Heroínas Anónimas: Yaiza Blázquez

Un día aposté por el "¿te acuerdas?", y no por el "¿te imaginas?", nos cuenta Yaiza
Yaiza Blázquez -
Heroínas Anónimas: Yaiza Blázquez
Heroínas Anónimas: Yaiza Blázquez

Hace ya 9 años que llegó Hugo, me decían que para cambiarlo todo…. “Todo te va a cambiar, ya no tendrás el tiempo de antes ni serás la de antes, esa tripita… nunca volverá a ser la misma”, escuchaba una y otra vez. Y lo peor, es que te lo digan mujeres resignadas a que eso es así porque “es lo que hay”.

¿La de Antes? Sí, soy la de siempre y, ¡mejor! Me empeñé y mucho, para entre ser abogada autónoma (donde el sinónimo de la baja por maternidad no existe para ti, ni te preocupes en preguntar), compañera de vida –no hubiera sido posible sin ayuda- y entre “teta y teta”…  volver a tener mi espacio. Y que ellos, sí hablo en plural ya que también llegó Malena (ya tiene 7 añitos), aprendieran desde pequeños a convivir con “mi espacio”…

Así que empecé. Me negaba a resignarme a tomar café con otras mamis mientras esperaba a que hicieran sus actividades extraescolares, siempre deportivas, y encontré mi espacio para recuperarme y volver a entrar en aquellos vaqueros tan monos, pero demasiado estrechos para mis nuevas caderas de mami.

Al poco de “cerrar la fábrica de bebés” busqué un entrenador personal, en una época en la que no era nada común tenerlo; necesitaba recuperar a esa “de antes”, y para eso había que subirse sí o sí a la cinta. ¿Correr? No, mira eso no… Inventa otra cosa… Al principio, corriendo y caminando… Roja como un pimiento, seguí todos los días que me dijo “toca cinta” y me apunté a mi primera carrera porque se empeñó ya que él la organizaba, 5km en los creí morir… Él, es Pablo (Pablo Almeida Entrenamiento), quien sigue siendo mi entrenador desde entonces, me acompaña, me anima y cree siempre en mí... por muy loco que sea el siguiente objetivo, me dice que puedo y puedo.

Esa carrera fue la primera vez que salí a la calle a correr, antes solo me atrevía en la cinta y de ahí, yo sola empecé a correr en la calle y a unir mi pasión por la fotografía con hacer kilómetros; ahí aún no sabía nada de #EquipoFosforitoRunner… Hacía fotos que subía a Facebook poniéndole a mis amigas “RunRun” para que supieran que esas fotos solo se podían captar mientras disfrutaba con mi “RunRun”… y así empecé a correr, y a ir por otros sitios y cada día más lejos, buscando una nueva foto.

 

Publicidad

Hasta que un día descubrí un cartel donde se anunciaba la primera edición de LPA Nightrun y me apunté, sola, a correr mis primeros 10Km; y en la siguiente prueba, nota de lo impulsiva que soy… a mis primeros 21km en la Gran Canaria Maratón, a lo que muchos me dijeron que si estaba loca.

Sí, suena a “nueva runner”, no a una corredora entendida de toda la vida, no lo soy ni pretendo serlo, pero descubrí que me apasionaba. No soy rápida pero tengo cabeza para aguantar, hay quien dice que no ha visto persona más cabezota que yo y si bien es cierto que el tiempo me ha demostrado que hay que entrenar bien, cuidarse y descansar, no pienso dejar de disfrutar corriendo lo que me apetezca, el día que se te olvide correr y solo pienses en entrenar, vendrán los problemas.

Y en medio del lío me metí en alguna que otra carrera de obstáculos, y además de divertirte como si fueras de nuevo niña, ver como si eres capaz de superarlos, es una sensación increíble.

 

Publicidad

Algo que tenía claro es que quería correr una maratón, y lo hice el año pasado aquí en mi ciudad, Las Palmas de Gran Canaria. Aquí porque sería el único lugar dónde tendría a la mayoría de las personas que me quieren, que me apoyaron día a día y aguantaron todas mis charlas sobre lo duro del entrenamiento… que fueron muchas… y no solo me animaron a hacerlo, sino que aquel día me demostraron su apoyo estando todos pendientes de mi esperándome en meta porque sabían que lo lograría.

La maratón hay que entrenarla y mucho. Es la única manera de conseguir que el día que toca correrla, sea una verdadera fiesta, un paseo. Y que las semanas después, sigas entera para poder celebrarla.

Para no chiflar más a mi familia con mi locura, logré sacar fuerza de voluntad para estar a las 5:30h de la mañana y cumplir con todos y cada uno de mis entrenamientos por la Playa de las Canteras. Y es que de verdad os digo que hacer series y lo que toque ese día, cuando aún la ciudad no ha despertado, no lo olvidaré en la vida. Lograr regresar a casa aún de noche antes de que nadie se hubiera despertado aún, suponían horas menos de niños preguntándose porque su mami siempre está corriendo y un excepcional tiempo para mí.

Y eso sí, dispuesta y feliz con el deber cumplido para darlo todo el resto del día, empezando por dejarlos en el cole, como si mami viniera de dormir… ¡y a currar! Y lo mismo para las tiradas largas del finde, hay que salir temprano muy temprano, y después disfrutar del domingo en familia como si realmente las piernas no te dolieran, aprendí a disimular muy bien. Pero en serio, compensa, es una satisfacción absoluta.

 

Publicidad

Y así empezó una nueva vida de mamá, trabajadora y “RunRunGirl”… soy un caracol, llevo todo lo que necesito en mi coche para dejar a los niños en el cole, irme a trabajar y donde la vida me pare o me de tregua, cambiarme y correr, si puede ser cerca del mar siempre mejor, por favor. Un baño, que nuestro maravilloso tiempo nos lo permite todo el año y a continuar.

