Heroínas Anónimas: Laura Irina Lara

"Correr me ha aportado lo mejor que tengo en esta vida", nos cuenta Laura Irina
Laura Irina Lara -
Heroínas Anónimas: Laura Irina Lara
Heroínas Anónimas: Laura Irina Lara

Me llamo Laura Irina y tengo 26 años. Hoy quiero compartir con vosotros mi historia, una historia de amor y agradecimiento absoluto hacia este deporte que forma parte de mi vida diaria y que vosotras, como corredoras, comprenderéis a la perfección sin tildarme de loca.

Desde pequeña se me había dado bien la resistencia y ya a los 18 años salía a correr de vez en cuando con mi padre, pero cuando realmente me “enganché” fue a los 20; mi ex pareja y yo acabábamos de dejarlo, lo estábamos pasando mal en casa debido al cáncer de mi madre y a mis problemas alimenticios, la universidad se me estaba haciendo cuesta arriba… Recuerdo perfectamente aquel día en el que pensé: “A lo mejor correr me viene bien”. Durante los 40 minutos que duré corriendo sin morirme y las dos o tres horas siguientes, los pensamientos negativos abandonaron mi cabeza.

Antes de empezar a correr, era una persona tremendamente insegura y exigente conmigo misma. Este deporte me ha hecho superar con creces lo primero y a sacar provecho de lo segundo. Ya en el segundo entrenamiento, intenté durar más tiempo corriendo que en el primero. Y así ha sido desde entonces, siempre respetando los descansos y esos días en los que el cuerpo, simplemente, “no va”.

 

Publicidad

Fui poco a poco planteándome mayores retos, hasta que participé en mi primera carrera popular: la Media Maratón de Elche 2013. Para mi sorpresa, quedé primera clasificada en la categoría junior-promesa femenino. Sí, la participación de mujeres fue escasa y mi tiempo había sido más bien mediocre, pero ese trofeo fue la materialización de la satisfacción que sentí cuando crucé la línea de meta.

Pero, como suele pasar, llegó el día en el que me estanqué. Seguía corriendo por el buen estado físico y mental que alcanzaba, pero necesitaba una motivación. Por arte de magia, oí hablar del grupo Urban Runners Club en mi ciudad y de los entrenamientos que iban a organizar, abiertos al público y para todos los niveles. Ya había oído hablar de un grupo entrenado por dos atletas ilicitanos, pero pensaba que era cerrado y que sólo podías formar parte de él si eras un “máquina”. ¡Qué equivocada estaba! Ese día conocí a mucha gente con el mismo denominador común, la pasión por correr, una pasión que une a personas independientemente de su edad, sexo, trabajo y personalidad. Disfruté de un entrenamiento dirigido por un atleta profesional, Pedro Antonio Esteso Herrera (“el Míster” para los Urbans), a quien me faltarían vidas para agradecerle todo lo que ha hecho por nosotros y la increíble evolución que hemos experimentado desde que nos pusimos en sus manos. Gracias a él, me siento capaz de todo.

 

Publicidad

Ya llevo tres años y medio en el club. En el transcurso del tiempo he conocido a gente increíble a quien considero mi familia, me he propuesto retos “descabellados” que nunca hubiera sido capaz de plantearme sola y he vivido experiencias inolvidables. Pasé de darle vueltas al río a luchar por bajar mi marca en 10k y en media maratón; superé mi primer maratón con las mejores sensaciones posibles en Valencia 2014, me inicié en el trail running y me enfrenté también a mi primer maratón de montaña, la Falco Trail 2016; y cumplí, sin duda, mi mayor reto hasta el momento, la Transilicitana 2017: 104 kilómetros alrededor del término municipal de Elche que conseguí recorrer en 13 horas 51 minutos.

Esa carrera fue, sin duda, la culminación de todas las razones por las que amo este deporte. Porque me siento libre. Porque me esfuerzo cada día por superarme a mí misma. Porque me brinda la oportunidad de conocer a gente increíble. Porque comparto momentos inolvidables con los míos.

 

Publicidad

Cuando estoy atravesando una época de mucho volumen de trabajo, pienso en la salida del fin de semana. Es lo mejor de preparar un maratón de montaña: quedar a las 6 de la mañana (estamos locos, dicen, pero a los que te cruzas a esa hora no tienen pinta de estar muy cuerdas), repartirnos en coches e ir a algún pueblo cercano con montañas altas, tirarnos cuatro horas monte arriba monte abajo entre risas, caídas y anécdotas, tomarnos una cerveza (o dos, o tres) mientras comentamos el entrenamiento y volver hechos polvo a casa. Y, durante esas horas y las que le siguen hasta el lunes por la mañana, me siento la persona más feliz del mundo.

¿Próximos retos? Bueno, en unos días nos enfrentaremos al Maratón de Sierra Nevada (hablo siempre en plural, porque nos vamos arrastrando los unos a los otros a estas maravillosas locuras): 40 km con 2730 metros de desnivel positivo y 1450 metros negativos, desde Quéntar hasta Pradollano, en plena ola de calor. Y, en unos meses, espero enfrentarme a mi primera carrera por montaña de 65 kilómetros para dar el salto a una de 100 el año que viene.

Correr me ha aportado lo mejor que tengo en esta vida. He cambiado por completo mi forma de afrontar los problemas diarios, he crecido como persona, lucho por lo que quiero y los que quiero y no me pongo límites. Gano con cada zancada que doy, con cada carrera en la que participo, con cada reto que me propongo: gano recuerdos, éxitos, seguridad, sensaciones y, sobre todo, personas. Porque siento que he ganado una familia, entre ellas a mi alma gemela, Óscar, y a su hija, Carla, por los que daría mi vida.

Por todo esto y mucho más, cuando alguien me pregunta si le recomiendo empezar a correr, sólo puedo esbozar una sonrisa.

 

Publicidad

Y nosotras solo podemos devolverte la misma sonrisa aumentada, si eso fuera posible. Gracias por compartir tu historia cargada de energía y positivismo, de esas que te “dan buen rollo” leer.

Te deseamos mucha suerte en los próximos retos y esperamos que nos cuentes la crónica de esa maravillosa carrera de montaña de 100k que conseguirás, estamos seguras, muy pronto.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...