¡Vuelve la alegría rosa a Madrid! DE la mujer PARA la mujer

"Para la gran mayoría fue un descubrimiento y sobre todo una oportunidad", reflexiona Aurora Pérez sobre la Carrera de la Mujer
Aurora Pérez -
¡Vuelve la alegría rosa a Madrid! DE la mujer PARA la mujer
DE la mujer PARA la mujer

Llegamos a la edición… no importa el número, de la Carrera de la Mujer. Aún recuerdo con nitidez aquella primera edición, la ilusión de todas las mujeres que nos congregamos expectantes ante una novedad que los ideólogos del evento nos ofrecían con enorme generosidad.

¿Era necesario? ¿Necesitábamos las mujeres que nos guiaran, que nos dieran esa oportunidad de participar en algo exclusivo para nosotras? ¿Necesitábamos ser el 100% de algo y no el aspirado 50% que nos aseguraría la igualdad de sexos?

Pues para algunas no, ciertamente, pero para muchas, para la gran mayoría fue un descubrimiento y sobre todo una oportunidad.

Las que ya sabíamos qué era un dorsal, qué significaba correr codo con codo con otros participantes, asistíamos al acontecimiento intuyendo de antemano que aquello era algo distinto, algo con una proyección que podía ser extraordinaria.

No era la primera vez que se organizaba una carrera de estas características, pero sí la primera vez que las mujeres ajenas a la participación en carreras, pudieron considerar que aquello era de ellas y para ellas.

La sociedad inevitablemente ha cambiado, está cambiando a pasos acelerados para la mujer, ¿sigue siendo necesario? ¿Seguimos necesitando oportunidades exclusivas?

Detractores y defensores en igual medida pueden contestar negativa o afirmativamente y serán razonadas sus respuestas. Podemos disertar sobre la conveniencia de limitar a las mujeres y hurtar a los hombres la participación en igualdad de condiciones, limitando sus prerrogativas al papel de acompañante.

Podemos teorizar sin fin, limitar el debate al sí y el no o enriquecerlo con infinitas explicaciones en uno y otro sentido.

Pero además de la teoría, cuando alguien tiene una idea, cuando la bombillita que se enciende en la mente ha de plasmarse en la realidad y darle forma, cuando fuera del laboratorio de pruebas y del tubo de ensayo, cuando lejos de la mesa de redacción se pasa el filtro de la realidad, es entonces cuando las respuestas se presentan con claridad.

¿Es necesaria una carrera para las mujeres? No sé si la respuesta teórica es sí, quizá sea que no. Pero si salimos a la calle en cada edición de cada carrera y observamos, la respuesta práctica es sin duda afirmativa.

Y lo cierto es que año a año y van… no importa el número, la respuesta es, sigue siendo, mayoritariamente favorable al experimento, y la alegría rosa inunda los espacios de cada ciudad y acaba bailando sin que el cansancio haya logrado hacer mella en los cuerpos.

Por solidaridad, porque busco superarme, porque quiero mejorar, porque me lo paso bien, porque me gusta correr por las calles sin coches, por desconectar de las rutinas diarias, porque me siento a gusto, porque me encuentro bien corriendo con otras mujeres, porque disfruté mucho el año pasado, porque sí, porque me apetece…, lo cierto es que miles de mujeres han probado y aprobado la bondad del experimento.

Miles de mujeres han corrido la carrera DE la mujer precisamente porque han considerado que era una carrera PARA la mujer y han creído que lejos de teorías y discrepancias eso es un regalo PARA ellas.

 

Aurora Pérez

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...