Heroínas Anónimas: Mª Carmen Rodriguez

"Correr me ha dado todo lo que estos años me ha faltado, como la confianza en mí misma", nos cuenta Mª Carmen
Mª Carmen Rodriguez Butrón -
Heroínas Anónimas: Mª Carmen Rodriguez
Heroínas Anónimas: Mª Carmen Rodriguez

Soy Mª Carmen Rodriguez Butrón, vivo en Callosa de Segura (Alicante), tengo 43 años y una preciosa hija, Ángela, fruto del amor junto a mi marido Miguel Heredia, con quien formamos una familia a quien nos gusta la vida tranquila y disfrutar de todo lo que nos está ofreciendo esta maravillosa experiencia personal y deportiva como es la carrera a pie y que descubrí hace dos años.

Me atrevo a contar parte de mi historia personal, no sin antes expresar cierta vergüenza, ya que siempre me gusta intentar pasar bastante desapercibida debido a mi carácter algo reservado, pero me lanzo a esta aventura en Runner’s World Woman para contar las bondades, beneficios y cambios a todos los niveles que ha supuesto en mí esta actividad física que tanto me ha ayudado.

Desde que tenía 10 años y hasta los 13 años, sufrí acoso escolar, lo que hoy en día se llama bullying. Mi complexión física tendía a ser obesa, algo que a determinadas edades puede llegar a convertirse en un trauma cuando en los círculos personales cercanos en mi centro escolar era motivo de rechazo. Es un tema que lo llevé a mi manera, de un modo bastante reservado y que sufrí en cierto silencio. De hecho,  desde que terminé mi etapa académica en el instituto, casi no había vuelto a hablar de esto, pero hoy ha llegado el día que quiero despojarme de lo que me pesa, me estorba, y me molesta, porque el tiempo lo va curando todo; se han ido tapando cicatrices de heridas que sólo sabe cómo nos puede llegar afectar y dañar internamente quien lo sufre. Hay momentos que creo que y a nivel psicológico aún me sigue acompañando. A veces pienso que ese pesar y malestar me persiguen, pero como si de una carrera de fondo fuese y me planteo, poco a poco voy a venciendo esta prueba personal de superación y lucha constante, casi igual como esos entrenamientos que comparto con mis compañeros. Ahora mismo, mientras estoy escribiendo, siento que me estoy liberando, que está saliendo al exterior esa parte de niña risueña, jovial y con ganas de jugar que todas llevamos dentro y que en ocasiones, durante mi infancia y adolescencia, estuvo ausente.

Llevo 30 años a dieta, creo que no me queda dieta milagro por hacer, de proteínas, de batidos, de pastillas, etc… hasta hace tres años,  que enfrente de mi casa, vi que se iba a inaugurar un centro de nutrición, Nutrienforma.

Y a partir de aquí es cuando empieza mi historia deportiva y que realmente es la que quiero transmitir y que pueda ser útil y significativa para las personas que me puedan estar leyendo. Deseo contar mi historia, porque correr me ha dado todo lo que estos años me ha faltado, confianza en mí misma, poder mirarme a un espejo sin complejos  y ganar personas y formar parte del grupo de Enforma Runners, porque todos ellos son como mi familia y ese apoyo moral y personal que tratamos de transmitirnos entre todos.

Me puse a correr hace dos años para perder peso y acabar con esas secuelas a consecuencia del acoso escolar sufrido. Secuelas como la desconfianza, baja autoestima, inseguridades, miedos, ansiedad… las cuales he vencido junto a mi grupo-familia de Enforma Runners, con quienes me reúno normalmente dos días a la semana para realizar sesiones de entrenamiento dirigidas por nuestro “míster” Pedro Esteso.

Y como a todo intento sacarle el lado positivo, gracias a que dejé de fumar, subí de peso y esta “consecuencia” me llevó conocer a mi dietista Mª Luz Esteso Herrera (nosotros la llamamos “la jefa” cariñosamente), la gran culpable de parte de todos mis cambios, la persona que me recibió por primera vez en una de sus primeras consultas y con quien he compartido sus aventuras profesionales y nos hemos apoyado mutuamente en nuestras vidas y también animé y apoyé a siguientes proyectos como el grupo de entrenamiento y el Centro deportivo ENFORMA junto a su marido Ginés Estañ.

