¿Has pensado en abandonar en alguna carrera?

Puedes prepararte para una carrera pero hay cosas que no siempre puedes controlar. ¿Qué pasa cuándo sientes que no puedes más?
Mónica Martínez -
¿Has pensado en abandonar en alguna carrera?
¿Has pensado en abandonar en alguna carrera?

Mi primer 10k internacional. Suena prometedor. Salir de tu ciudad un fin de semana para correr siempre es una buena idea. Lo había hecho para mi primera carrera y casi cuatro años después volvía a coger una avión para disfrutar de una ciudad “ a golpe de zapatilla”.

Desde que supe que iba a participar en la #Brooks10k Champions Run empecé a prepararme para mejorar mi técnica y de paso mi velocidad. Y mi entrenadora este último mes y medio ha sido Sonia Bejarano, la misma atleta que ha ganado esta emblemática carrera por los canales de la capital holandesa. Pero a mí no todo me ha salido como lo esperaba. Os cuento.

Se puede decir que he aprovechado las 48 horas a tope y el fin de semana ha sido fantástico. Los vuelos en hora (madrugones a parte) lo cual ya es una gran noticia hoy en día , he conocido una ciudad que tenía muchas ganas de ver, pude entrar en las oficinas de Brooks que están en el mismo Estadio, hice un tour en bici con un guía muy particular  ( esto sólo lo entenderán los que hicieron el mismo tour) y compartir comidas y cenas con un grupo de gente sana y divertida que también venía a correr este 10k popular. Ese grupo de gente es representativo de todos los que corremos: siempre antes de pasar por línea de salida miro a mi alrededor e imagino lo que hay en la cabeza de cada corredor, cada uno con una historia, un objetivo, un sueño y una sonrisa esperando en la meta.

 

Así eran mis compañeros en este viaje, cada uno ha llegado al running por una circunstancia y seguimos disfrutando de cada carrera porque todos compartimos la pasión por un deporte que te cambia la vida.

 

Bajo el arco de salida en el MuseumPlein, mientras un par de monitoras intentaban motivar a los corredores a calentar al ritmo de la música yo pensaba en mi historia: era la misma de cada carrera pero mi objetivo esta vez era muy ambicioso, al menos ahora me he dado cuenta de ello porque pensaba que era un recorrido totalmente plano y salí a superar mi mejor tiempo. A pesar de haberme preparado para estos 10.000metros hay cosas que no siempre puedes controlar y quizá está vez no supe o no quise priorizar. Levantarte a las 4 am un día antes de la carrera, viajar, hacer turismo, caminar bastante, montar en bici dos horas sin tener costumbre, acostarme tarde, no cenar mi socorrido plato de pasta con atún…A todo eso hay que añadir lo que no puedes manejar a tu antojo:  el calor con humedad y los constantes toboganes de los puentes de los canales de la ciudad holandesa que me pusieron contra las cuerdas por primera vez en una carrera de esta distancia.

 

A pesar de salir con un ritmo perfecto y disfrutar del pintoresco recorrido con gente animando desde las ventanas, aplaudiendo junto a las vayas y con varios escenarios de música en directo, cada kilómetro se me hacía más difícil poder mantener mi ritmo de carrera. Paré en cada avituallamiento, bebí agua hasta en tres ocasiones ( nunca había sudado tanto en una carrera la verdad) e intenté escuchar mi cuerpo sin mirar el reloj. De hecho no sabía cuánto me faltaba y cuando entré en el Vondelpark ( algo así como el Central Park de Ámsterdam) vi a Sonia Bejarano ya subiendo de vuelta y me alegré mucho por ella porque iba la primera.  Sin embargo yo veía cómo iba bajando mi ritmo medio, ahora sí miraba el reloj buscado la distancia porque deseaba llegar a meta cuanto antes. Aún quedaban 3 km y yo ya no podía más. Reconozco que es la primera vez que se me pasa por la cabeza abandonar: estaba agotada de tanto cambio de ritmo en los canales y sabia que ya era imposible mejorar mi última marca así que esa sensación de fracaso me restaba aún más fuerzas. Pero también estaba alerta mi lado cabezota: - has entrenado duro para estar aquí y es una experiencia única correr por este trazado, no puedes tirar la toalla. ¿Qué era más importante conseguir mi objetivo en cuanto al ritmo o volver a cruzar una meta? No podía pararme. Al fin y al cabo, los populares debemos pensar que no es nuestra obligación lograr una u otra marca, es algo que hacemos voluntariamente y de lo que debemos disfrutar.

Pero en eso últimos kilómetros en los que pisábamos las vías del tranvía, la palabra “disfrutar” no era la que definía mi estado precisamente. Tenía que seguir corriendo así que decidí hacerlo como si de unas series se tratara. Un kilómetro a tope y unos veinte segundos para recuperar…en eso es en lo único que pensaba, en recuperar.

 

Cuando quedaban 700 metros la idea de abandonar volvió a mi cabeza y escuche a un Pacer que le decía a su corredor – Come on, you are not done! (Vamos no has acabado aún) así que saqué fuerzas de flaqueza (como diría mi madre) y fui a por todas. Revisé mi postura e intenté entrar dignamente en la meta porque esto siempre queda grabado …J

 

Una entrada espectacular la del RijksMuseum  con dos arcos bajo los que hacía sólo un rato había visto ganar a Sara Moreira  la Media Maratón y con un crono que no era el esperado pero que me indicaba una vez más que siempre se puede. Y sobre todo que la filosofía de #RunHappy es tan cierta como necesaria; siempre tienes que sentirte feliz porque has conseguido llegar, te has superado en una u otra forma y seguro que has aprendido mucho de tu cuerpo para la próxima.

 

Después ya muy recuperada y gracias a los organizadores del Campeonato Europeo de Atletismo tuve la suerte de ver las finales en el Estadio Olímpico, algo que emociona sin duda a cualquiera (como si vas a ver un partido de fútbol en un  gran campo) La velocidad se aprecia infinitamente mejor en directo! no tiene nada que ver con verlo por la televisión.

 

Más de 12000 corredores llegaron a meta el domingo en la capital holandesa, en el RijksMuseum  de los que un 43% fuimos mujeres. Yo quedé la 3848 del total y la 759 de las mas de 5000 mujeres. Sólo soy una historia más de todas las que sufren y disfrutan cada pisada. ¿Cuál es la tuya?

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...