Heroínas Anónimas: Maite Izquierdo

“El running me atrapó poco a poco y se convirtió en parte de mi rutina”, nos cuenta Maite
Maite Izquierdo -
Heroínas Anónimas: Maite Izquierdo
Heroínas Anónimas: Maite Izquierdo

Hace más de 10 años que corro. Yo era una chica de gimnasio y clases colectivas pero empecé a correr porque en verano o durante mis viajes no me gustaba abandonar el deporte.

Me costó un poco cogerle el “gustillo” porque la taquicardia inicial me hacía pensar al llegar a la esquina de la calle : “y si lo dejo.. si es que esto realmente no es lo mío”; lo bueno es que me iba acostumbrando y no me rendí, pues esa sensación pasaba enseguida. Hacía trayectos cortos, siempre 10 km y siempre el mismo recorrido, por el cauce del río Turia; a veces sola y a veces con mi pareja, con el estímulo de llegar a un punto y volver desde allí.

En unos años empezaron a animarme a participar en carreras populares y disfrutar del ambiente (al principio no había tantas como ahora) y a ir participando en distancias más largas. El “running” ya me había atrapado y se convirtió en parte de mi rutina.

 

Publicidad

Soy médico, muy trabajadora y organizada. Como la mayoría de las mujeres compagino a diario mi trabajo con mil actividades. En mi caso: el trabajo en el hospital (dirijo un equipo de varios médicos), el estudio de los casos complicados en casa, las clases que doy en la Universidad, las actualizaciones periódicas en novedades médicas, la compra, la planificación de las comidas, la supervisión de los estudios de mis hijas y un largo etécetera.

Tengo en mi casa un ladrillo con una frase que resume mi vida “more ideas than time”. Correr me ayuda a cansarme físicamente, lo cuál descansa mi mente de tantas cosas, disfruto de cada una de ellas y el tiempo que paso corriendo muchas veces lo paso repasando el día o programando lo que voy a hacer o simplemente “dejando la mente en blanco”.

 

Publicidad

Hace 3 años comencé a correr con un equipo de atletismo, el de Marta Fernández de Castro, un grupo muy heterogéneo que me ha permitido contactar con muchas personas muy interesantes y variadas con objetivos distintos en la vida pero una pasión común: correr.

Por otro lado, este deporte te mantiene joven (o eso creo yo) pues contribuye a tener hábitos de vida saludables, mantener el peso, reducir el colesterol, mantener las articulaciones y músculos y, a nivel psicológico, ayuda a vivir la vida con optimismo (las endorfinas tiene la culpa de todo). Sé positivamente que esto ha influido a muchas personas de mi entorno y les ha animado a empezar a correr, sobre todo mujeres, lo cuál me alegra muchísimo.

Este año corro mi sexta maratón en Valencia, como siempre con cierto nerviosismo porque se trata de un a prueba dura que depende de múltiples factores imprevisibles…y eso es lo que le da el encanto, el poder alcanzar un nuevo reto.

 

¡Muchísima fuerza para este domingo Maite, te mandamos nuestros mejores deseos! El sexto maratón ya son palabras mayores, tienes el recorrido dominado, en tu ciudad y con la gente volcada animando en cada calle, solo te queda disfrutarlo.

Gracias por compartir tu historia con nosotras y a seguir contagiando esta pasión a todo tu entorno y más allá.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...