Tras unos meses de entrenamiento, en Enero de 2016 me enfrenté a mi primera carrera, una prueba de 8 kilómetros en mi pueblo con todo lo que conllevaba ponerte a correr con un dorsal por las calles que a menudo recorro andando. Fue un día duro y difícil, ya que no la pude terminar porque vinieron mis miedos a mi cabeza y tiré la toalla. Confieso que lo pasé muy mal al abandonar, una mezcla de sensaciones llenas de impotencia y nervios que me hicieron quedarme casi sin energía. Pero no podía dejar que me vencieran los pensamientos negativos, quedó algo pendiente en mí. Lo volví a intentar dos meses después, era la misma distancia de 8 kilómetros en Orihuela (Alicante), esta vez sí cruce la meta junto a mi compañero Gines Estañ, que estuvo a mi lado y me animaba hasta el final, esa sensación de cruzar la meta por primera vez fue inexplicable y siempre la tendré en mi memoria como victoria personal para dejar atrás algo que me perseguía y hacía que pesar mi cuerpo más de lo que debía y no me refiero a esos kilos de más que poco apoco he ido perdiendo.

Y este enero volví a enfrentarme a la misma carrera de Navidad de Callosa de Segura que no termiée, aún habiendo hecho otras carreras la cabeza me volvió a decir que no podía, volvieron los miedos, pero esta vez  junto a mí corría una compañera, Alba Martinez, que le pasó lo mismo que a mí… Entonces nos cogimos de la mano  y terminamos los 8K en mi pueblo, quedando 2ª  en mi categoría veteranas A local, algo que ha sido el punto de inflexión para tener más claro aún no dejar de correr.

Ya me considero que estoy totalmente enganchada a este deporte, que ya es una forma de entender la vida y que también trato de compartir junto a mi marido Miguel, quien me apoya y anima en todo. Las siguientes carreras las he cruzado con alguna de mis compañeras como Pilar Guirao, y siempre sabe mejor cogidas de la mano, y cuando veo cruzar algún compañero la meta por primera vez como Edu Alonso, me sigo emocionando. Los llevo a todos en lo más profundo de mi corazón, ellos me nombraron y me llaman “La Capi”, y yo trato de protegerlos, ayudarlos, animarlos estar con ellos sintiéndolos parte de mí. Sirva mi mayor reconocimiento  a todos y cada uno de mis compañeros Enforma Runners por todo lo que suponen en mi vida.

Actualmente, entreno dos o tres veces por semana junto al grupo de Enforma Runnes, he recuperado la confianza en mí misma, me quito el estrés poniéndome las zapatillas y la música. Aunque esté cansadísima tras el entrenamiento, termino relajada y mi ánimo se viene arriba. Ahora mismo, que ya estoy casi en la fase final de una pequeña lesión como es una periostitis, ya me he podido dar cuenta que se pasa mucho peor viendo a los compañeros y animándolos desde la grada que cuando estoy con el dorsal puesto; por eso sé que ahora mismo voy a volver a estar con ellos para subir cuestas en San Roque, realizar nuestras rutinas de ejercicios de técnica de carrera o ponernos al día de nuestras cosas de chicas durante el calentamiento o decidir a qué carrera nos vamos a inscribir para pasarlo genial entre todos.

Cuando decido ponerme un dorsal para correr me pongo nerviosa toda la semana, la sensación de miedo me viene, lo reconozco, intento no pensar en el fracaso y hacerlo en el momento de cruzar la meta.

Para mí, correr es un modo de vida para poder estar feliz y satisfecha, he ganado en mi vida personas maravillosas que nos apoyamos unos con los otros y amigos para siempre. Nunca hubiera pensado que sería corredora. Una puede ser lo que quiera ser con motivación, actitud y esfuerzo.

Gracias a Runners World  Woman por dejarme este hueco de exposición y relato de mi vida que espero que en alguna parte pueda ayudar a las personas a las que les persiguen o luchan contra cualquier tipo de miedo. Por mi parte, espero seguir creciendo como corredora y deportista y seguir cumpliendo sueños de niña en forma kilómetros y sonrisas. 

 

Muchas gracias a ti Mª Carmen por contarnos tu experiencia personal de motivación y superación, ¡estamos seguras de que en efecto, tienes una gran fuerza interior para superar todos los obstáculos y miedos!

Deseamos que sigas disfrutando y cruzando metas en este deporte y en la vida.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...