Correr a los 40: La erótica del running

Estar en buena forma física favorece, por lo general, otras modalidades de esfuerzo físico. La agilidad, la flexibilidad, la resistencia así como la mejora de nuestra autoestima.
Virginia Lancha -
Correr a los 40: La erótica del running
Correr a los 40: La erótica del running

A los 40 pasan muchas cosas,  como que de repente le veas la erótica a cosas que antes te pasaban completamente desapercibidas; es lo que podríamos llamar “la erótica de lo cotidiano”, y claro, ¿qué más cotidiano para nosotras, las cuarentonas que corremos, que salir a trotar por esos caminos para descubrir lo sexys que nos sentimos con esas mallas de compresión y esos colores que resaltan el bronceado?,  por no hablar de lo bien rematado que nos resulta ese vecino soso que parece que se compra la ropa en un mercadillo “amish” cuando le vemos en shorts y nos enseña las piernas esculpidas a golpe de kilómetros donde, ¡Oh sorpresa!, se ha tatuado un … en fin, que me disperso… pues eso, amiguitas,  ¿por qué nos resulta erótico el running?

  • Por estética: tanto la  nuestra como  la ajena. El ritmo, el movimiento, la tensión y relajación  de la musculatura, el balanceo de  brazos o la cadencia de la zancada. El running es como una danza (con pasos limitados, esos sí) y como tal, seduce.

Admitid ese momento de estar  con tu amiga en un parque y que pase alguien corriendo y que no puedas evitar seguirle con la mirada.  Esa sensación de ver a alguien tan cómodo corriendo que pareciera que levitara. 

  • Porque después de un duro entreno nos sentimos más delgadas, fibrosas y poderosas. Al terminar la tirada, mientras recuperas la respiración, te sueles ver como un espartano de los 300 de las Termópilas y  te miras las piernas y están más definidas que nunca y el sonrojado del esfuerzo es tu mejor maquillaje. Te parece que la ropa te queda mejor después de la ducha y estás, en general, de mejor humor. ¿Hay algo más erótico que sentirse atractiva? Una persona que se siente atractiva suele resultárselo también a los demás. Después de entrenar es el momento perfecto para quedar con esa persona especial o que pretendes que lo sea.
  • Porque si corres en pareja o con alguien que te gustaría que lo fuera, acompasar el entreno, terminar sudando y ayudarse en los estiramientos posteriores puede dar lugar a una versión light-sana-para todos los públicos del Kamasutra, por no decir el ahorro de agua que supone para la economía doméstica la posibilidad de compartir la ducha….
  • Porque hay zonas del cuerpo que ataviadas con ropa de correr se convierten en reclamos eróticos, según gustos, claro. Por ejemplo, yo  tengo debilidad por los tobillos. Así, sin más explicación, por eso  si nos cruzamos por ahí y miro hacia abajo, lo más probable es que no me esté fijando en el modelo de tus zapatillas.
  • Porque el running deja a la vista el material propio y el ajeno: bien por ausencia de tela, bien por comprensión de los tejidos, el cuerpo suele verse más de lo normal y eso puede ser un excelente aliciente para salir a quemar suela. Alegrarse la vista a los 40 no es una opción, es  obligación de ley.
  • Porque estar en buena forma física favorece, por lo  general, otras modalidades de esfuerzo físico. La agilidad, la flexibilidad, la resistencia así como la mejora de nuestra autoestima, son efectos probados de la práctica de este deporte que tanto amamos y suponen un aliado perfecto para actividades de índole erótica mucho más explícita.

Podría seguir hasta mañana por la mañana, pero todos tenemos cosas que hacer así que ya sabéis:

A LOS 40 LA VIDA SE VIVE DE UNA FORMA MÁS ERÓTICA Y MENOS SEXUAL Y LO PUEDES HACER EN ZAPATILLAS.

¿Qué más podemos pedir?

Y mientras tanto… ¡que no se os olvide respirar! TRES, DOS, UNO… ¡RUN!

Virginia Lancha es autora de "En zapatillas a los 40"

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...