Así no hay excusas, antes de que te des cuenta, te has puesto las zapas, te has quitado la ropa de mujer trabajadora, dejas en el maletero el bolso lleno de objetos infantiles que no son tuyos ni los usas, pero siempre vas cargada con ellos porque ni tiempo tienes para vaciar ese pesado bolso… el agua, la merienda, algún dibujo con un enorme corazón rojo y un Te Quiero Mami… y pillas tu música, la de antes y esa de ahora que te hace sentir tanto, y te evades, empiezas a correr y a ir lejos, y ese es tu tiempo, no es el de nadie más, organizas o bien desconectas de todo, según te dé, es tu tiempo… y haces con él lo que te dé la gana, y ¡disfrutas, te prometo que disfrutas!

 

Publicidad

Solo entre corredores nos entendemos, eso lo sé, pero empiezas a querer descubrirle a tu entorno, seguramente dando demasiado la lata, que correr es genial, y lo mejor es que se puede hacer con amigos, en familia y solo, cada día tiene su momento… Siempre que puedo los niños corren conmigo, la San Silvestre no nos la perdemos desde entonces.

 

Publicidad

Y de correr sola, empecé a conocer a las que ahora son mis maravillosas amigas “Las RunRunGirls”. Nos habíamos visto en el gimnasio y quedamos para correr juntas el finde, nos apuntamos a una carrer, empezamos entre risas a quedar los findes. Ciertamente lo más divertido siempre ha sido el antes y el después, hablar de la semana, saber que lo que nos pasa a todas… el hacernos el #selfie del día juntas y de ahí en lugar de poner en los post de Facebook RunRun, la cosa pasó a RunRunGirls, y a lo que ahora somos RunRunGirlsAndTheMisters, un total de alrededor 30 personas con niños incluidos.

Juntos empezamos a descubrir que lo nuestro es correr y disfrutar, vivir experiencias únicas y muchas que descubrir también fuera de nuestra maravillosa isla, y así empezamos a escaparnos algún que otro fin de semana al año: Madrid, Valencia, Barcelona, San Sebastián, Lanzarote.

 

Y llegó el Sueño… ¡Nueva York! Sí, Nueva York. Y allí nos plantamos el año pasado, llenas de ilusión; fue increíble, un sueño mágico y maravilloso. Es difícil explicar cómo se puede llegar a correr tantos kilómetros y no querer que se acabe; entrar en Central Park y querer volar, y volar… pero como digo, para disfrutar hay que entrenar y sufrir antes durante muchos kilómetros. Y es que entrenando una maratón, se sufre, no te voy a engañar. Hay que sacar tiempo de donde parece que no hay, hacer mucho trabajo de fuerza porque correr no es solo correr y por supuesto, seguir una buena alimentación. Apuesta por tener un entrenador, es la única manera de llegar y disfrutar.

Para mi Nueva York fue mi sueño y mi victoria, de aquellos sueños que nunca diste por perdidos. Un día aposté por el ¿te acuerdas?, y no por el te imaginas? Y así llegó Nueva York, con un impulso, así soy.

 

Publicidad

Ahora estoy empezando en la montaña gracias al maravilloso y mágico descubrimiento que me llegó por sorpresa un día. La Transgrancanaria yo ya la conocía pero no me había atrevido a correrla; y alguien me dijo que me apuntara que era capaz de hacerla ydebí pillar el último dorsal de la modalidad Promo (17Km) pues al día siguiente se cerraron las inscripciones. Y lo cierto es que se ha convertido en mi favorita, acabo de hacerla y ya sueño con la siguiente. Para mí y para muchos tiene un duende especial, es mágica y un orgullo para los canarios.

 

Publicidad

No siempre apetece correr, es cierto, pero solo pensar en todo lo que te proporciona el después, hará que pongas toda la voluntad para que este deporte te dure toda la vida.

Después de leerme, no digas que tú no tienes tiempo, siempre tienes tiempo. Es cierto que a veces, muchas veces, no llego a todo, pero lo intento día a día. Nadie dijo que fuera fácil pero te aseguro que merecerá la pena.

Poco a poco, llegarás lejos. ¿Quién me hubiera dicho a mí que algún día estaría contando mi historia de “RunRunGirl” para Runner’s World Woman? Aún recuerdo el primer número que me compré, para ver si me iba enterando de lo qué va todo esto…

Ah! 44, si te los estabas preguntando, tengo 44 años.

 

¡Menuda súper inyección de energía y motivación nos has dado Yaiza! Muchas gracias por contagiarnos tu espíritu de superación, de contarnos la realidad de lo duro que puede llegar a ser, en ocasiones, pero que la satifacción del durante y después siempre merecerá la pena... De lanzarnos a intentarlo, a probarlo, a sacar tiempo para "nosotras" y exprimirlo al máximo.

Y especialmente de disfrutar de correr con todas su letras, de todo lo que implica; sola o acompañada, rápido o despacio, con retos o sin ellos, muchos o pocos kilómetros... Mucho ánimo en tus futuros retos Yaiza, sabemos que no se te resisitirá ninguno.

Publicidad
Te recomendamos

La premiada Ride de Saucony, llega ahora con ISOFIT, mejora el ajuste y la amortiguac...

Vuelven las míticas 890v6 de New Balance, unas zapatillas versátiles y equilibradas q...

La práctica deportiva siempre se asocia a este tipo de dolores, pero has de saber que...

Cambia tu relación con la ciudad con la Yamaha NMax...