Heroínas Anónimas: Mayte Navarro

"Siempre me hubiese gustado correr pero, a pesar del gimnasio y las dietas que varias veces comencé y luego abandoné; me sentía con un problema que me tenía paralizada: soy de cadera ancha y pierna gruesa.", nos cuenta Mayte
Mayte Navarro -
Heroínas Anónimas: Mayte Navarro
Heroínas Anónimas: Mayte Navarro

Me llamo Mayte y tengo 47 años; estoy casada y soy madre de dos hijos de 16 y 13 años.

Cuando me propusieron contar mi historia para “Heroínas Anónimas”, pensé que yo sólo daba el perfil para la segunda palabra de la sección. Es decir, anónima. Pero, ¿heroína…yo?

Con un poco más de calma, pensé que lo mejor que podía hacer era contar mi pequeña historia, sin mayor pretensión que hacer ver que es posible conseguir aquello que te propones si estás dispuesto a hacer el esfuerzo que conlleva.

Llevaba varios años en un gimnasio. Me encontraba bien; pero pasaba el tiempo y sentía que necesitaba un cambio, una nueva ilusión que acabase con mi sana pero insuficiente rutina deportiva.

También salía a caminar y, en muchas de estas caminatas, me cruzaba con gente que corría. Cada vez veía más mujeres, muchas de ellas de mayor edad que yo. A mí siempre me hubiese gustado correr pero, a pesar del gimnasio y las dietas que varias veces comencé y luego abandoné; me sentía con un problema que me tenía paralizada: soy de cadera ancha y pierna gruesa. Vamos, lo que viene a ser una mujer con curvas (jajaja).

Decidí acudir a una nutricionista. En su programa, combinar la nutrición con el deporte era fundamental. Así es como conocí a Mari Luz Esteso (nutricionista) y a Ginés Estáñ (monitor de las clases dirigidas del gimnasio), dos grandes profesionales y grandes personas a quienes les estoy muy agradecida por haberme ayudado tanto en esos momentos en los que yo necesitaba un cambio.

Publicidad

Al poco tiempo, me ofrecieron apuntarme a un grupo de iniciación para empezar a correr desde nivel 0. Y aquí comienza mi verdadero cambio y el motivo por el que hoy escribo estas palabras.

Comencé los primeros entrenamientos con muchas dudas de si sería capaz de conseguir eso que tantas veces había deseado y nunca me había atrevido a hacer. Algo tan sencillo como correr, para mí era impensable.

Tuve la suerte de que este grupo de iniciación al running lo entrenaba Pedro Antonio Esteso Herrera, un atleta profesional. Con él aprendí a correr. Puedo decirlo así, porque yo no había corrido nunca antes, y él me enseñó la técnica de carrera. A él le estoy súper agradecida por haber sabido transmitirme y contagiarme su pasión por este deporte.

En muy poco tiempo, pasé de correr un minuto y descansar otro, a aguantar cada vez más y darme cuenta que lo que me había impedido correr anteriormente no habían sido mis piernas, sino mis miedos y las limitaciones que yo misma me ponía.

Heroínas Anónimas: Mayte Navarro

Heroínas Anónimas: Mayte Navarro

Y en cuatro meses ya estaba yo inscrita en mi primera carrera de 5k, ¡no me lo podía creer! Cruzar esa primera meta fue una experiencia increíble e inolvidable para mí. Desde entonces, mi motivación ha ido aumentando y ya he participado en carreras de 7 y 8k. Y mi próximo reto son los 10 km de Valencia que correré este año.

Heroínas Anónimas: Mayte Navarro

Heroínas Anónimas: Mayte Navarro
Publicidad

Junto al equipo profesional, también ha sido fundamental el grupo de compañeros con los que he compartido las sensaciones que este deporte permite experimentar: compañerismo, esfuerzo, satisfacciones, ánimos en los momentos difíciles, etc. A ellos, mis más sinceras GRACIAS.

Heroínas Anónimas: Mayte Navarro

Heroínas Anónimas: Mayte Navarro

En el aspecto personal, correr me ha hecho sentirme mejor en muchos aspectos de mi vida. Haber superado mis miedos iniciales ha hecho que me sienta más segura de mí misma, y esto hace que mis relaciones con mi familia y mis amistades también hayan mejorado.

Heroínas Anónimas: Mayte Navarro

Heroínas Anónimas: Mayte Navarro
Publicidad

Para mí, la victoria es la satisfacción de ver lo que he conseguido desde mis primeras zancadas hasta hoy. Por eso, espero que mi “pequeña historia” pueda servir a otras personas a que se animen a experimentar todo lo que el running puede aportar.

Saludos y… ¡a correr!

Tu GRAN historia ayudará a muchas mujeres, con los mismos miedos que tú, a plantearse comenzar a correr Mayte, muchas gracias por acercarnos tu historia. Verbalizar nuestros sentimientos negativos nos ayuda a superarlos; en ocasiones nos da vergüenza, temor y nos hacen ver un muro gigante donde solo hay una piedra que podemos atravesar con esfuerzo y tesón.

Estás en el mejor camino, disfrutando de cada zancada, de cada meta y de todas las que quedan por llegar... la primera esos 10 km de Valencia donde conseguirás un nuevo reto rodeada de toda tu familia atlética, ¡a por ello campeona!

Publicidad
Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...