Heroínas Anónimas: Cristina Pla

"Todo el esfuerzo, el sacrificio y los entrenos se quedaron en la línea de salida, aunque ahora miro hacia atrás y creo que no estaba preparada mentalmente para afrontar esta distancia, pero me dije a mí misma que antes de que finalizara el año tenía que volver a intentarlo", y así lo hizo Cristina
Cristina Pla -
Heroínas Anónimas: Cristina Pla
Heroínas Anónimas: Cristina Pla

Me llamo Cristina, tengo 47 años, estoy casada, tengo dos niñas de 15 y 12 años, trabajo fuera de casa y empecé a correr a principios de 2016.

El 31 de diciembre de 2015, como cada año, en Barcelona se corre la “Carrera dels Nassos” y mi marido participaba. Mientras estaba esperándolo en meta y disfrutaba del buen ambiente que hay en este tipo de carreras, pensé: **¿podría yo correrla el año que viene? **

Mi marido me animó a intentarlo, él siempre que me proponía ir a correr, yo siempre tenía las mismas respuestas: “yo no puedo correr” y “no tengo tiempo”, pero aquel día me lo propuso de nuevo y dije: ¿por qué no?.

Así que aquel 2 de enero, recuerdo perfectamente el día, empezó todo. Estaba agobiada, era una época de dificultades familiares, en el trabajo... y al llegar a casa decidí ponerme las bambas y salir a correr. Ese día no llegué a hacer ni dos kilómetros, cuando llevaba uno me puse a andar, pensaba que no llegaría de vuelta a casa, pero volví a ponerme a correr (por llamarlo de alguna manera) y llegué. La satisfacción que tuve conmigo misma al finalizar fue indescriptible. Aquel rato que estuve corriendo me hizo desconectar de todos mis problemas y solo pensar en mí. Sentía que había vencido al “yo no puedo”.

Busqué webs, artículos y libros de running para seguir animándome a ponerme las zapas y salir a correr. Encontré un vídeo de** Cristina Mitre** corriendo la maratón de Londres y me fascinó, ahí vi que no podía decir “no puedo”. Me compré sus libros “Mujeres que corren” y “Correr es vivir a tope de power” y me sirvieron creer que “sí puedo”.

Publicidad

Desde entonces empecé a correr dos veces por semana, a pesar de que mi marido vivía fuera de casa entre semana, y pese a que era difícil compaginarlo todo... me propuse hacerlo y conseguí correr de manera regular. Cada semana salía a correr y cada vez me sentía mejor conmigo misma, era mi momento de desconexión de todos mis problemas y así sigue a día de hoy.

Cuando llevaba unas semanas corriendo me planteé hacer una carrera de 5 kilómetros, dicho y hecho, en el mes de julio hice mi primera carrera con dorsal, fue un infierno, durísima. Me acompañó mi marido, y la satisfacción que sentí al cruzar esa meta acompañada de mis hijas compensaba todo el esfuerzo realizado.

Heroínas Anónimas: Cristina Pla

Heroínas Anónimas: Cristina Pla
Publicidad

Por ese entonces pesaba unos cuantos kilos de más y a pesar del deporte que hacía no adelgazaba, en septiembre decidí ponerme en manos de una nutricionista que me enseñó a comer de forma saludable. Con su ayuda perdí 6 kilos y lo mejor de todo es que no fue haciendo dieta, únicamente se trataba de comer bien y ese aprendizaje me ha marcado unos hábitos en la alimentación que a día de hoy compartimos toda la familia.

Heroínas Anónimas: Cristina Pla

Heroínas Anónimas: Cristina Pla

A partir de ahí hice unas cuantas carreras de 5 kilómetros y cuando me vi con la suficiente confianza decidí que era el momento de dar un paso más y plantearme hacer una carrera de 10 kilómetros que no podía ser otra que la que me había planteado un año atrás, la “Cursa dels Nassos” el 31 de diciembre. Fue duro porque con dos días de entreno a la semana era poco, pero logré preparármela bien y llegó el gran día de ponerse en la línea de salida de mi primer 10k. Estaba nerviosa, solo pensaba si llegaría a la meta, pero me salió una carrera genial. La experiencia espectacular y la sensación al cruzar la meta increíble.

Heroínas Anónimas: Cristina Pla

Heroínas Anónimas: Cristina Pla

En 2017 la confianza conmigo misma era máxima, los entrenos ya formaban parte de mi vida, mi marido ya había vuelto a casa, con lo cual disponía de más tiempo para poder salir. Empecé a entrenar en grupo donde además de correr incorporé ejercicios de fuerza que me fueron muy bien para poder correr más rápido.

Heroínas Anónimas: Cristina Pla

Heroínas Anónimas: Cristina Pla
Publicidad

Después del verano empecé a plantearme hacer la media maratón de Barcelona en febrero de 2018. Para prepararla me apunté a un club, y pasé de entrenar 2/3 días a la semana a 4/5 y como ocurre en estos casos, mi cuerpo no aguantó, y una semana antes de la media maratón me lesioné.

Todo el esfuerzo, el sacrificio y los entrenos se quedaron en la línea de salida, aunque ahora miro hacia atrás y creo que no estaba preparada mentalmente para afrontar esta distancia, pero me dije a mí misma que antes de que finalizara el año tenía que volver a intentarlo.

Una vez recuperada, volví a los entrenos en el club, busqué ayuda en un fisioterapeuta que me dijo que apenas tenía fuerza en las piernas y en los glúteos. Así que empecé los entrenos** combinando la carrera con ejercicios de fuerza**.

Una vez más había que poner a prueba mi fuerza de voluntad para madrugar un par de días a la semana y hacer los ejercicios de fuerza que me proporcionaban mi entrenador y mi fisio antes de ir a trabajar.

Publicidad

Antes del verano empecé a buscar que media maratón podía correr y escogí la de Bilbao, vi que mi sueño de hacerla este año se hacía realidad. Ha sido un camino duro, entrenos 5 días a la semana, madrugones y calor, pero sin duda el esfuerzo ha valido la pena y el día 20 de octubre me convertí en medio maratoniana. Llegué con lágrimas a la meta porque no me podía creer que la iba a cruzar, que lo estaba consiguiendo. Fue un momento mágico y muy emocionante.

Heroínas Anónimas: Cristina Pla

Heroínas Anónimas: Cristina Pla

Ahora puedo decir que no concibo mi vida sin el running y que aquello de “yo no puedo” se ha convertido en “si se quiere se puede”, yo he podido y me he demostrado a mi misma que con esfuerzo, sacrificio y persistencia uno puede conseguir lo que se proponga.

Aquellos entrenos, esfuerzo y sacrificio que crees que se quedaron en la línea de salida de tu primera media no se diluyeron Cristina... se quedaron ahí para la próxima donde lo conseguiste. Y es que "nuestro cuerpo tiene memoria" y eso fue una señal de que algo debías cambiar para poder disfrutar de esos 21 kilómetros con todas las garantías. Las lesiones nos suceden por algo, y aunque sean un disgusto en el momento, debemos siempre escucharlas y analizarlas.

A base de tesón, confianza y mucho esfuerzo has ido cumpliendo cada meta que te has ido proponiendo, ¿cuál será la siguiente campeona? Sea la que sea, podrás con ellas como con todas las demás, ¡a seguir disfrutando y superándote a tí misma!

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...