarlos en la lavadora.

 

Publicidad

Error 4: Uso de la secadora

La secadora puede causar daños en la ropa deportiva, especialmente a altas temperaturas, porque rompe las fibras sintéticas. Al mismo tiempo, la secadora también puede causar retracción. "Es un asesino para los bras deportivos y las mallas", dice Boyd. "Realmente reduce la elasticidad”.

Boyd también señala que los accesorios como bolsillos y cremalleras no son muy “amigos” de este electrodoméstico.

Además, la secadora calienta cualquier bacteria existente en la ropa, que puede hacer que salga oliendo como si no hubiera sido lavada.

Por último, si debes usarla, y la etiqueta de cuidado de la ropa no lo contraindica, asegúrate de usar un ciclo de aire sin calor, dice Maker.

 

Publicidad

Error 5: Uso de suavizante

Mientras que hace que las toallas y las sábanas salgan deliciosamente suaves y frescas, puede causar estragos en tu ropa deportiva. "Lo que es realmente importante y bueno de la ropa de entrenamiento es su capacidad de “respirar”, explica Maker. "Pero estos productos obstruyen todo ese material, de modo que no absorbe la humedad, retiene los olores y no será lo mismo".

Y aquí es donde el vinagre otra vez puede ayudarte, agrega entre media taza y una, dependiendo de la carga de lavado, en la taza del suavizante de la lavadora. El vinagre actúa como un suavizante natural sin ningún efecto negativo en la ropa (y ayuda a eliminar los olores).

 

Publicidad
Te recomendamos

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

La premiada Ride de Saucony, llega ahora con ISOFIT, mejora el ajuste y la amortiguac...

La práctica deportiva siempre se asocia a este tipo de dolores, pero has de saber que...

Cambia tu relación con la ciudad con la Yamaha NMax...

Vuelven las míticas 890v6 de New Balance, unas zapatillas versátiles y equilibradas q...