Es imposible que no encuentres un huequecito

Te vas a quedar sin excusas para no calzarte las zapatillas. Pero si quieres seguir estirando tu temporada de sedentarismo... no sigas leyendo.
Redacción Runner´s World Woman -
Es imposible que no encuentres un huequecito
Es imposible que no encuentres un huequecito

He pensado que hoy voy a salir a correr, igual que ayer y antes de ayer... que también lo pensé”. Esto, aparte de ser un chiste malo, es una verdad como un templo. El día se llena de obligaciones: trabajo, hijos, almuerzo, compra, recaditos varios... Y, a veces por causas ajenas a tu voluntad y otras por falta de ella, hacer ejercicio se convierte en algo de lo que todos los días te acuerdas pero que casi ninguno llevas a cabo. Aquí te dejamos algunos consejos para que puedas compaginar todas tus vidas sin que ninguna de ellas salga (ni un poco) perjudicada.

 

1.Plan de la semana. Siéntate con tu agenda el domingo por la noche y elabora un programa de entrenamiento realista antes de que los espacios en blanco se llenen de otras prioridades.

 

2. Piensa en la calidad, no en la cantidad. Encontrar tiempo para una carrera de 20 minutos es fácil. Sólo hay que aprovechar cada minuto. Alterna un minuto un poco más rápido que tu ritmo normal con recuperaciones de un minuto. Corre primero cuatro minutos de calentamiento y lo mismo para enfriar después. Algo es algo, y es mejor que nada.

 

3. Madruga. No hay citas que se interpongan en el camino de un entrenamiento a primera hora del día. Total, tendrás el mismo sueño pero mucha más alegría.

 

4. Búscate un perro. ¿o no? Pero si lo haces tendrás que sacarlo sí o sí. Una vez que estás en la calle: ¡corre!

 

5. Hoy por ti, mañana por mí . Seguro que alguien puede cuidar tus hijos un rato, 30 minutitos de nada...

 

6. Llévate a tus hijos al gimnasio. Muchas cadenas de gimnasios tienen guardería. Así podrás hacer deporte mientras ellos están perfectamente atendidos.

 

7. ¿Y si vas a trabajar corriendo? Mientras todos los demás se han quedado parados en un atasco con cara de pocos amigos, tú aprovechas para hacer tu entrenamiento. Si tienes dónde cambiarte al llegar al trabajo es una forma perfecta de sacar tu tiempo para entrenar y empezar el día con energía.

 

8. Establece metas a corto plazo. Fija una cada dos semanas y mejor si es específica: "Correr tres veces a la semana durante las próximas dos semanas". A continuación, establece otra, y así sucesivamente. Esas las puedes cumplir.

 

9. Dos mejor que uno. Busca un compañero de entrenamiento regular y poneos de acuerdo sobre el tiempo, el lugar y la distancia. Si alguien está esperando que te presentes, es menos probable que pongas excusas.

 

10. Todo preparado. Deja tu outfit listo la noche anterior. Incluso afloja los cordones para que tus pies se deslicen directamente en tus zapatillas. De esa manera, vestirse para la batalla será algo muy rápido.

 

11. Empieza a correr más despacio y eso será el calentamiento. No pierdas tiempo estirando los músculos fríos antes de entrenar. En su lugar, camina enérgicamente durante unos minutos, y luego corre lentamente para iniciar tu entrenamiento.

 

12. Ten tus pantalones cortos a mano. No sabemos si lo que dice el gurú Jeff Galloga te parece buena idea:"Usa pantalones cortos como ropa interior," pero lo cierto es que es una buena forma de aprovechar cualquier tiempo muerto. Pero ojo, si llevas los shorts bajo la falda y vas en tacones... olvídate.



13. Todas tenemos un mal día... o varios. Reduce tu entrenamiento si es necesario, pero no tires la toalla porque un día no hayas conseguido sacar tiempo. Entrena, aunque sea poco (15 minutos, 10 minutos) cada dos o tres días. Si no pierdes el hábito podrás reanudar una rutina más intensa cuando estés mejor.

 

14. Sé un poco egoísta. Tienes que dar a tu entrenamiento una alta prioridad, piensa que es para mejorar tu salud física, pero también la emocional. Ya sabes: es una obligación estar sana y feliz.

 

15. Sé flexible. Si las circunstancias cambian, no pongas excusas. Si una reunión sorpresa te cancela la carrera a la hora de comer, puedes hacerlo después del trabajo. “Si realmente quieres entrenar, encontrarás tiempo", eso dice la leyenda del maratón Ron Hill. "Realmente no es diferente de encontrar tiempo para depilarse, comer o leer el periódico", añade.

 

16. Diviértete. Disfrutar de una carrera aumenta la probabilidad de que quieras empezar la siguiente.

 

 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...