Corremos por ellas

“No siempre fue fácil para la mujer salir en pantalón corto a pisar el asfalto o cualquier pista de atletismo”
Aurora Pérez. Fotos cedidas por la RFEA. -
Corremos por ellas
Corremos por ellas

Yo no he vivido la época de los pololos y no he sentido discriminación alguna familiar, ni de amistades que vetaran mi afición, pero sí tuve compañeras a las que sus parejas quisieron alejar del deporte de competición.

Esto nos queda lejano, la plena integración está en marcha, sin embargo es bueno saber de dónde venimos para apreciar dónde estamos. No siempre se reconocen las primeras huellas livianas que dejan puesta la semilla en alguna persona que las recuerda y pisa encima de ellas. Nos hemos acostumbrado al cotidiano paisaje de las carreras cada fin de semana, antes no era así y menos con las mujeres como protagonistas,

Las que venimos del atletismo de pista de finales de los setenta corríamos alguna popular, como preparación para la marca que buscábamos en la pista o, por los premios económicos que se ofrecían. Sí, porque antes también había premios económicos pero no siempre igualitarios, podías encontrarte con una plancha frente a un importante premio en dinero para el primer hombre; o un abrigo de pieles frente a un coche de mayor valor. Son casos reales que he vivido.

 

Una de las especialidades del atletismo es correr, por ello al hablar de precursoras del actual boom del asfalto no podemos obviar a las antiguas atletas que abrieron la llave en un mundo masculino.

La primera fémina, no especialmente de asfalto sino más bien de pista y sobre todo de cross, responde al nombre de Carmen Valero (1954 aragonesa afincada en Cataluña) primera atleta que participó en unos JJOO. Su calidad deportiva fue inmensa, fue una superlativa corredora de cross que desde el 73 ganó el Campeonato de España de cross en 8 ocasiones y dos veces (76 y 77) el Campeonato del mundo frente al potente equipo ruso. Asimismo destacaban, aunque eclipsadas por Carmen, otras grandes como la vallisoletana Pilar Fernández, la aragonesa Montserrat Abelló, la vasca Belén Azpeitia, y una corredora auténticamente pionera, además de pista y cross, en las carreras populares y la ruta: la madrileña Iciar Martínez (1947)

 

Iciar, adelantándose a la época en la que le había tocado vivir y correr, recuerdo que participó en el INEF de Madrid en una competición de 5.000m junto con los hombres, no valió la marca que realizó pues era carrera mixta, no permitida en las competiciones de pista, pero fue sin duda un germen en España que lanzaba un mensaje claro respecto a las mujeres.

Iciar fue la primera mujer española que participó en el maratón de Nueva York y fue en el año 1980, debutando en la distancia y realizando la mejor marca española.

Antes que Iciar habían poseído los récords de maratón Lourdes Gabarain, Matilde Gómez y Rosa Talavera (2h59’30) a la que Iciar quitó la mejor marca en NY con 2h49’02.

Iciar mejoraría la marca en 3 ocasiones más en Barcelona, San Francisco, dejándolo en 2h42’36 en NY-82. En el 85 irrumpiría la corajuda cántabra Mercedes Calleja venida desde el medio fondo que superaría el récord por tres veces hasta María Luisa Irizar, atleta vasca (vivía en un caserío), sus 2h36’28, desayunando Cola Cao con magdalenas, no son una marca baladí para 1991. Tras varias manos el récord aterrizó en Ana Isabel Alonso con la excelente marca actual de 2h26’51. Tampoco podemos olvidarnos de la gerundense Joaquima Casas (1951) que con 27 años se inició en la carrera. Del maratón pasó a los 100km; no fue la primera en esta distancia pero sí la que le dio mayor auge.

Ha habido más, pero estas son las atletas corredoras que, a mi juicio, pueden portar la vitola de adelantadas en un periodo nada fácil para un deporte femenino que pugnaba por salir del ostracismo. Gracias a esas mujeres que dejaron su rastro y a todas las que pelearon, en muchos casos sin ser conscientes de ello, hoy con más medios y con una sociedad que avanza, estamos ante un camino mucho más claro: Gracias a ellas corremos.

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...