Heroínas Anónimas: Ana Arjonilla

Este domingo es un día especial, el Día de la Madre, y si me lo permitís, esta semana quiero dedicar esta sección a mi madre.
Hermanas Ruano Arjonilla -
Heroínas Anónimas: Ana Arjonilla
Heroínas Anónimas: Ana Arjonilla

El próximo 7 de mayo es un día especial, el Día de la Madre, y estaréis de acuerdo conmigo en que nos debemos sentir súper orgullosas de todas las madres del universo. ¡Son nuestras mayores heroínas, siempre están ahí!

Pero si me lo permitís, hoy quiero dedicar esta sección a mi madre, Ana Arjonilla. Y quiero hacerlo junto a mi hermana, Itziar, porque aunque sabemos de antemano que nos llevaremos una ligera regañina cuando se vea aquí –nuestra mami es la discreción personificada- queremos compartirlo con todas vosotras. ¡Ainss! Nos hace mucha ilusión dedicarle este espacio, es nuestro pequeño homenaje…

Itzi y yo corremos desde que somos muy pequeñas, y aunque mis padres siempre nos han animado y acompañado en muchos entrenamientos y carreras por toda España y parte del extranjero, a ella nunca le había picado el gusanillo de correr... Bueno, de correr, ni del deporte en general… Pero hace dos años se lo propuso y desde entonces, hasta la fecha.

No os imagináis la cara de sorpresa que pusimos cuando, de pronto, un día nos contó que había comenzado a andar-correr… ¡Qué ilusión! Con más de 50 años y ahí estaba nuestra madre, ¡siguiendo nuestros pasos, acompañada de nuestro padre!

Y como todas ya sabéis, todo es empezar… Poco a poco fue mejorando, cada vez aguantaba más minutos, incrementó el ritmo… Ella misma se sorprendía de lo que era capaz de hacer… ¡Y así llegó la primera carrera de 5 kilómetros donde conoció las cuestas de nuestro querido Parque del Retiro de Madrid!

Después se sumaron otras carreras de 10 km e incluso se atrevió con una media maratón… ¡quién nos lo iba a decir!

Eso sí, para ello le aconsejamos que se pusieran en manos de un entrenador para que le guiara en sus tres días a la semana de carrera. ¡Nada de hacer locuras! Y una vez más contamos con la ayuda y paciencia de Juan Del Campo, que nos asesora y acompaña en todos nuestros retos.

Lo más alucinante es ver su capacidad de superación, verla disfrutar, escuchar cómo te cuenta sus progresos y te transmite sus ganas por conseguir nuevos objetivos. Primero fue bajar de 60 minutos en el 10k y al poco tiempo rompía la barrera de los 55 minutos para empezar a arañar segundos a los 53 minutos.

Cada entreno, cada carrera es un carrusel de sensaciones y vivencias. ¡Qué gracia cuando nos contaba, después de una de sus primeras carreras que podía haber corrido mucho más, que se había reservado demasiado al principio por si no llegaba…!

No lo podemos negar, compartir kilómetros con nuestra madre, es un auténtico privilegio y un verdadero placer, ya sea en un rodaje dominguero, compartiendo salida y meta o simplemente siendo animadoras y fotógrafas.

Ahora cada vez que nos juntamos en familia, no tardamos en que la conversación se centre en entrenamientos, kilómetros, ritmos, carreras...

En fin, que estamos súper orgullosas de ella y desde aquí, mami, te animamos a que sigas cumpliendo sueños en este deporte tan maravilloso, que sigas disfrutando de cada zancada y mantengas la misma ilusión. ¡Con tu constancia y perseverancia alcanzarás todos los objetivos que te propongas y nosotras intentaremos seguir tu ritmo con esa fuerza de voluntad y pasión que te caracteriza!

Y a todas aquellas madres del universo, ¡gracias por ser nuestro mayor regalo!

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...